Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Aprenda a manejar un niño con inteligencia superior

Aprenda a manejar un niño con inteligencia superior
Viernes, 23 Febrero 2007 - 6:52pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

La idea de tener un genio en casa es una fantasía para algunos padres e incluso, hay quienes se enorgullecen de que su hijo parezca un adulto.

Pero no hay que olvidar que sigue siendo un niño y, por más talentoso que sea, no tendrá éxito si no recibe los apoyos adecuados para desarrollar esas capacidades especiales.

“Las presiones de los adultos se deben manejar para que estos pequeños puedan crecer de manera sana”, asegura Paula Bernal, sicóloga especialista en desarrollo infantil.

El término superdotado ya no se usa porque los estudios de pediatría del desarrollo han demostrado que la inteligencia cognoscitiva es una función más del individuo y que hay otros factores. De acuerdo con el siquiatra infantil Germán Casas, “se habla de un desarrollo armónico que permita que el niño le haga frente a la vida de manera adecuada”.

Aparte de la inteligencia que ya conocemos, la que tiene que ver con la memorización, es importante también la parte práctica y, además, el factor socioafectivo, relacionado con la manera como lleva sus relaciones interpersonales.

Aunque hay diversas teorías sobre la inteligencia, los expertos en el tema han concluido que es modificable y que su desarrollo depende del medio ambiente y de sus experiencias con la familia y su entorno escolar. De manera que la adecuada estimulación y nutrición la potencian.

El concepto El director del Instituto Alberto Merani y vicepresidente de la Federación Mundial de Superdotación y Talento, Julián de Zubiría, quien lleva más de 20 años tratando con niños de inteligencia superior y ha practicado más de diez mil pruebas de coeficiente intelectual, define la inteligencia como “la capacidad para adaptarnos a las ideas, al mundo y a las personas, no simplemente para estudiar en un colegio”.

Para Beatriz Parra, directora científica del Centro Psicológico de Aprendizaje, es “la capacidad que tiene el individuo para enfrentar y solucionar situaciones específicas”. Ella coincide con el director del Merani al afirmar que el aprendizaje no debe ser memorístico, una falla de la educación que se está intentado corregir.

Aunque genéticamente los seres humanos nacemos con predisposición a ser menos o más inteligentes y algunos pequeños a los 2 años tienen un comportamiento más adelantado para su edad, todavía no es posible catalogarlos con las pruebas de coeficiente intelectual. Solo se puede cuando cumplen 5 años, aclara Beatriz Parra.

Mi hijo es 'superior' Cuando se certifica a un niño como genio, comienza a manejar la presión de sus padres que esperarán siempre su éxito, y la de sus profesores que cada día le exigirán más. ¿Qué pasa el día en que el niño golpee al hermano, pierda una materia o no tenga amigos?

Ni la familia, ni los maestros, pero sobre todo el niño, están preparados para el fracaso. Por eso, es indispensable dejar claro desde el primer momento que tener capacidad especial para el aprendizaje no significa que sea superior o que no pueda tener una educación como la de los otros niños, aclara Beatriz Parra.

Lo correcto Sin embargo, es adecuado que su hijo con inteligencia superior estudie en un colegio de exigencia alta y que participe en actividades deportivas. Algunos necesitan intervención sicológica porque sienten que sus compañeros no entienden y que la profesora repite todo.

Tenga en cuenta que desarrollar capacidades inusuales de manera reforzada genera problemas severos. El ejemplo claro son los niños que llegan a los 12 años a la universidad, quienes tienen conflicto a pesar de su intelecto, porque hay actividades para las que no están preparados y no podrán realizar como irse de rumba o tener novia. Estos problemas de adaptación podrían desembocar en el uso de sustancias sicoactivas e intentos de suicidio, comenta Germán Casas.

El modelo paterno o materno es el ejemplo de cualquier comportamiento. El diálogo es fundamental. También deben respetar el desarrollo normal de su cerebro, ayudándolo a ubicar sus debilidades y fortalezas.

Lo que no deben hacer los papás es tildarlo como superdotado porque el pequeño no buscará más conocimiento del que ya tiene y a nivel socioafectivo, puede generar una distorsión en la personalidad, generando actos de pedantería.

Si esto ocurre, lo ideal es buscar que realice labores que le permitan desarrollar su liderazgo. Siempre necesitará estímulos y un seguimiento.

Para reconocer la inteligenciaLa identificación de un niño con capacidades especiales es un proceso complejo y todos los casos son distintos. Algunas características son:* Camina o habla a una edad temprana* Su vocabulario es más sofisticado * Tiene buena memoria* Hace preguntas frecuentes * Se aburre con facilidad* Es activo * Sus frases son completas

Margarita BarreroRedactora ABC del bebé

Comparte este artículo

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

Publicidad