Tos, ¿qué hacer cuando aparece de repente?​

Te contamos cómo tratar este molesto síntoma y cómo reconocer sus signos de alarma.

tos en los niños

la tos

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
febrero 14 de 2018 , 05:04 p.m.

La tos es como una visita, aparece de forma inesperada y se va en cualquier momento. A diferencia de lo que pudiera pensarse, no es una enfermedad grave sino un reflejo saludable, que ayuda a proteger las vías respiratorias de la garganta y el pecho. Es un mecanismo de defensa del sistema inmunológico contra las infecciones.

Adicionalmente, se considera un factor de consulta pediátrica frecuente, ya que además de ser inquietante para los padres, a los niños les afecta el sueño y el desarrollo de las actividades diarias.
Entonces te preguntarás: "si no está enfermo, ¿por qué tose?".
Lo primero que debes saber es que el objetivo de este síntoma es expulsar mocos, flemas y/o cuerpos extraños ubicados desde la nariz hasta los bronquios y que existen posibles causas, como resfriado o gripe, que vienen acompañadas de congestión o goteo nasal, estornudo, ojos llorosos y fiebre baja.

El problema surge cuando a los bebés se les dificulta eliminar la tos y la flema; muchos vomitan y en otros casos, surgen complicaciones que requerirán atención médica. Por ello, a continuación te damos algunos consejos útiles que te ayudarán a tratar con la tos

Para ganarle la batalla...
  1. Procura que los niños beban abundantes líquidos  ya que esto ayuda a que los mocos y las flemas estén más líquidas y sea más fácil su expulsión a través de la tos.
  2. Aléjalos de ambientes contaminados y lugares donde haya personas que estén fumando.
  3. Si tose mucho, ofrécele una cucharadita de miel siempre y cuando ya tenga cumplido el año. Esta suaviza la garganta y alivia la tos. A partir de los cinco años, puedes darle caramelos de miel.
  4. Mantén su cuarto libre de polvo y ventílalo cuando el pequeño no se encuentre allí.
  5. Los baños calientes son una buena opción para ayudarles en las noches.  Dale un duchazo con agua a temperatura un poco más alta de lo normal de modo que los vapores del agua puedan contribuir al despeje de las vías respiratorias.
  6. Los lavados nasales les ayuda a descongestionar la nariz y eliminar los mocos. Consulta con tu médico cómo hacerlos.
remedios caseros

Ofrécele abundantes líquidos y bebidas calientes así como cucharadas de miel, siempre y cuando ya haya cumplido el año.

Foto:

123RF

¿Cuándo consultar al médico?

Según la doctora Danitza Madero, neumóloga pediatra, aunque la tos puede tratarse en casa, si transcurre una semana y tu pequeño no mejora es importante consultar con el pediatra.
Otros de los factores que requerirán atención inmediata se relacionan con el incremento de la frecuencia respiratoria: tu hijo respira más rápido de lo normal o tiene dificultad para hacerlo, se le escuchan silbidos, se le marcan las costillas  al respirar, se le nota que mueve mucho las alas de la nariz para coger aire y presenta fiebre superior a 37,5 °C.

La dificultad para respirar y las sibilancias al hacerlo son signos de alarma que te indican que tu hijo requiere atención médica

¡Cuidado con los jarabes y otros medicamentos

Es importante que no automediques a tus hijos para aliviarles la tos. La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) sugiere no dar a los niños medicamentos para reducir la tos, como expectorantes, descongestionantes o antihistamínicos de venta sin receta médica.
Además, la Agencias de Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) indica que no se debe administrar un medicamento
contra el resfriado a niños menores de 2 años, salvo que lo recomiende el médico.