¿Cuáles son los elementos apropiados para la habitación del bebé?

Debe verificar cortinas, tapetes y hasta colores adecuados para el niño.

Foto:

 -

Por: Mónica Toro
abril 03 de 2012 , 11:48 a.m.

Usted lo sabe. Su hijo merece lo mejor. El más amoroso trato, calurosa comprensión, buena alimentación, excelente educación y, también, merece un lugar donde pueda descansar y soñar plenamente.


Aunque será apenas en el quinto mes cuando el pequeño duerma en su propio cuarto (tiempo en el que lo hace la mayoría de los niños), los papás deben empezar a decorar la habitación, incluso desde que están en embarazo. Esto ayudará a que la conexión entre padres e hijo aumente.


Así que usted debe tener en cuenta:  colores apropiados, cuadros y juguetes permitidos, homogeneidad en sus sábanas, almohadas, cobijas, toallas, tapetes y hasta en cortinas. Pisos antideslizantes, protectores de colchones y una iluminación perfecta, en la que de día la luz ingrese al cuarto, pero en las noches desaparezca por completo.

Según Natalia Uribe, administradora de  negocios y gerente de Dulceluna, la tendencia actual de decoración para los bebés es de animales, hadas, jardines de mariposas, flores y mundo submarino.


Para los de edades entre 2 y 5 años, está la decoración con grandes animales de la selva y famosos y famosas fantásticas.


En cuanto a los colores, se puede decir que las mamás siguen siendo, en su mayoría, tradicionales a la hora de decorar. “Optan por colores pasteles y tierra, como el café, el beige, verde menta. Aunque algunas son más arriesgadas y combinan colores fuertes como el turquesa y el fucsia con los pálidos”, explica Uribe.


Aparte de los colores, también tiene que tener en cuenta lo siguiente: el tipo de pintura de la cuna, que no sea tóxica; los muebles deben llevar bordes redondeados, los enchufes protectores y que el material de la lencería sea, preferiblemente, de algodón.


Danitza Madero, neumóloga pediatra, aconseja las cobijas antialérgicas, los acolchados rellenos de material sintético, no de plumas, y una almohada plana, delgada y suave, “con el fin de que se eleve discretamente la cabeza”.


Madero añade, además, que se debe evitar, en lo que más pueda, las alfombras, ya que estas atrapan mucho ácaro y podrían provocar alguna alergia en el bebé.


Así que dedique un tiempo a decorar el cuarto de su hijo. Recuerde que la sobriedad es mejor, no solo por la belleza, sino también porque facilitará una limpieza adecuada al cuarto de su hijo.