La hidrofobia puede solucionarse con apoyo de especialistas

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 12:06 p.m.

Según los expertos, esta condición se presenta, en su mayoría, en la niñez temprana; es decir, antes de los 5 años de edad.


En algunas ocasiones, esta fobia puede presentarse después de que el pequeño haya presenciado algún evento traumático relacionado con el líquido como, por ejemplo, ahogamientos o circunstancias similares.


“He identificado casos que se confunden con ansiedad específica al agua, pues el bebé no le teme al agua en sí, sino al momento en donde los padres desocupan la tina y el agua se va por el ducto. También hay otras ocasiones en donde los niños temen que ellos puedan también ‘irse’ por el sifón. Por eso, es importante que disfrutemos el baño y, al momento de desocupar la tina, el bebé ya esté en su cuarto haciendo otra actividad”, señala la sicóloga infantil Paula Bernal.


Este temor se manifiesta de manera diferente, dependiendo de la edad en la que se encuentre cada pequeño. En los bebés es muy común el llanto; a medida que pasan los días sentirán más seguridad en este ambiente. Pero existen pequeños que, con el paso del tiempo, tienen otras extrañas reacciones.


“A medida que el niño crece y adquiere mayores habilidades para verbalizar sus miedos, puede llegar a argumentar largamente para no tener que bañarse. Se han reportado casos extremos en donde los padres no bañan a sus hijos, sino que los limpian con trapos húmedos. Si este es el caso, debe acudir a apoyo sicológico”, señala la especialista.


Para manejar la situación, se recomienda a los padres tener calma y seguir la orientación de un experto. El proceso se debe hacer gradualmente.


Según Bernal, “se ha observado que cuando se logra mermar el miedo en un aspecto (por ejemplo durante el baño), también se reduce la ansiedad en otras situaciones como ir a la playa. Dado que el agua en combinación con el pánico puede resultar en una situación incontrolable para los padres, es importante que esto sea realizado con el apoyo de un profesional”.