Proteger a los niños del sol desde la infancia reduce el riesgo de sufrir cáncer de piel en la adultez

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
diciembre 17 de 2015 , 09:54 a.m.

Es necesario aplicar protector solar recomendado por el pediatra, 30 minutos antes de exponer los niños al sol, y en 'horas pico' permanecer a la sombra y utlizar accesorios que protejan al pequeño de rayos que puedan quemarlo.

Aunque el 80 por ciento del riesgo de desarrollar cáncer de piel se adquiere antes de los 20 años de edad, no existe la cultura de protegerse del sol, sobre todo en la infancia.

La exposición intensa y prolongada a la radiación solar produce cambios a nivel celular en cada una de las diferentes capas de la piel y este daño acumulativo se puede traducir 30 o 40 años más tarde en un cáncer, que se manifiesta con tumores, manchas, úlceras, lunares o masas.

Por eso, la Liga Colombiana Contra el Cáncer, con apoyo del Ideam y del Ministerio del Medio Ambiente, lanzó la campaña ‘El sol mantenlo a la sombra’ para que padres de familia y docentes sean conscientes de la importancia de proteger a los niños de los rayos solares. En el país, el cáncer de piel es el más frecuente: 30 a 40 personas de cada 100.000 lo padecen.

“De 11 de la mañana a 3 de la tarde hay más exposición solar intensa y es, en este horario, donde los niños realizan con frecuencia actividades al aire libre”, afirma el médico John Marulanda Restrepo, asesor de la Liga Colombiana Contra el Cáncer.

Cómo cuidar la pielLa primera protección para los niños en estas ‘horas pico’ -dice- son barreras físicas: permanecer en la sombra y usar gorras, cachuchas y camisas de manga larga.

El protector solar también es útil (preferiblemente con factor de protección 30 o mayor). Se recomienda consultar con el pediatra qué tipo de bloqueador utilizar.

Los protectores solares deben aplicarse unos 30 minutos antes de la exposición al sol y volver a aplicarlos cada 2 ó 3 horas y después del baño en playas o piscinas.

La piel de los infantes suele quemarse rápidamente. Estas quemaduras, de manera repetida, son un factor de riesgo para el cáncer de piel en la edad adulta.

Los bebés menores de 6 meses no deben ser expuestos directamente a la luz del sol. Se deben proteger con gorros y ropa ligera de algodón.

En niños mayores, evitar la exposición a estos rayos entre las 10:00 a.m. y las 4:00 pm.