Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Ácido fólico, una vitamina para madres gestantes y fértiles, y aliada de la prevención de defectos

Ácido fólico, una vitamina para madres gestantes y fértiles, y aliada de la prevención de defectos
Miércoles, 27 Febrero 2008 - 10:55am
0

Comentarios

Comparte este artículo

Hace parte del complejo B, debe ser consumido por la futura madre 2 meses antes de quedar en embarazo y máximo hasta la semana 13 de gestación, cuando termina la formación del embrión.

Previene anomalías de nacimiento en el cerebro y la médula espinal del niño (defectos del tubo neural); incluso, mejora la salud de las arterias de la madre y la función cognitiva de las personas adultas.

Es el ácido fólico, una vitamina que debe ser consumida por las mujeres en edad fértil o que planean quedar en embarazo en meses posteriores, para reducir el riesgo de que el niño nazca con enfermedades congénitas que pueden causar minusvalías, como tetraplejía (parálisis de las cuatro extremidades) o problemas urológicos o renales.

Los defectos del tubo neural en el feto, comúnmente asociados a bajos niveles de ácido fólico en la madre, son: espina dorsal abierta en alguna de sus vértebras, anencefalia (subdesarrollo del cráneo y del cerebro del recién nacido) y espina bífida (responsable de discapacidad infantil).

Además de ser ingerida antes del embarazo, esta vitamina previene otros defectos de nacimiento, como paladar hendido y labio leporino. Así lo demostró una investigación realizada el año pasado por el Instituto Nacional de Ciencias Ambientales de la Salud, en Carolina del Norte (Estados Unidos), según la cual el riesgo disminuye hasta en un 40 por ciento.

Ni exceso, ni déficit“Es ideal que la mujer consuma una dosis de 400 a 1.000 microgramos diarios de ácido fólico desde que acude a la cita preconcepcional con el ginecoobstetra y hasta los tres meses de gestación, pues el embrión termina su formación en las semanas 13 y 14. Luego de esta época, la vitamina tiene efectos casi nulos, así se sobrepase la dosis límite”, explica Fernando Laverde, ginecoobstetra de la Clínica de la Mujer.

Y es que, en algunos casos, el exceso aumenta las posibilidades de embarazo múltiple.

En 2006, expertos del Instituto de Investigación Rowett y de la Universidad de Aberdeen, en Reino Unido, encontraron que las mujeres que se someten a fertilización “in vitro” y sobrepasan la dosis indicada de ácido fólico con el fin de beneficiar el desarrollo neural del bebé, tienen más posibilidades de desarrollar un embarazo gemelar, seguramente porque el ácido aumenta la posibilidad de que los dos embriones sobrevivan.

Por su parte, “su deficiencia durante los nueve meses se ha asociado con un aumento del riesgo de aborto, parto prematuro, bajo peso al nacer y retardo en el crecimiento fetal”, indica la nutricionista Claudia Angarita.

¿Al supermercado o a la farmacia?Las verduras de hoja verde oscura tales como el brócoli, los espárragos y las espinacas son fuentes naturales de ácido fólico. Las carnes magras, el hígado, riñón, los fríjoles, el tomate y algunas frutas como la naranja, fresa y papaya también contienen esta vitamina. Ciertos productos empacados como cereales, harinas, arroz o pastas son buenas opciones, siempre y cuando sean fortificados. El consumo de estos alimentos debe ser en cantidades considerables, ya que las vitaminas del complejo B no se almacenan en el organismo y tienen que ser reemplazadas diariamente con los alimentos mencionados. Es necesario aumentar su ingesta 2 meses antes de iniciar la gestación, pues los requerimientos nutricionales aumentan de 400 microgramos diarios del ácido, para una mujer que no está en embarazo, a 600 y hasta 1.000 microgramos, para la gestante.

Si la dieta y el estado nutricional de la madre son óptimos, se evalúa la suplementación. No obstante, los multivitamínicos prenatales combinan varios minerales, oligoelementos y vitaminas; desde el punto de vista médico, el consumo de tabletas de ácido fólico es el único que tiene justificación. “Los mutlivitamínicos no son muy recomendables, pues se desperdician ciertos componentes. Por ejemplo, incluyen hierro, que debe ser consumido en cantidades extra solo en caso de presentar anemia, y calcio, que solo es recetado si la mujer sufre descalcificación ósea. Se dice que durante la gestación hay que tomar calcio, pues previene la preeclampsia, pero esto no tiene sustento médico ni científico”, dice Laverde.

Por Pilar Bolívar CarreñoRedactora ABC del bebé

Temas relacionados:

Algunas bondades del ácido fólico y qué relación tiene con el ADN

Herramientas

Esta calculadora te ayudará a determinar cuál es tu peso ideal, fundamental antes y después de concebir.
Calcula los días más fértiles de tu ciclo; este dato te será muy útil a la hora de concebir tu hijo.

Publicidad