Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Hábitos de higiene para cuidar al bebé e inculcarlos en los niños

Hábitos de higiene para cuidar al bebé e inculcarlos en los niños
Por: Redacción ABC del bebé
Jueves, 7 Junio 2012 - 10:31am

Los hábitos de higiene se adquieren desde pequeños.

1

Comentario

Comparte este artículo

CUANDO SON BEBÉS...
Cómo cambiar el pañal
1. El adulto debe lavarse cuidadosamente las manos, y tener listos el pañal, los pañitos o el algodón húmedo y la crema protectora antipañalitis.
2. El bebé debe estar recostado sobre una base plástica.
3. Levantar, con una mano y suavemente, las piernas y la cola del niño.
4. Retirar los residuos con la parte superior del pañal que está limpia. Luego, asear con un paño o algodón húmedo la zona de los genitales y las nalgas, de adelante hacia atrás. Y aplicar la crema protectora  antipañalitis, si es necesario.
5. Colocar el nuevo pañal. Antes de pegar los adhesivos, verificar que haya un espacio de dos dedos entre el pañal y el estómago del niño.
6. El procedimiento se debe hacer, mínimo, cada tres horas.
El primer baño
Todos los bebés se deben bañar diariamente, a menos que alguno haya nacido con bajo peso, o tenga que permanecer bajo supervisión médica.
El neonatólogo Víctor García explica, paso a paso, cómo bañar al recién nacido:
1. Establecer un vínculo con el bebé; puede explicarle la dinámica con cantos y palabras cariñosas.
2. Alistar jabón o champú (elaborado especialmente para bebés), toallas, copitos para las orejas y el ombligo, crema y ropa.
3. La temperatura del agua debe estar entre 25 y 30 °C. Para verificarlo, introducir el codo en la tina.
4. Sumergir los pies, la cola y la espalda del bebé lentamente y en orden. Debe mantenerlo semisentado.
5. El adulto debe sostener al niño haciendo un aro entre el pulgar y los dedos en el hombro, y sujetar la espalda con la palma de la mano y el antebrazo.
6. Humedecer la cabeza. Aplicar el jabón o el champú desde la cabeza hasta llegar a los pies.
7. Por último, verter el agua de la vasija sobre el cuerpo del pequeño.
8. Sacarlo de la tina y secar con una toalla rápidamente, con toques suaves.
9. Secar las orejas con un copito (sin introducirlo).
Para un baño seguro
• Antes de bañar al niño revise el pañal, y si está sucio, limpie bien al bebé para no contaminar el agua.
• La enfermera Milena Zorro, jefe de la Unidad de recién nacidos de la Clínica Reina Sofía, dice que el jabón debe aplicarse en forma de espuma, pues si se hace directamente se puede correr el riesgo de que presente dermatitis alérgica.
• Los genitales no necesitan baños minuciosos. Solo se debe hacer un lavado externo; aplicarle agua por encima. No hay que bajarle ni abrirle la piel.
• Según la pediatra Luz Ángela Rozo, neonatóloga y coordinadora de la Unidad de recién nacidos de la Clínica Reina Sofía, los bebés solo deben asearse con productos naturales; de lo contrario, podrían presentar alergias y brotes.
Cómo limpiar el ombligo
La parte de ombligo que sobresale se llama muñón, y se ve oscura porque está en proceso de necrosis y desprendimiento. Por eso, este puede generar infecciones e, incluso, mal olor.
Para mantenerlo aseado los padres deben seguir los siguientes pasos:
1. La circunferencia debe limpiarse con alcohol yodado, de dos a tres veces diarias, explica Luz Ángela Rozo, pediatra, neonatóloga y coordinadora de la Unidad de Recién Nacidos de la Clínica Reina Sofía.
2. El ombligo se cae cuando el bebé tiene alrededor de dos semanas de edad; la señal es un manchado de sangre leve a su alrededor.
3. Al caerse, el cuidador debe continuar con el aseo para evitar que los gérmenes que hay alrededor colonicen el ombligo.
4. Si se infecta, se enrojece, se calienta o presenta secreción, se le debe dar manejo médico.
Lavado de dientes
Los pequeños deben visitar al odontopediatra, por primera vez, entre los seis meses y el año de edad. En la primera cita se analiza el estado dental del bebé. Después, estos deben acudir a consulta cada seis meses, o de acuerdo con lo indicado por el especialista.
¿Cómo limpiar la boca del bebé?
• Cuando aún no tiene dientes, se deben limpiar las encías con un trapo limpio, estéril y húmedo; si prefiere, puede untarlo de crema dental sin flúor. El dedo del adulto también debe estar limpio.
• Cuando sale el primer diente, debe lavarse con un cepillo de cerdas de nylon. Así con el resto de la dentadura que vaya apareciendo, sin descuidar el aseo de las encías.
• El diente o los dientes (a veces salen dos al tiempo) deben ser aseados por todas sus caras.
Hora de cortar la uñas
El momento más adecuado para hacerlo es cuando él duerme, o después del baño.
¿Cómo hacerlo?
1. El cuidador debe lavarse las manos antes de comenzar con el procedimiento y, para evitar accidentes, se aconseja usar una lima suave.
2. Abrir la mano del niño y sostenerla con firmeza. Luego, sujetar el dedo cuya uña se va a cortar.
3. Limar la parte blanca de la uña, con movimientos lentos y uniformes. Seguir la línea natural de corte para darle forma.
4. Si usa cortaúñas especial para bebés y se presenta un accidente, debe presionar el dedo lastimado, durante uno o dos minutos, con una gasa estéril para detener el sangrado.
5. Como los pequeños están creciendo, las uñas de sus manos deben ser cortadas cada semana; las de los pies, cuando se vean largas.
CUANDO crecen...
Lavado de dientes

• Los niños deben cepillarse los dientes por sí solos cuando tengan la habilidad para hacerlo; esto se identifica, no con la edad, sino cuando puedan agarrar bien el cepillo y hacer los movimientos necesarios para limpiarlos.
• Tampoco es aconsejable usar enjuagues orales ni bucales, a menos que el odontólogo pediatra se lo ordene (y lo haría si el menor llegara a ingerir productos que contengan alcohol y flúor).  
• Se aconseja utilizar cepillos con cabeza pequeña y mango grueso redondeado, para mejor agarre; esto facilita el lavado.
Según el odontopediatra Francisco Hernández, para que los niños aprendan a lavarse los dientes es necesario seguir la trilogía de la limpieza:
1. Enseñar el hábito de la higiene. Un niño actúa según el cuidado oral que tengan sus padres; siempre los toma como ejemplo.
2. Coordinar el cepillado, poco a poco, de los pequeños. Ayudar en el lavado y educarlos respecto al tema. Si él no tiene la habilidad, apoyarlo en el momento del aseo de los dientes (esta motricidad la desarrollan alrededor de los 6 años).
3. Es importante que el niño tenga un cepillo propio, y los padres uno diferente para que repasen la limpieza que él ha hecho, hasta cuando el hábito sea adquirido.
Control de esfínteres
No existe una edad específica para iniciar el control de esfínteres. “Usualmente, el momento es entre los 18 y los 24 meses. Sin embargo, cada niño tiene un ritmo de desarrollo diferente”, dice la pediatra María Isabel Uscher. Aunque los niños deben alcanzar la madurez para conseguir este proceso a los 2 años, el límite para hacerlo son los 5, pues dejar el pañal no solo implica que el niño esté listo, sino que los padres reconozcan su proceso madurativo, motiven al niño y le ofrezcan un ambiente adecuado.
¿Cómo llevarlo al baño?
• El entrenamiento no debe comenzar cuando se encuentra en una fase negativa, y menos en contra de la voluntad del pequeño.
• Adecuar un sitio cómodo en donde se sienta seguro (una mica o bacinilla apropiada para su tamaño, segura y que usted lo acompañe).
• Póngase de acuerdo con todas las personas que tienen que ver con el cuidado del niño (padres, tutores, abuelos, niñeras, empleadas) para que ellos transmitan el mismo mensaje y, así, el manejo sea coherente.
• No haga del accidente un drama o un fracaso. Realice una reflexión tranquila y motívelo a avisar la próxima vez.
• Enséñele lo que es ‘popó', 'chichí', estar mojado, limpio o sucio.
• Al sentarlo, puede hacerlo después de comer en la mañana, distráigalo con libros y juegos durante 5 minutos.
• Cada vez que avise y controle, recompense al niño con caricias.
• Vístalo con pantalones de entrenamiento, y acostúmbrelo a estar con otros niños que ya controlan.
• Su hijo debe ir al baño alrededor de cinco veces al día, ocasionalmente cuéntelas para saber que está sano.


 


 

Comparte este artículo
tagsTags de artículo

Comentarios (1)

1
NataliaFrias
Hace 1 año
Hola! Me puse a leer esta nota y me pareció bueno poder recomendarles un dibujito que esta en Youtube y que lo pasan por la tele también, muy divertido y educativo! El Payaso Plim Plim! Enseña todos los valores de la vida. Buenos modales, hábitos, solidaridad, honestidad, responsabilidad, respeto al medio ambiente, etc! Con música y muchos colores! A mi nena le encanta!

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te ayudará a llevar el registro de las vacunas que debes aplicarle a tu hijo en cada etapa de crecimiento. Esta herramienta está asociada a la información de los hijos registrados.

Publicidad