Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Cómo ayudan los alimentos en el crecimiento

Cómo ayudan los alimentos en el crecimiento
Por: Redacción ABC del bebé
Jueves, 28 Septiembre 2006 - 4:41pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

La alimentación en los primeros años del niño influye de manera radical con su crecimiento físico y su desarrollo intelectual. Por esto, los padres deben actuar de manera responsable a la hora de crear hábitos y costumbres alimenticias en sus hijos.


La doctora Gladys Alhajj Benavides, de la Clínica Versalles de Manizales, señala que dar al niño una alimentación insuficiente de manera secuencial se refleja en un peso inadecuado para la edad. Si esto persiste, habrá disminución en el crecimiento y, por último, afectará el desarrollo mental y motor del pequeño.


Causas de desnutrición en los niños



  • Desnutrición de la madre durante el embarazo. Es importante que las mujeres en gestación tengan una excelente alimentación  tanto en calidad como en cantidad, el estado nutricional óptimo de la mamá está directamente relacionado con el desarrollo normal del bebé y con el peso al nacer.

  • Si al nacer el bebé no se alimenta al niño para restablecer su talla y peso, además de una baja talla el niño presentará menor masa muscular, menor perímetro craneal y menor capacidad intelectual.

  • Desnutrición por infecciones frecuentes. Suministrar antibióticos a los niños baja las defensas, por lo cual requieren un refuerzo alimentario para equilibrar nuevamente su sistema inmunológico. Si no se tiene en cuenta esto, se puede iniciar un círculo vicioso en donde las bajas defensas harán que el niño sea más propenso a adquirir enfermedades e infecciones que requieran nuevamente la administración de antibióticos, y un mayor riesgo de desnutrición.

  • Desnutrición por daño crónico en el intestino. La diarrea frecuente, por la presencia de agentes microbiológicos y parásitos, puede causar desnutrición infantil.

Un desarrollo normal


Para que el niño pueda gozar de un desarrollo normal, tanto físico como mental, debe consumir diariamente alimentos que constituyen la pirámide alimentaria, en las cantidades suficientes de acuerdo con su edad.


Para que el niño tenga una talla y peso normal se le debe proporcionar un 60 por ciento de hidratos de carbono (harinas,  cereales y azúcares) 15 por ciento de proteína y un 25 por ciento de grasas. Así mismo, la calidad del alimento que se va a consumir es importante. Se debe preferir productos frescos, naturales y bien preservados.


Los padres pueden tener en cuenta la siguiente información para establecer una relación entre los alimentos y la manera como actúan en el organismo de sus hijos:


1. Proteínas


A este grupo pertenecen los siguientes alimentos:



  • Lácteos:
    Estos son fuentes de proteínas, calcio, vitaminas A y D, que ayudan al fortalecimiento de dientes y huesos en los niños. Se recomienda el consumo de dos vasos de leche en el día o dos porciones de sus equivalentes (yogur, queso, etc.).

  • Carnes y huevos:
    También proporcionan proteína al organismo y aportan una cantidad importante de hierro. La importancia del consumo de estos alimentos se encuentra en que participan activamente en el proceso de anabolismo, que es el proceso de crecimiento corporal.

Se recomienda proporcionar mínimo una ración de proteína en el día, teniendo en cuenta que pueden ser reemplazados entre sí: el huevo puede reemplazar la carne y algunos granos como el fríjol y las lentejas también pueden hacerlo.


2. Vitaminas y oligoelementos



  • Frutas y verduras:
    Aportan la cantidad de minerales y vitaminas indispensables para el metabolismo celular y el crecimiento del niño. También proporcionan fibra, que es la que regula la función del intestino y ayuda a prevenir enfermedades como  cáncer, diabetes, enfermedades intestinales y cardiovasculares.

Se recomienda un consumo de 2 a 3 porciones de fruta y verdura en el día. Principalmente de frutas cítricas y de verduras amarillas (calabaza, zanahoria, zapallo) y verdes (acelgas, espinacas).


 


3. Carbohidratos



  • Harinas y cereales:
    Son la principal fuente de hidratos de carbono que aportan la energía que necesitan los niños en gran cantidad debido a su actividad física. La energía, entonces, también contribuye al crecimiento de los niños.

A este grupo también pertenecen toda clase de alimentos que contienen azúcar como los dulces y las golosinas.


4. Grasas


Aportan energía, vitamina A, vitamina E y colesterol, así como aceites y cremas de origen animal o vegetal.


Estos alimentos, al igual que aquellos que pertenecen a las harinas y cereales, deben tener un consumo limitado y cuidadoso. Los padres deben evitar que los niños consuman de manera excesiva dulces, gaseosas y jugos artificiales, para prevenir la caries y la obesidad.


Pero es preciso anotar que una alimentación baja en calorías también es dañina, pues altera el crecimiento de forma irreversible si se prolonga desde el nacimiento hasta los primeros años. También se debe tener en cuenta que es mejor preferir el consumo de grasa vegetal que la de origen animal, pues los primeros son asimilados mejor por el organismo.


Somos lo que comemos


La alimentación del niño se va a ver reflejada en su conducta y su salud. Los padres deben tener en cuenta que algunos malestares se pueden presentar por anomalías en la alimentación. Por ejemplo, si el niño sufre de estreñimiento es probable que esté consumiendo poca fruta o que su dieta requiera un mayor aporte de  fibra y líquidos.


Los padres deben recordar que el consumo excesivo de dulce es la principal causa de caries en los niños.


Los padres deben ser conscientes de la importancia de la alimentación de los niños, sobre todo en los primeros años, en los cuales el niño está desarrollando todas las facultades y procesos que lo acompañarán el resto de la vida.


La enseñanza de una buena alimentación empieza en casa, así que los padres pueden adquirir buenos hábitos alimenticios que permitan el buen crecimiento del niño, sin necesidad de privarlo de esas golosinas que tanto le gustan.


 


 

Comparte este artículo

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te ayudará a llevar el registro de las vacunas que debes aplicarle a tu hijo en cada etapa de crecimiento. Esta herramienta está asociada a la información de los hijos registrados.

Publicidad