Bebés ven TV antes del primer año de edad

Pocos programas de T.V. están pensados realmente para menores de 3 años.

Foto:

 -

Por: Karen Johana Sánchez
mayo 14 de 2012 , 05:33 p.m.

Investigaciones adelantadas en Estados Unidos y América Latina señalan que la edad de inicio de contacto con las pantallas por parte de los niños es, en promedio, de 9 meses, “pero en otros estudios se planteó que, con el crecimiento de la oferta audiovisual, el tiempo estaba acortándose y en algunos casos, empezaba en promedio a los 4”.
Así lo explica Adriana Rodríguez Sánchez, profesora de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali e investigadora de la publicación Los niños menores de 3 años y la televisión. Perspectivas de investigación y debate (1999-2010), una recopilación de estudios hechos en Estados Unidos y Latinoamérica sobre la relación de los niños, desde su nacimiento hasta los 3 años de edad, con la televisión.
El estudio fue financiado y publicado por la Dirección de Comunicaciones del Ministerio de Cultura, como parte de la estrategia de atención a la primera infancia ‘De cero a siempre’.
Además de este inicio temprano en el uso de pantallas por parte de los bebés, los estudios analizados establecen que la mayoría de los productos audiovisuales no cumplen con los objetivos propuestos, desconocen las competencias de los niños y sus contextos y no emplean un lenguaje audiovisual apropiado. La investigadora explica que esto se presenta porque “una parte de la oferta desconoce cómo los niños procesan la información, la competencia y la información relevante para ellos”.
Sin embargo, “en lo que va corrido de la investigación, se ve que antes de los 24 meses parece que, por el tipo de comprensión y aprendizaje infantil, la televisión no tendría una fuerte incidencia (...). Aprenden más de la interacción con los otros que de las pantallas y de los videos. Otros dicen que esta situación se podría revertir si hay repetición de imágenes u orientación del contenido”, dice la docente.
También, dice, “se ha observado que la atención es demandante a nivel cognitivo y tiende a incrementar con la edad. Es decir, los niños más pequeños tienen atención de monitoreo, de imágenes más cortas; los más grandes establecen un contacto más fuerte con las imágenes”.
En cuanto a si beneficia o no su desarrollo cognitivo, hay varias posiciones al respecto; algunos afirman que la televisión para los niños de estas edades genera consecuencias negativas. Otros señalan que no tiene pros ni contras.
Frente a las dudas, aclara Rodríguez, lo que establece la Academia Americana de Pediatría es que antes de los 2 años no se debe ver televisión porque no se sabe muy bien qué pasa a largo plazo. “Con el agravante de que no se han demostrado los beneficios educativos, durante los primeros meses de edad, que tienen estos productos”, puntualiza.

TV en el cuarto

Antes de los 3 años de edad hay un favoritismo por parte de los niños hacia la televisión, en comparación con otros medios. También, “en un estudio que se hizo en el 2007 en EE. UU., se encuentra que uno de cada cinco niños tiene televisor en su cuarto. En Chile, la cifra es menor, pero también se presenta”, dice la investigadora Adriana Rodríguez. Por otra parte, “un estudio dice que el nivel de ingreso de los padres no tiene una relación fuerte con la TV, pero parece que el nivel educativo sí. Es decir, hay más regulación con respecto a los contenidos que a los tiempos”, añade Rodríguez.

¿El niño atiende o entiende?

“Antes se pensaba que el niño no comprendía, solo atendía. Ahora se establece que la relación entre la atención y la comprensión es dinámica y va en la misma vía”, añade la investigadora Adriana Rodríguez Sánchez.