Síguenos en:

El pezón plano y el pezón invertido no son obstáculo para lactar

Estos dos tipos de pezones son más comunes de lo que se piensa.

El pezón plano y el pezón invertido no son obstáculo para lactar
Comparte este artículo

Algunas mujeres no saben identificarlos y al llegar a la lactancia sufren para darle de comer a su bebé porque él no puede succionar adecuadamente.

En el caso de los planos, existen formas de estimularlos para que el pequeño pueda alimentarse de manera natural. De lo contrario, es necesario extraer la leche. La última opción debe ser la de darse por vencida y finalizar el proceso de amamantamiento.

Saber identificar el tipo de pezón que tiene cada mujer sirve para que la futura mamá no llegue desprevenida a esa tarea tan importante para los niños: la lactancia.
Según los expertos, hay tres tipos de pezones: los normales, los planos, que no sobresalen de la areola ni salen hacia afuera cuando son estimulados; y los invertidos, que tienen una punta que se retrae o se hunde como un volcán.

¿Cómo verificar la forma del pezón?

Coloque el dedo índice y pulgar en la areola. Si al apretar no sobresale lo suficiente para agarrarlo es probable que sea plano.

¿Qué hacer?

Cuando el pezón es plano, en algunos casos se soluciona durante el embarazo. De lo contrario, ejercicios simples pueden ayudar: tome entre los dedos la zona del pezón. Realice movimientos de rotación. Esto se puede hacer por lo menos tres veces al día durante dos minutos.

Entre tanto, el pezón invertido es más difícil de corregir. Para ello se puede utilizar un extractor de leche o usar un formador de pezones. Otra forma sencilla es cortar un centímetro de la punta de un brassier para que el pezón sobresalga. “En ocasiones estas medidas son exitosas pero hay otras en las que el problema es tan marcado que la lactancia es un fracaso y se debe sacar farmacológicamente la leche”, afirma el ginecólogo Carlos Humberto Pérez, director médico del Hospital San José.

Clasificaciones del pezón invertido

Es uno de los más difíciles de estimular para que quede en condiciones de alimentar adecuadamente al bebé. El pezón invertido se clasifica en tres grados:

*El pezón se corrige con la manipulación manual.
*La inversión es corregida con la manipulación, pero la recurrencia es frecuente.
*El pezón invertido no puede ser corregido y es necesaria una intervención quirúrgica.

Dependiendo de la edad es aconsejable que en el procedimiento se preserve el conducto galactóforo para poder amamantar en el futuro, en los siguientes embarazos. La operación debe evitar totalmente la inversión.

 

 

 

 

imagen
Comparte este artículo

0 Comentarios

publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet