Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Animales con poderes curativos

Animales con poderes curativos
Lunes, 4 Diciembre 2006 - 5:32pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

En esta historia, los animales son los protagonistas. Pero no es una fábula en la que el lobo se come a una niña y a su abuelita. Es un relato en el que las mascotas ayudan a manejar las discapacidades de los niños, sus problemas de motricidad y comportamiento.

Los animales pueden constituirse en un complemento ideal para el desarrollo de los pequeños, tanto en la parte física como afectiva. Además, se convierten en un factor estimulante. Los niños que se crían junto a mascotas muestran un aumento en la confianza en sí mismos y en su autoestima. También, aprenden a cuidar a otros, establecen vínculos con la naturaleza, se vuelven más cariñosos e incentivan su comunicación no verbal, entre otros beneficios.

Precisamente, en el último tiempo se han empezado a usar terapias especializadas, en las cuales se emplean diferentes animales para la recuperación y el tratamiento de enfermedades, malformaciones, discapacidades o problemas de conducta.

Con el término ‘Pet Therapy’ se ha denominado el método que emplea a perros, gatos, caballos, conejos y hasta delfines para curar trastornos. No está restringido a alguna edad, pero se usa principalmente en niños.

El tratamiento es coordinado por un equipo médico multidisciplinario compuesto por sicólogos, pedagogos, pediatras, fisioterapeutas, entrenadores de animales y veterinarios. La importancia de esta terapia radica en que los resultados se evidencian más rápido, convirtiéndose en una opción o un acompañante de los procedimientos médicos comunes. Este método se ha utilizado para tratar niños con síndrome de Down, displasia de cadera, atrofias musculares, hiperactividad, problemas de aprendizaje, parálisis cerebral y autismo, entre otros.

Sin embargo, no solo sirve para pequeños con discapacidades, sino también para aquellos que sólo quieren un estímulo.

Caballos terapeutas

Una de las técnicas más usadas es la hipoterapia, una alternativa terapéutica basada en la utilización del movimiento del caballo para tratar afecciones físicas y sicológicas.“La hipoterapia marca los patrones de marcha en el cerebro de los niños y busca que el cuerpo se organice para empezar a hacer las funciones que por alguna razón están limitadas”, afirma Gustavo Palomino, neuropsicólogo de la Fundación Centro Colombiano de Hipoterapia.

Para este tipo de tratamiento se emplean caballos entrenados especialmente, teniendo en cuenta la raza, el comportamiento del animal y su temperamento. Se usan aquellos de trote cruzado, pues tienen el mismo patrón de marcha que los seres humanos.

Algunos pediatras o instituciones médicas ya están formulando la hipoterapia y remiten a los niños a lugares como la Fundación Centro Colombiano de Hipoterapia. Allí, un equipo médico constituido por fisioterapeutas, sicólogos e instructores evalúa al paciente y diseña un tratamiento adecuado.

Después se elabora un circuito de ejercicios para realizarlos en sesiones de una a tres horas. “De acuerdo con cada paciente hay un método de entrenamiento. Aunque no hay un ‘menú’ específico, la idea es estimular la motricidad fina y gruesa y desarrollar el equilibrio, la percepción, la atención, la coordinación visual y la postura”, asegura Palomino. La hipoterapia, por ejemplo, se ha convertido en una opción para tratar la displasia de cadera en los niños, pues con sesiones de 15 minutos, tres veces a la semana, durante 60 días, se puede mejorar o retrasar la cirugía. “En ningún momento estamos diciendo que es mejor que los otros métodos; simplemente, es una alternativa más rápida”, sostiene el neuropsicólogo.

Así mismo, Jeannette Rosas, terapeuta especializada en equinoterapia, opina que con esta técnica se estimula todo el cuerpo al tener contacto con el lomo del caballo y recibir su calor. “Lo ideal es que los niños estén con la menor ropa posible para que sientan más al animal, y de esa forma aprovechar los estímulos para mover las piernas, las manos, el tronco y la cabeza”.

Para potenciar el tratamiento, ella introduce en las sesiones una serie de masajes y estiramientos para mejorar la relajación. Además, incentiva el cariño hacia el caballo y establece un momento para acariciarlo y darle de comer.

En definitiva, el caballo sirve de terapeuta y es una herramienta más para ayudar a solucionar los problemas físicos y mentales de los niños.

Beneficios de la hipoterapia

Estimula el desarrollo psicomotor. Mejora el equilibrio y la movilidad. Estimula la socialización. Corrige problemas de conducta. Mejora la tonicidad muscular. Favorece la circulación sanguínea. Desarrolla el respeto y el amor hacia los animales. Favorece el comportamiento. Es una actividad lúdica, que se realiza al aire libre, y el niño la acepta mejor.

Herramientas

Te ayudará a llevar el registro de las vacunas que debes aplicarle a tu hijo en cada etapa de crecimiento. Esta herramienta está asociada a la información de los hijos registrados.

Publicidad