Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Habilidades y comportamiento del bebé desde los seis meses hasta el año

Habilidades y comportamiento del bebé desde los seis meses hasta el año
Por: Redacción ABC del bebé
Miércoles, 16 Mayo 2012 - 2:59pm

El gateo y sus primeros pasos, son lo más representativo de esta etapa.

1

Comentario

Comparte este artículo

El crecimiento de los niños en sus primeros años de vida es tan acelerado que una diferencia de 6 meses los pone en puntos de desarrollo diferentes. Por esa razón, la estimulación debe atender a sus necesidades, para fortalecer las capacidades innatas. Especialistas como la fonoaudióloga Mónica Hurtado y la sicóloga experta en desarrollo infantil Aura Sofía Rico explican la evolución de los niños entre los 6 y los 12 meses, para orientar a los adultos a ejecutar una adecuada estimulación.

Desarrollo cognoscitivo
• Aumenta su independencia, curiosidad y exploración.
• Puede entender el significado de ‘no’, o algunos gestos como reírse o aplaudir cuando hace algo correcto.
• Es un bebé muy ocupado en la práctica de nuevas habilidades, como gatear, y en el intento de dominar otras, como levantarse.
• Le gusta explorar, descubrir y aprender.
• Le encanta el espejo, aunque ignora quién es ese simpático pequeño que se refleja al otro lado del mismo. Ellos se reconocen a sí mismos aproximadamente a los 8 meses.
• Comprende conceptos complejos como la permanencia (por ejemplo, si usted se esconde detrás de la silla, sabe que seguirá allí).
• Se incrementan su curiosidad y movilidad, por lo cual es conveniente retirar de su camino todo aquello que resulte peligroso.

Desarrollo lingüístico
• Reconoce animales y objetos conocidos, los señala y alcanza al pedírselos.
• Realiza imitación por modelo: dice ‘adiós’, manda besos, hace onomatopeyas (ruidos de cosas o animales).
• Empieza a balbucear y las acciones previas a sus primeras palabras son la succión de labios, lengua, el llanto, gritar o hacer ruidos y emitir sílabas como ‘ba-ba’ o ‘pa-pa’.
• Presta atención especial a las palabras que escucha con frecuencia, como su nombre.

Desarrollo socioafectivo
• A partir de los 8 meses empieza a diferenciar que él y su mamá son personas distintas.
• Inicia la llamada ‘Angustia ante extraños’, que precisamente es el reconocimiento de sus personas conocidas y los extraños.
• Sonríe abiertamente y le gusta ver su imagen reflejada en un espejo. Palmotea por imitación. Manifiesta gusto o disgusto con gestos. Se fortalece el vínculo mamá-bebé. Busca a la madre en los juegos.
• Siente fascinación por todo aquello que lo rodea, incluyendo objetos, personas y animales.
• Pide que lo alcen.

Desarrollo motor
•Sus habilidades de motricidad fina se centran en habilidades de las manos: lanza objetos y empieza a refinar el uso de la pinza palmar, con extensión de dedos.
• Manipula objetos pequeños.
• Inicia el uso del dedo índice como herramienta clave en señalamientos y autoayudas.
• Manipula texturas y juega a llevarse la comida a la boca.
• Comprende que sus acciones traen consecuencias.
• Tiene más fuerza en piernas y pies.
• Está preparado para gatear, aunque puede iniciar esta habilidad con el arrastre. Si todavía no gatea, despreocúpese: esta habilidad no se domina a una edad determinada. Cada bebé lo hace a su propio ritmo, aunque el estímulo externo favorece enormemente su progreso.

 Actividades
Estas deben ser de corta duración, porque se cansan con mucha facilidad.
• Llevarlos al parque, estar con los abuelos o recibir visitas, para que su proceso de socialización se afiance.
• Hablarles con palabras completas, nunca a media lengua. Cántele y léale cuentos sencillos.
• Juegue a escondidas detrás del hombro. Cubra la cara con una manta, para aparecer y desaparecer; así empieza el concepto de permanencia de objetos.
• Explíquele cada cosa que hace para que, de esta forma, favorezca su intento de comunicación.
• Como ya entiende prohibiciones, es bueno que se las recalque. Fijar límites es prioritario, y los niños los necesitan. Recuerde: la constancia es importante.
• Establezca una rutina antes de acostarlo.
• Mantenga fuera de su alcance objetos rompibles, productos químicos y cualquier elemento peligroso. Si ya camina, podría ingerir detergentes, cosméticos, líquidos para limpiar muebles o medicamentos que, en un descuido, usted deje sobre la mesa o cama.
• Recuerde mantener segura su casa y retirar todo aquello que represente peligro para él. Asegúrese de que los objetos sobre los cuales se encarame resistan su peso.

Juguetes
De 7 a 9 meses
Para esta etapa, los especialistas aconsejan juguetes de diferentes formas, texturas y tamaños, como los bloques de plástico, madera o tela. Además, los baldes o recipientes para llenar y vaciar, y los instrumentos musicales, como las maracas.
De 10 a 12 meses
Se recomiendan juegos de encaje, como cubos, cajas de diferentes tamaños, libros lavables de plástico o tela y muñecos de trapo. También pueden proporcio- nárseles animales de trapo o plástico que emitan sonidos.


 

Comparte este artículo
tagsTags de artículo

Comentarios (1)

1
jorelc
Hace 2 años
buen articulo

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te ayudará a llevar el registro de las vacunas que debes aplicarle a tu hijo en cada etapa de crecimiento. Esta herramienta está asociada a la información de los hijos registrados.

Publicidad