Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Tome nota: exámenes sugeridos para concebir un bebé

Tome nota: exámenes sugeridos para concebir un bebé
Por: Karen Johana Sánchez
Martes, 5 Octubre 2010 - 11:58am

En la cita preconcepcional se debe hacer una valoración del estado de salud

0

Comentarios

Comparte este artículo

Tener bebés es un tema que, para muchas parejas, se toma a la ligera. No solo por el hecho de que el embarazo ocurra sin ser planeado, sino que cuando de verdad se planea, los adultos creen que tener la voluntad, la actitud y creen que el dinero es lo único que se necesita, cuando la salud es quizás el factor más importante.

Para saber si el cuerpo de una mujer está preparado para albergar a un bebé y si el padre tiene un organismo en óptimas condiciones para engendrar a su hijo, es necesario que cada uno se practique los exámenes necesarios para descartar cualquier riesgo que pueda afectar el embarazo. 

Álvaro Cano Quiñónez, ginecoobstetra de alto riesgo obstétrico, explica que esta visita permite que los médicos tomen medidas preventivas con sus pacientes.

El especialista agrega que aunque no es recurrente que el hombre se practique exámenes, existen situaciones, como los problemas de fertilidad, antecedentes de malformaciones o enfermedades genéticas, que obligan al futuro padre a practicarse ciertas pruebas.
 A ponerse a prueba
El doctor Álvaro Cano Quiñónez y la bacterióloga Melissa Andrea Bravo, coordinadora del Instituto colombiano de genética y oncología molecular, explican por qué son necesarios y en qué consisten cada uno de los exámenes:
 • Citología cérvico vaginal. Es fundamental que la mujer se practique este examen, si no lo ha hecho en menos de un año. Sirve para evaluar el estado del cuello uterino y para verificar que no haya ningún tipo de lesión, tumor o presencia del cáncer de cérvix. El frotis vaginal, por su parte, se hace para descartar alguna infección vaginal.

• Cuadro hemático. Evalúa tres líneas celulares. Primero, los glóbulos rojos (encargados de la oxigenación en el cuerpo); se verifica que el paciente no sufra de anemia y que no presente una hemocromatosis (acumulación excesiva de hierro en el organismo). La segunda línea son los leucocitos (glóbulos blancos), encargados de las defensas del cuerpo; estos deben tener niveles medios. Y, finalmente, se verifica el estado de las plaquetas (encargadas de la coagulación); cuando están muy bajas, la persona tiene riesgo de desangrarse o, si están altas, puede sufrir una trombositosis. •Parcial de orina. Descarta infecciones urinarias o bacterianas. Las primeras pueden ocasionar amenaza de aborto o de parto prematuro y llegar a enfermedades más severas como pielonefritis (infección del riñón).

• Serología. Es la prueba de tamizaje para detectar sífilis.

• Elisa para VIH. Se hace para diagnosticar el virus de la inmunodeficiencia. La transmisión del VIH de madre a hijo es casi del 21 por ciento durante el embarazo y el parto y aumenta con la lactancia. Cuando se detecta en la mujer, se inicia tratamiento durante el embarazo y el parto; el bebé debe recibirlo durante 6 semanas después del parto. Esto, asociado con la eliminación de la alimentación con leche materna, reduce la posibilidad de infección trasmitida de madre a hijo, a menos del 1 por ciento.

• Glicemia. Busca detectar alteraciones de la cantidad de azúcar en la sangre, ya que algunas madres pueden evidenciar este mal y tienen más riesgo de presentar diabetes gestacional. Este examen se complementa con la prueba de O´sullivan en la semana 28 de gestación.

• Ecografía transvaginal. Sirve para evaluar el estado anatómico de los órganos genitales internos. Es importante conocer la forma el útero y de los ovarios y descartar la presencia de alteraciones congénitas o posteriores (como los miomas), que pueden aumentar el riesgo de aborto o complicaciones durante el embarazo.

• Títulos de anticuerpos para hepatitis B. Cuando se sospecha que la paciente sufre de esta enfermedad, se debe realizar tratamiento con inmunoglobulinas en la madre y el bebé para disminuir la posibilidad de que haya transmisión. Para hacerlo, se debe detectar que la paciente es portadora o presenta la enfermedad.

• Títulos de anticuerpos para toxoplasma. Esta infección genera anticuerpos en nuestro organismo. Solo se presenta una vez en el paciente; no obstante, si la madre se infecta durante el embarazo, puede defenderse, pero cuando el parásito que genera la infección atraviesa la placenta y llega al bebé, este puede enfermarse y presentar secuelas importantes. Si se presentan resultados negativos, antes de concebir, se toman las precauciones alimentarias y de contacto con gatos, necesarias para evitar la infección.

• Títulos de anticuerpos para rubéola. Cuando el resultado presenta defensas bajas, existe la posibilidad de vacunar al paciente.
 Otros casos…
Cuando no se logra concebir, se practican las pruebas de tiroides: TSH (Hormona estimulante del tiroides) y la T4 Libre. En el caso de la deficiencia de progesterona, se hacen exámenes de esta hormona en un momento específico del ciclo, pues este tiene relación con la biopsia de endometrio.

 

 

Comparte este artículo

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Esta calculadora te ayudará a determinar cuál es tu peso ideal, fundamental antes y después de concebir.
Calcula los días más fértiles de tu ciclo; este dato te será muy útil a la hora de concebir tu hijo.

Publicidad