Prematuros pueden ser más retraídos

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 11:42 a.m.

Los prematuros, particularmente las niñas, están más predispuestos a desarrollar trastornos de ansiedad y a ser más retraídos, y tienen un riesgo más alto de padecer depresión. Esa es la conclusión de una investigación del Instituto de Psiquiatría del King’s College en Londres, que estudió a jóvenes de 18 y 19 años que habían nacido prematuramente y los comparó con otros de la misma edad que habían nacido normalmente.

El estudio, publicado en la revista estadounidense Pediatrics, no estudió las causas de esta relación. “Esto puede atribuirse a los múltiples traumas que experimentan los bebés prematuros al nacer”, dijo Graciela Rojas, directora de la Clínica Psiquiátrica de la Universidad de Chile, a BBC Mundo. Los investigadores estudiaron a 108 jóvenes que habían nacido antes de las 33 semanas de gestación entre 1979 y 1981. Después los compararon con otros 67 jóvenes de la misma edad que habían nacido normalmente. A todos se les pidió responder a un cuestionario que incluía 48 preguntas como: “¿Sube o baja su estado de ánimo?”. Y también: “¿Goza cooperando con otras personas?”.

Los resultados sugirieron que los jóvenes que nacieron prematuramente tenían niveles más bajos de un rasgo de la personalidad llamado “extraversión”. Esto indicaba que esos jóvenes podrían tener menos confianza en sí mismos y una personalidad más inhibida. También mostraron niveles más altos de un rasgo de la personalidad llamado “neuroticismo”, que indica mayor ansiedad, menor ánimo y más baja autoestima.

Las niñas mostraron más probabilidades de que su personalidad se viera afectada por haber nacido prematuramente. Según los investigadores, dirigidos por el psiquiatra Matthew Allin, estos resultados sugieren que nacer muy prematuramente, antes de las 33 semanas, podría predisponer al individuo al tipo de personalidad que desarrolla depresión y desórdenes de ansiedad. El estudio no investigó por qué nacer prematuramente afecta la personalidad.

Según los expertos, el hecho de ser colocado en una incubadora impide que el bebé pueda establecer una relación con sus padres, y viceversa, y esto puede tener un impacto en los rasgos de la personalidad.