¿Cómo saber si tu hijo tiene un problema de audición?

La audición es clave para desarrollar habilidades de habla y comunicación en los primeros años.

Audición

Los casos de pérdida auditiva son prevenibles si se realiza un diagnóstico temprano, bien sea el tamizaje auditivo al nacer o cuando se presenta alguna alerta.

Foto:

123RF

Por: Jenny Alejandra Bustos Granados
noviembre 29 de 2017 , 03:52 p.m.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 32 millones de niños padecen de pérdida de audición en el mundo y el 60 por ciento de dichos casos son prevenibles con ayuda de un diagnóstico temprano.

Por tal razón, la entidad destaca los factores que pueden desencadenar la pérdida de audición en los bebés, como: las infecciones adquiridas durante el embarazo, el bajo peso al nacer, la falta de oxígeno en el parto y el uso inadecuado de medicamentos.

Sin embargo, la pérdida de audición también puede presentarse durante el crecimiento del niño. Por ejemplo, se puede desatar por el sarampión, una infección crónica del oído, la exposición a ruido excesivo y el mal empleo de medicamentos por enfermedades de la infancia como tuberculosis y paludismo.

En este punto es importante resaltar que si la capacidad auditiva falla durante la primera infancia, genera graves repercusiones en el desarrollo personal, social y académico del niño. De ahí la importancia de reconocer las señales de alerta que representan una falla en el sistema auditivo de tu hijo.

Dichas consecuencias pueden reflejarse con mayor gravedad durante el crecimiento del niño pues, como lo afirma la OMS, podría tener sensación de soledad, aislamiento, frustración y dificultad para acceder a un empleo en su vida adulta.

Lo anterior genera gran preocupación en los especialistas, como lo explica Santiago Hernández, Médico de la Universidad de La Sabana y especialista en Otorrinolaringología y Neurotología de la Universidad Militar Nueva Granada, pues en Colombia no se tiene la certeza de que a todos los niños se les realiza el tamizaje auditivo al nacer.

En Colombia no se tiene la certeza de que a todos los niños se les realiza el tamizaje auditivo al nacer, pero un proyecto de ley demanda que debe hacerse en las primeras 72 horas de vida

¿Qué debes saber?

Por ello, el doctor Jorge Almario, otoneurólogo y asesor médico de Cochlear, y la fonoaudióloga Constanza Acevedo, presidente de la Fundación ECO comparten los síntomas de alerta para que los padres puedan actuar a tiempo y así, en conjunto con los especialistas se evite la pérdida de audición durante la infancia.

  1. Recién nacidos: es indispensable que tu bebé reciba una prueba de audición como las Otoemisiones Acústicas o los Potenciales Evocados Auditivos Automatizados, las cuales no son invasivas pero tienen un grado alto de efectividad para descartar cualquier problema de audición.
  2. 0-3 meses: cuando tu bebé esté en casa debes prestar atención a la respuesta que tiene a los sonidos frecuentes como cerrar la puerta, la voz de sus familiares o los sonidos que emiten sus propios juguetes, y si esto no ocurre debes consultar a un especialista.
  3. 6-9 meses: verifica que tu pequeño responde a los ruidos e intensidad del ambiente o si emite algunos sonidos cuando escucha música o juegas con él.
  4. 9-12 meses: tu hijo intenta imitar las palabras y comprenden cuando son regañados, pero si no emiten sonidos ni reaccionan a ruidos del entorno, debes consultar.
  5. Primeros años de vida: en esta edad los niños identifican canciones y ritmos, además de responder a personas conocidas, sin embargo, debes estar atento a su respuesta cuando le hablas, un niño que no escucha se enoja o cambia de comportamiento.
  6. Edad preescolar: cuando el niño asiste al jardín o el colegio los profesores pueden notar que se dispersa porque no escucha bien. Otra situación es cuando los pequeños sufren retardo de lenguaje en comparación con sus compañeros, en este momento continúa predominando el cambio de comportamiento porque no logra escuchar lo que le quieres decir.