La progesterona ayuda a reducir el riesgo de parto prematuro

Con el meta-análisis se podrían evitar nacimientos antes de tiempo.

Foto:

 -

Por: Reuters
diciembre 19 de 2011 , 10:42 a.m.

El tratamiento con un gel que contiene la hormona progesterona puede disminuir más de un 40 por ciento el riesgo de nacimientos prematuros en las mujeres con cuello uterino muy corto, según indica un nuevo análisis. El llamado meta-análisis, que reúne resultados publicados de cinco ensayos clínicos amplios, mostró que el tratamiento con un gel vaginal ayuda a prevenir los nacimientos antes de término en el 42 por ciento de las mujeres con cérvix -o cuello uterino- corto, un factor de riesgo clave de los partos prematuros

El tratamiento también redujo la tasa de problemas de respiración y la necesidad de colocar al bebé un respirador, reveló el equipo. El análisis incluyó datos de cinco ensayos clínicos con 775 mujeres y 927 bebés.  El doctor Roberto Romero, jefe de investigación en perinatología de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, dijo que el análisis 'brinda evidencia convincente' de que la progesterona vaginal previene los nacimientos antes de término y reduce las tasas de muerte y hospitalización en bebés cuyas madres tienen cérvix corto. 

Romero y otros científicos estiman que los controles por ultrasonido de rutina y el tratamiento con progesterona para las mujeres con cérvix corto podrían evitar hasta 45.000 nacimientos prematuros en Estados Unidos, lo que ahorraría más de 500 millones de dólares en costos sanitarios. 

La progesterona es una hormona natural producida por los ovarios y la placenta, y se ha utilizado durante más de 15 años para ayudar a las mujeres a llevar a los bebés a término luego de una fertilización in vitro.  Los médicos sospechan que las mujeres con un cérvix corto, que es la parte del útero que se abre y se acorta durante el trabajo de parto, no tendrían suficiente de esta hormona, y que administrarla durante el embarazo en forma de gel ayuda a prolongar la gestación. 

Los resultados de este análisis 'tienen el potencial de generar un cambio radical en la práctica obstétrica en Estados Unidos y Europa y finalmente en el resto del mundo', dijo el doctor Thomas Garite, editor en jefe de American Journal of Obstetrics and Gynecology, que publicó el estudio en internet.  "La prematuridad es la principal causa de muerte y daño en los bebés recién nacidos y pese a enormes esfuerzos, no se ha logrado impactar en la tasa de partos prematuros, que en verdad han aumentado en los últimos años", agregó Garite. 

El análisis suma evidencia a estudios previos que sugerían que la progesterona ayuda a prevenir la prematuridad.  En base a los últimos hallazgos, los investigadores señalan que las mujeres embarazadas deberían realizarse controles rutinarios por ultrasonido para detectar un cérvix corto entre las semanas 19 y 24 de gestación. 

Las mujeres que se tengan este problema deberían ser consideradas para recibir la terapia con progesterona.  Alrededor de 12,9 millones de nacimientos en todo el mundo se producen antes de término, es decir previo a la semana 37 de gestación, incluidos 11 millones en Africa y Asia, 900.000 en América latina y el Caribe, 500.000 en Europa y otro medio millón en Estados Unidos. 

El nacimiento prematuro eleva el riesgo de muerte en el primer año de vida del bebé, y de que el niño experimente problemas para respirar, parálisis cerebral, dificultades de aprendizaje, ceguera y sordera.