Asegure su hogar

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 11:41 a.m.

Ahora que su hijo gatea o camina (si ya da los primeros pasos) por toda la casa, con el fin de explorar cada rincón y así probar sus nuevas habilidades físicas, debe extremar las medidas de seguridad. Raspones, morados y chichones producto de las continuas caídas serán el resultado de las aventuras en que se embarcará su pequeño explorador.

Sin embargo, así es como aprende. Aunque algunos bebés se vuelven precavidos durante algunos días mientras toman un nuevo impulso y proceden con cuidado, otros siguen su marcha hasta alcanzar el objetivo propuesto sin importar el número de caídas, tropiezos y ratos desagradables.

Cuando el niño deambule por ahí, es ideal que lo haga en un lugar seguro. En la alfombra no hay problema, pero sí en las escaleras o en un piso húmedo y resbaladizo. De igual forma, los bordes de un sofá no son tan peligrosos como las esquinas de una mesa.

RECOMENDACIONES 

:: Déjelo andar libre en un ambiente seguro.

:: Retire de su camino objetos y sustancias peligrosas.

:: Modifique el ambiente: cubra las esquinas, ponga puertas en las escaleras, cierre los baños.

:: Vigílelo de forma constante, para evitar que en un descuido se haga daño.

:: Evite distracciones cuando manipule sustancias u objetos que en un abrir y cerrar de ojos el pequeño puede tomar.

:: No se deje llevar por la angustia en momentos de tensión. Con frecuencia, se cometen los más graves errores de manera involuntaria.

:: Nunca deje solo al bebé, a pesar de que ‘aparentemente’ esté seguro. Evite dejarlo a solas en la casa, el carro o un lugar especial (por ejemplo, en la bañera o cerca de una piscina). Ni siquiera con la mascota.

:: Si el bebé camina, evite ponerle medias que se escurran, pantalones largos, zapatos con cordones sueltos o calzado sin suela antideslizante.

:: Si las ventanas están a nivel del piso, instáleles cerrojos. Nunca coloque la cuna cerca de una de ellas.

:: Amarre cuerdas de persianas y cortinas.

:: Guarde cordones eléctricos y cubra los tomacorrientes.

:: Mantenga todos los cajones y gavetas cerrados.

:: No deje a su alcance plantas, ceniceros, medicamentos, productos químicos, cosas pequeñas que se pueda tragar, materiales de aseo, joyas, cosméticos, armas de fuego, fósforos, velas, cuerdas, cordones, basura o elementos cortopunzantes, entre otros.

:: Ponga en el piso tapetes con revestimiento antideslizante.

:: Coloque los mangos de ollas y sartenes hacia atrás.

:: Nunca deje agua en la bañera cuando esté fuera de uso.

:: Mantenga cerrada la tapa del inodoro.

:: Nada de puertas abiertas que den a la calle.

:: No permita que el niño se acerque a la estufa mientras esté prendida.