Ocho cosas que debes hacer antes de embarazarte

Según expertos, esto es lo que debes tener en cuenta antes de concebir a tu hijo. 

PLANIFICACIÓN BEBÉ

Planear la llegada de un bebé les permite a ti y a tu pareja tener un control previo del embarazo y evitar riesgos.

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
marzo 01 de 2018 , 11:23 a.m.

¿Sabías qué en Colombia, según cifras de Profamilia, tan solo el 5 por ciento de las parejas que quieren tener un hijo asisten al control previo al embarazo?
"Si la gente fuera consciente del valor y el provecho de asistir a la cita preconcepcional, seguro no tuviéramos tantas personas lamentándose por infertilidad; podríamos evitar malformaciones genéticas en los fetos, complicaciones de enfermedades de base en la madre y cientos de eventualidades más", indica el  Juan Carlos Ramírez,

Y es que los beneficios de planear la llegada de un bebé no solo radican en esa prevención de enfermedades, sino en una gestación sana y serena, con la firme convicción de que ese pequeño que está creciendo en el vientre de la madre tuvo un inicio controlado y sano, lo que muy seguramente permitirá un embarazo y parto feliz.
Por eso ABC del Bebé  consultó a varios expertos sobre las recomendaciones fundamentales que deben tener los padres antes de concebir a su hijo. Estas son las ocho recomendaciones esenciales:

1. Afíliate a un seguro médico

Lo recomendable es que, mínimo, estés afiliada a un Plan Obligatorio de Salud (POS), el cual te cubra los requerimientos mínimos que necesitarás durante la gestación (ecografías y controles). Sin embargo, los expertos te sugieren contar con una medicina prepagada, la cual te cubrirá exámenes adicionales y te permitirá junto a tu pareja tener un contacto directo y personalizado con el especialista, además de elegir la clínica en la cual nacerá tu bebé. Si  deseas afiliarte a este seguro, debes hacerlo mínimo 3 meses antes de embarazarte, ya que así lo exigen estos planes médicos.

PLANIFICACIÓN BEBÉ

La importancia de la cita preconcepcional radica en la detección temprana de factores que pueden afectar la gestación.

Foto:

123RF

2. Elige un médico de confianza

Es fundamental que con tu pareja consulten con varios expertos antes de tomar la decisión de quién será el especialista que cuidará de los nueve meses. Los médicos consultados sugieren que sea una persona que les genere empatía, que les dedique tiempo, que esté atento a responder las dudas que tengan y, lo más importante, que les de siempre la información precisa. Recuerda que no es bueno dudar de tu médico y, por lo tanto, te sugerimos hacer un listado de la edad, la experiencia y el reconocimiento que goza el doctor, para así definir quién será el indicado para acompañarte durante todo el proceso de gestación.

3.Asiste a la cita preconcepcional

Si presentas alguna enfermedad de base, como, por ejemplo, diabetes o hipotiroidismo, debes consultar primero como el especialista relacionado. Si no tienes ninguna condición clínica, el primer paso es visitar al ginecobstetra, el cual te ordenará una serie de exámenes, con los que definirá tu estado actual de salud y te indicará el momento acorde para embarazarte.

4. Revisa tu esquema de vacunación

Es importante que toda mujer en edad reproductiva tenga un esquema de vacunación completo antes de la concepción. Si no conoces las vacunas que te han aplicado, el ginecólogo te puede asesorar. Algunas enfermedades que pueden conducir serias dificultades durante el embarazo son la toxoplasmosis, el sarampión, la rubéola, la hepatitis A y B, la varicela, el tétano, la influenza, la sífilis y el sida.

ejercicio físico

Preparar tu cuerpo con anticipación te permite tener una gestación con menos dolencias físicas y una mejor recuperación en el posparto.

Foto:

123RF

5. Visita al dentista

Aunque pocos médicos lo sugieren, es recomendable que visites al odontólogo antes de la concepción para que te realice un chequeo general, ya que durante la gestación, el aumento de hormonas, favorece la proliferación de bacterias de la boca que podrían ir a la sangre y producir una infección de la cavidad amniótica.

6. Ejercítate

Si inicias un plan de acondicionamiento físico con anticipación no solo podrás tener una gestación con menos dolencias físicas, sino también una mejor recuperación en el posparto, ya que los órganos internos lograrán una flexibilidad mayor y, así mismo, volverán a su lugar tras el nacimiento del bebé. Lo ideal es que  practiques cualquier deporte cinco veces a la semana, durante 30 minutos. Esto favorecerá en gran medida tu embarazo ya que en esta etapa se incrementa tu gasto cardíaco pues la cantidad de sangre que debe mover el corazón es un 25 por ciento más de lo normal.

alimentación saludable

Iniciar una rutina de alimentación saludable te ayudará a tener un peso ideal.

Foto:

123RF

7. Crea hábitos de vida saludables

Si los consumes, olvidarte del licor, el cigarrillo y las drogas debe ser prioritario. Además, debes evitar el exceso de grasas, harinas y dulces en tu alimentación, con el fin de lograr un peso ideal y, en la gestación, solo aumentar el peso necesario, para disminuir el riesgo de desarrollar diabetes gestacional, hipertensión arterial y trombosis. Consulta con tu médico cuál sería la dieta recomendada.

8. Consume vitaminas prenatales

Los expertos siempre te sugieren consumir ácido fólico mínimo dos meses antes de embarazarte. Esta es una vitamina que previene trastornos del tubo neural del bebé, también aporta a la salud cardiovascular de la madre. El médico te indicará el resto de suplementos que sean necesarios según tu caso, tales como el calcio y el hierro.

Exámenes preconcepcionales que debes practicarte
  1. Cuadro hemático: evalúa los glóbulos rojos (oxigenación del cuerpo), los glóbulos blancos (defensas del cuerpo) y las plaquetas (coagulación).
  2. Creatitinina: prueba de función de los riñones. 
  3. Hemoclasifiación: se realiza para determinar el tipo y factor Rh de la sangre de la madre. 
  4. Glicemia: detecta los niveles de azúcar en la sangre.
  5. Hepatitis B y VIH: examen de sangre que se hace para detectar los virus. 
  6. Serología para sífilis: algunas enfermedades de transmisión sexual se pueden detectar en muestra de sangre, como el virus del herpes tipo 1 y 2, y sífilis 
  7. Anticuerpos contra el toxoplasma y rubéola: descarta estas enfermedades. 
  8. Prueba de Tiroides (TSH): se revisa el estado de la hormona estimulante de la tiroides. 
  9. Prueba de orina con cultivo: se realiza para descartar infección en las vías urinarias altas o bajas.
  10. Ecografía transvaginal: sirve para evaluar el estado anatómico de los órganos genitales internos.
  11. Frotis de flujo vaginal: cultivo de cuello uterino y vagina para descartar infección vaginal. 
  12. Citología: Sirve para evaluar el estado del cuello uterino.