Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

¿Qué debe comer el bebé, después de los seis meses de edad?

¿Qué debe comer el bebé, después de los seis meses de edad?
Por: Redacción ABC del bebé
Miércoles, 16 Mayo 2012 - 3:59pm

En esta etapa, el bebé empieza a consumir alimentos diferentes a la leche.

1

Comentario

Comparte este artículo

6 meses- En esta etapa él debe estar consumiendo leche materna, pero se puede empezar a introducir otros alimentos, como frutas, verduras y cereales. Es importante iniciar con frutas no ácidas y ricas en fibra como papaya, granadilla, banano y manzana.
Las verduras, como auyama, zanahoria, arveja y espinaca, son buenas opciones para el pequeño. También se introducen dos cereales: el arroz y la avena.
¿Cómo?
•Inicialmente solo se ofrece una pequeña cantidad de alimento, en una o dos cucharaditas cada tres horas. Puede tomar un poco de tiempo para que el niño aprenda a usar los labios para tomar el alimento del cubierto y moverlo hacia atrás, y deglutirlo.
•La consistencia debe ser en papillas y compotas con poca agua. No adicionar sal ni azúcar.
•Iniciar con un solo alimento, poco a poco. No se deben mezclar o combinar para que el niño aprenda a diferenciar sabores, y porque si se presenta alguna intolerancia es bueno saber qué alimento fue el causante.
7 meses
Dentro de la alimentación complementaria, se puede introducir la carne, siempre y cuando sea blandita y jugosa, como el pernil y el lomo, y el pollo sin piel. Por otra parte, si se inicia con fórmulas infantiles lácteas, deben ser de segunda etapa y tener hierro, ácidos grasos esenciales y el DHA • AA.
¿Cómo?
•Se aconseja que la carne se prepare molida o desmechada.
•Cocine sopas y cremas licuadas con el pollo y la carne, mientras el bebé aprende a deglutir los alimentos.
•Ofrezca la sopa una o dos veces al día. Tenga en cuenta que él solo consumirá de 4 a 6 cucharaditas.
8 MESES
El bebé puede continuar consumiendo proteínas de origen animal, como carne de res magra o flaca y pollo sin piel. Ya puede consumir ternera y vísceras, como el hígado. También puede incorporar frutas como mango, curuba, guanábana, y verduras como acelgas, apio y coliflor.
Dentro de los alimentos energéticos se deben tener en cuenta los tubérculos, como papa y arracacha.
¿Cómo?
• El niño debe consumir cinco comidas: desayuno, medias nueves, almuerzo, onces y cena.
• La leche materna sigue siendo importante, pero en esta etapa ya se debe ofrecer en menos ocasiones, y se puede continuar con la fórmula infantil, segunda etapa.
• Debe ir cambiando la consistencia de las preparaciones de los alimentos; brindarse en pequeños trozos y picados, para ayudarle a manejarlos y a masticar. No los ofrezca muy secos.
• No adicionar sal, azúcar ni condimentos.
9MESES
El bebé puede consumir algunas leguminosas, como fríjol, arveja seca, garbanzo y lenteja, y huevo. (Si presenta  antecedentes de alergias, solo hasta el  año de vida).
¿Cómo?
•Solo se debe iniciar el huevo con la yema. La clara se da hasta los 12 meses. Se ofrece en preparación cocida o tibia, iniciando en poca cantidad con la yema, y se va aumentando progresivamente de acuerdo con la tolerancia, hasta darlo completo.
•La leche materna sigue siendo importante, pero solo se debe ofrecer 3, o máximo 4, veces al día, primero los alimentos complementarios y luego la leche materna o la fórmula infantil adecuada a esta etapa.
•Ofrezca frutas en forma de helado, para que le ayude a desinflamar las encías.
•El niño debe consumir cinco comidas por día.
•Deben ofrecerse alimentos con la mano, como pan, galletas o frutas como el mango.
10 MESES
Puede incluir yogur y cereales para el desayuno. También darle vegetales no productores de gases, como lechuga, repollo, cebolla y ajo.
¿Cómo?
•La leche materna o de fórmula infantil solo se debe ofrecer tres veces al día: al levantarse, después del almuerzo y al acostarse. En este momento, es más importante la alimentación complementaria.
•Iniciar con las bebidas lácteas, en poca cantidad.
•Tener cuidado con los cereales del desayuno, porque pueden causar ahogamiento. Se recomienda humedecerlos en leche.
•La consistencia de los alimentos debe ser cada vez más sólida; aumente las porciones paulatinamente, pero recuerde que ellos comen poco, nunca similar a los adultos.
•Adicione aceite vegetal de soya, girasol, canola y oliva en las preparaciones, como verduras y sopas.
11 MESES
Puede darle galletas, preferiblemente de avena o integrales.
¿Cómo?
•Ya es hora de que el niño utilice el vaso o el pocillo.
•Debe dejar que coja el alimento y se lo lleve a la boca, permitiendo que se ensucie y conozca las diferentes consistencias y olores. Esto permitirá que inicie su proceso de aprendizaje y adquiera buenos hábitos alimentarios.
•No lo regañe ni obligue a comer cuando no quiera. Si lo regaña, puede empezar a despreciar alimentos, a llamar la atención o a iniciar el proceso de inapetencia.
•La consistencia de los alimentos ya debe ser normal.
•No permita que el niño tome mucho líquido.
•Evite alimentos industrializados, o con conservantes, endulzantes, colorantes y saborizantes.

Dieta completa
•    El niño puede comer queso, yogurt y kumis en los intermedios de las comidas  principales. Son ideales porque él está en proceso de crecimiento y desarrollo, y es importante cubrir las necesidades de vitaminas del complejo B y de calcio.
•    Aquellos con antecedentes de alergia pueden incorporar preparaciones con trigo como pastas, pan y galletas, preferiblemente integrales.
•    Es importante dar proteína; pueden ser dos porciones por día, preferiblemente carnes magras o flacas. También puede consumir pollo, preferiblemente sin piel.
•    La proteína de origen vegetal está representada por las leguminosas como fríjol, lenteja y garbanzo; estas son importantes por  su aporte de complejo  B, hierro, proteína y fibra soluble.
•    Puede consumir huevo, cuatro veces por semana. Los alérgicos pueden introducirlo paulatinamente.
•    Los alimentos reguladores como frutas y verduras deben estar presentes, por lo menos en tres porciones o frutas enteras al día; también puede darle algunas cítricas, que no se habían incorporado antes por el tema de las alergias, como lulo, maracuyá (rica en vitamina A) y limón.
•    Ofrezca alimentos energéticos como los cereales, idealmente integrales, como avena en  hojuelas, galletas y pan integral. En el almuerzo se pueden utilizar cereales como el arroz y un tubérculo o un plátano.
•    Debe tratar de que no consuma más de dos carbohidratos por comida, para evitar posteriores problemas de sobrepeso.
•    Evite las grasas saturadas tipo mantequilla, piel del pollo o chicharrones.    
•    El aceite vegetal se puede utilizar en las preparaciones que lo requieran.
•    Puede ofrecer postres de frutas con leche.
¡A la hora de preparar!
•    No adicionar azúcar, miel ni sal a las preparaciones.
•    El pescado no debe tener ninguna espina (filete de merluza, atún, salmón, filete de róbalo); debe tener especial cuidado en el  momento de suministrarlo al niño.
•    El atún puede prepararse en forma de souffles o sándwich; para la cena sería un alimento ideal.
•    Las carnes se pueden suministrar cortadas en finísimos pedazos; primero porque ellos aún no tienen  la habilidad de cortarla y, segundo, para hacer de su consumo algo más agradable.
•    Escoger los alimentos frescos y en buen estado.
•    La consistencia de los alimentos será semisólida.
Al comer ...
•    El niño debe tener horarios: 3 comidas y 2 refrigerios.
•    Debe tomar 8 onzas de leche entera por día, puede ser con cereales, con jugos o pura. Se recomienda escoger leches enriquecidas con: DHA, AA, zinc, hierro y probióticos para asegurar un adecuado desarrollo cerebral.  
•    Brinde porciones pequeñas; el  niño estará consumiendo volúmenes de 6 a 7 onzas por toma, si nos referimos especialmente a líquidos como sopa, leche y jugos naturales.
•    El niño debe integrarse a la alimentación familiar donde comparta con sus padres y hermanos.
•    Evite suministrar alimentos con calorías vacías tipo chocolates, dulces, productos de paquete,  refrescos azucarados, bebidas gaseosas.
•    El fin de semana no omita las comidas. Recuerde que los niños están en plena etapa de crecimiento y desarrollo, y tanto el sábado como el domingo necesitan cinco comidas; así  evitarán  enfermedades futuras como sobrepeso y del tracto gastrointestinal.
•    Promueva hábitos alimentarios saludables desde la infancia: consumir las cinco comidas ideales del día, bajo consumo de sal y de azúcar, evitar refrescos y productos de paquete poco nutritivos.

Asesoría: Sandra Morales y Claudia Angarita, nutricionistas.

 

 

Comparte este artículo

Comentarios (1)

1
elkyn88
Hace 51 semanas
Muy buenos concejos

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te ayudará a llevar el registro de las vacunas que debes aplicarle a tu hijo en cada etapa de crecimiento. Esta herramienta está asociada a la información de los hijos registrados.

Publicidad