Siete razones para llevar al niño a urgencias

Síntomas que cuando se presentan hay que correr con el hijo al médico.

Foto:

 -

Por: Carlos Fernández - Asesor médico El Tiempo
marzo 21 de 2012 , 03:45 p.m.

“Ni mucho que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre”. Este refrán popular puede resumir la respuesta a la permanente pregunta materna: ¿Cuándo llevo el niño a urgencias? Pues bien: no siempre que el retoño diga ¡Ay!, pero siempre que el ¡Ay! sea grave.

Claro, lo difícil es calificar la seriedad del ¡Ay! Y aunque lo más valioso en estos casos es una mamá con buena intuición, me permito un arriesgón para proponerles una guía con las siete razones ineludibles para que corra con su crío rumbo al médico.

1. Fiebre, es decir, temperatura medida superior a 37,5 grados

No todo aumento de la temperatura es señal de enfermedad grave, pero si la fiebre tiene alguna de estas características, adelante con la cita:

-Si el niño tiene fiebre por primera vez.

-Si con la fiebre hay somnolencia, dolor de cabeza, dolor de nuca, vómito o diarrea o convulsiones.

-Si el niño rechaza la comida.

- Si pese a no haber otro síntoma, y a haberle aplicado medidas antitérmicas, la temperatura no baja pasadas 24 horas.

2. Dolor

Consulte si…

-Si el dolor se acompaña de fiebre, decaimiento, insomnio o llanto que no calma.

-Si el dolor, no importa su naturaleza, dura más de 24 horas.

-Si hay limitación para el movimiento.

-Si se aumenta al tocar alguna parte del cuerpo.

3. Caídas y accidentes

Hay que correr al médico si después de la caída se observan:

-Deformidades en alguna parte del cuerpo.

-Dolor intenso.

-Heridas con cualquier tipo de sangrado.

- Si después de la caída hay somnolencia, vómito, decaimiento o limitación de la actividad.

- Pérdida del conocimiento, así sea por un lapso muy corto.

-Cualquier tipo de quemadura.

4. Respiración

Las mamás tienen que llevar sus niños al doctor si al respirar notan que:

-Tienen tos que los ahoga, si además tienen fiebre y se les marcan las costillas o la nariz les aletea al tomar aire.

- Si súbitamente presentan dificultad para respirar.

Si los labios y las uñas se ponen de color azul y si con la dificultad para respirar dejan de comer o están somnolientos.

5. Vómito y diarrea

Se debe saber que el vómito y la diarrea son dos síntomas que deben vigilarse de manera especial, y aunque la mayoría de los casos deben ser evaluados por el médico, esto no se debe aplazar si:

-Concurren a la vez diarrea, vómito y fiebre.

-Si la diarrea dura más de 24 horas.

-Si hay signos claros de deshidratación: boca seca, sed, ojos hundidos, pliegues en la piel, decaimiento, somnolencia y pérdida de conocimiento.

6. Estado de conciencia

No hay ninguna razón para dilatar la consulta urgente con el médico si:

-Hay pérdida de conocimiento, así sea por instantes.

- Convulsiones.

- Incoherencia al hablar.

7. Movimiento y sensibilidad

Corra al hospital si:

-Hay pérdida súbita de la sensibilidad o del movimiento en alguna parte del cuerpo.

- Si falla alguno de los órganos de los sentidos. Por ejemplo, si hay pérdida de la visión o de la audición.

* Asesor médico de EL TIEMPO