Mantenga a raya los ácaros

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 11:45 a.m.

Estos animales microscópicos, que viven en el polvo y se alimentan de residuos de piel y pelo, son los desencadenantes más frecuentes de alergias en niños. Su desarrollo se ha relacionado con la cantidad y la exposición temprana del infante a estos microorganismos, según la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología.

Se encuentran en toda la casa y aumentan en lugares con mucha humedad —del 80 por ciento— y temperaturas entre 15 y 18 grados. “Una habitación cerrada en Bogotá es un sitio óptimo para que los ácaros crezcan”, afirma el pediatra alergólogo Francisco Leal Quevedo, quien brinda los siguientes consejos para disminuir la presencia de estos incómodos huéspedes en el cuarto del bebé:Remover alfombras y tapizados que guarden polvo. Lo ideal son pisos de madera, cerámica o caucho.Aspirar todos los días. Sacudir y asear el colchón. Cubrirlo con un forro plástico.Poner cubierta plástica a las almohadas.Evitar los peluches y muebles tapizados. Es preferible que haya juguetes lavables. “Como los ácaros no resisten el frío intenso, si los peluches son pequeños pueden meterse en bolsas plásticas, ponerlos en el congelador y al otro día cepillarlos”, explica Leal Quevedo.No permitir el ingreso de mascotas al dormitorio del pequeño.En lo posible, usar persianas, pues son fáciles de limpiar. No fumar en casa.No utilizar cobijas de lana.Cambiar los tendidos diariamente.Lavar la ropa de cama en agua caliente.No abusar de solventes tipo varsol, ni de ambientadores o insecticidas, sustancias que afectan a los niños.Tener un cuarto bien ventilado. Usar una sustancia impermeabilizante sobre las paredes para aislar el polvo.Evitar calefacciones o aires acondicionados, excepto si hace mucho frío o calor.