Madres colombianas saben poco sobre los cuidados del bebé prematuro

Según resultados del I Estudio del nivel de conciencia sobre prematurez.

Foto:

 -

Por: Tatiana Quinchanegua
julio 02 de 2013 , 11:27 a.m.

En Colombia, la mayoría de las madres desconocen que un bebé prematuro es el que nace antes de la semana 37. Incluso, el 90 por ciento de las entrevistadas que tuvieron esta experiencia no lo sabían.
Este es uno de los resultados del primer ‘Estudio del nivel de conciencia sobre prematurez’, hecho por la organización mundial PSL Group entre 1.949 personas, de 19 países.
Por Colombia participaron Clara Esperanza Galvis, presidenta de la Asociación Colombiana de Neonatología, y Juan Gabriel Piñeros, jefe de la sección de neonatología y del departamento de pediatría de la Fundación Santa Fe de Bogotá, quienes recopilaron la información de 100 padres y madres de bebés prematuros y nacidos a término, y de mujeres gestantes que tuvieran acceso a Internet para contestar un cuestionario en 20 minutos.
Los resultados concluyeron que las experiencias de parto y durante los primeros meses del bebé fueron distintas entre las madres que tuvieron bebés a término y las que los tuvieron en pretérmino (antes de la semana 37).
Emocionalmente, las segundas se sintieron mucho más impotentes, aisladas y ansiosas por ayudar a sus bebés mientras ellos se encontraban en el hospital, en comparación con las madres que dieron a luz a término, y se mostraron preocupadas por posibles complicaciones de salud a largo plazo y retardos en el desarrollo físico del bebé.
Por ende, las madres de niños pretérmino piensan menos en tener más hijos.
Al parecer, una de las razones es la carga económica que ello genera y las ausencias repetitivas de sus trabajos, adicionales a las de su licencia de maternidad.
Pese a su desconocimiento, el análisis reveló que la mayoría de las madres de bebés pretérmino pensaban que conocían bien los riesgos de la prematurez: el 56 por ciento, por información suministrada por el pediatra o neonatólogo, y el 50 por ciento, por datos entregados por una partera.
La mitad de los encuestados con hijos prematuros aseguraron sentir temor de llevar a su bebé a casa al ser dado de alta en el hospital, por miedo a un resfrío, y más de la mitad reportó temor al cargar a sus primogénitos.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año cerca de 15 millones de bebés en el mundo, es decir, más de uno de 10 nacimientos, son pretérmino.
El parto prematuro se convierte así en la primera causa de muerte de los recién nacidos durante las primeras cuatro semanas de vida.
Algunos factores de riesgo del parto prematuro son embarazos múltiples y anormalidades intrauterinas, hemorragias obstétricas y toxemia.
“La probabilidad de que un prematuro tenga una vida normal varía según el grado de inmadurez, la atención temprana y oportuna que se le brinde y el grado de experiencia del especialista tratante y del acceso oportuno a una unidad neonatal. El nivel de vida entre quienes pesan más de 1.500 gramos es superior al 90 por ciento, y entre menores de 750 gramos, al 20 por ciento”, dijo Galvis.
Por su parte, Piñeros reiteró que en el país se lleva a cabo el Programa Madre Canguro, que controla al bebé hasta el primer año de vida y hace seguimiento neurológico y de crecimiento hasta la adaptación escolar.
Además, existen aproximadamente 210 unidades neonatales, concentradas en las principales ciudades del territorio.
Piñeros aseguró que los bebés prematuros tienen mayor riesgo de desarrollar complicaciones de salud a corto y a largo plazo, incluyendo parálisis cerebral, discapacidad intelectual, enfermedad pulmonar crónica y pérdida de visión y audición.
La población nacida antes de la semana 32 de la gestación tiene mayor riesgo de padecer infecciones respiratorias.

Medios de consulta para las madres
Con respecto a las principales fuentes de información, de 8 a 10 madres de niños prematuros reconocieron la necesidad de crear una asociación de padres prematuros. Además, el 77 por ciento consideró valiosas las herramientas no interactivas (sitios web de hospitales) y el 73 por ciento, los interactivos (blogs y redes sociales).