Algunas preocupaciones que surgen cuando comienza la independencia

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
abril 13 de 2012 , 10:24 a.m.

Si el bebé no aumenta de peso acorde con su desarrollo, se muestra irritable o aletargado, es importante que consulte con el pediatra.

Si el bebé no aumenta de peso acorde con su desarrollo, se muestra irritable o aletargado, es importante que consulte con el pediatra. Posiblemente, si usted aún lo amamanta, la leche materna no le está aportando los nutrientes que requiere a esta edad dentro de su dieta cotidiana.

No se preocupe si, cuando come, no hay nada de higiene en su práctica –todo lo amasa y lo unta al cabello, la mesa o los juguetes para luego comerlo–; esto no resultará perjudicial para su salud.

Undécimo mes

A esta edad, la mayoría de los niños parecen tener torcidas las piernas cuando comienzan a caminar (es decir, las rodillas no se tocan cuando se juntan los pies). De ser el caso, lo cual comúnmente es excepcional, un médico confirma la anomalía.

El lóbulo frontal del cerebro se desarrolla rápidamente en esta etapa, por lo cual el infante adquiere un desarrollo cognitivo que estimula el razonamiento y el habla.

Duodécimo mes

Es hora de más vacunas: primera dosis de triple viral (SRP) e inmunización contra la hepatitis A, la cual no está dentro del Plan Ampliado de Inmunización.

Si el niño no camina aún, es bueno un control pediátrico para conocer el porqué de su retraso. Sin embargo, algunos pequeños no logran este avance hasta los 18 meses de vida.

Aparece la pérdida de apetito, la cual es normal dentro del desarrollo del niño, ya que el inicio del segundo año de vida se caracteriza por un desacelere en las medidas de peso y talla.