Una policía amamantó a un bebé mientras la madre estaba en un hospital

En un bus, la mamá presentó fuertes dolores producto de un quiste ovárico

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 18 de 2012 , 05:36 p.m.

Una mujer policía amamantó a Francisco Nicolás, un bebé de cuatro meses que fue llevado a una comisaría de Rosario, en Argentina; luego de que su madre, Lidia Mariana Martínez (de 23 años)  fue internada tras sufrir una descompensación en momentos en que viajaban solos en un bus que cubría el trayecto de Buenos Aires a Asunción (Paraguay), para que el abuelo materno conociera a su nieto.

‘Pancho’, como lo apodó la Policía, no quiso teteros pero sí aceptó el pecho de la policía Verónica Llamas, quien casualmente se estaba incorporando a su trabajo tras una licencia por maternidad.

La integrante de la fuerza de seguridad que hace poco tuvo a Ambar, su quinta hija, lo amamantó y quedó a cargo momentáneamente del cuidado del niño: “ tengo una bebé de tres meses, llegué a las 7 a.m. y me encontré con esta preciosura que tenía hambre y no quería el tetero, y lo amamanté. La verdad es que nunca me había pasado. Tengo cinco hijos. Es un nene muy dulce, muy simpático, que ahora se durmió y lo vamos a entregar a la mamá”, afirmó.

Según su relato, el pequeño había estado llorando desde las 4 de la mañana -cuando fue llevado a la comisaría-, pero luego de amamantarlo dos veces se quedó tranquilo.

Para Ana Lucía Ruiz, ginecobstetra experta en lactancia materna, lo que hizo la agente de policía es una práctica valiosa que cualquier mujer saludable (sin prohibiciones de lactancia) puede hacer: “Aunque parezca desconocida para muchos, es muy usual verla en nuestro país. Conozco casos de amigas que se ayudan a alimentar al bebé, cuando una de ellas no produce suficiente leche”, afirma.  

Sobre el hecho, Verónica aseguró  que nunca lo iba a olvidar , y agregó que pese a todo se notaba que el bebé extrañaba a su mamá.

La joven madre del bebé amamantado por la agente de policía sufrió fuertes dolores abdominales cuando estaba cerca a la localidad de General Lagos, situada 12 kilómetros al sur de Rosario, Argentina. Por lo cual, fue trasladada al Hospital Provincial de Rosario, donde la primera  hipótesis de su dolencia  fue un cuadro de peritonitis aguda, luego se sospechó que era apendicitis y finalmente se confirmó que era un quiste ovárico. La madre fue tratada y dada de alta del Provincial y mientras estuvo en el centro de salud su bebé fue entregado a una tía, que es personal de la Policía Federal en Buenos Aires, quien viajó a Rosario expresamente para cuidar al menor de edad; luego, madre e hijo abordaron un bus hacia Asunción.

* Con información de Europa Press, La capital.com.ar y ABC.es

Foto de: Celina Mutti Lovera de La capital.com.ar.