Objetos que, además de decorar, estimulan al niño

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
abril 24 de 2012 , 10:49 p.m.

Lámparas, cuadros, tapetes y hasta cortinas pueden contribuir en el desarrollo del bebé.


Son múltiples las opciones que se encuentran en el mercado para decorar la habitación de un niño, pero ¿se ha preguntado si estos objetos ayudan además en el proceso de desarrollo del pequeño?
La pediatra Aura Sofía Rico, experta en estimulación, y Carolina López, terapeuta ocupacional, dan una lista de elementos que, además de decorar, estimulan al niño:


Móviles: promueven la focalización y el seguimiento visual. Los que están confeccionados con diferentes materiales permiten la estimulación táctil. También se puede buscar aquellos que tengan sonido u otra reacción cuando se tocan. Estos elementos también permiten el desarrollo de los movimientos y habilidades de la mano.


Lámparas y/o controladores de luz: se recomienda tener una luz central en el techo y otra auxiliar en la pared con menor intensidad.

Paredes: en lo posible, deben estar pintadas de colores neutros, que transmitan tranquilidad y que no cansen la vista. Se recomiendan el verde claro y el azul cielo.


Cortinas: es clave buscar materiales para cortinas que fácilmente dejen entrar la luz de día, es decir, casi sin dobleces; esto además evita que atrapen polvo. En la noche, deben dar la sensación de oscuridad a la habitación.


Tapetes: algunos vienen con elementos que se accionan cuando el bebé se encuentra boca a arriba y se mueve. También pueden ponerse cuando el bebé está boca abajo, mientras trabaja el control del cuello. Los de diferentes texturas ayudan a la estimulación táctil. Para los más grandes, se recomiendan los que tengan piezas para encajar.

Seguridad y comodidad
Evite utilizar elementos peligrosos como muebles con puntas, enchufes desprotegidos y pinturas tóxicas. Seleccione telas, cortinas y alfombras de fácil lavado, que no retengan polvo y que no produzcan alergias.


Lo esencial: el sistema nervioso de los niños es muy sensible y el exceso de estímulos y objetos que decoran y/o además producen algún efecto (ruido) puede generar irritabilidad y fatiga.


El objetivo es que el bebé encuentre objetos que le respondan; es decir, que el pequeño aprenda a través del tacto, la vista, el olfato y la escucha. Se recomienda usar objetos que estimulen todos sus sentidos.