Tips para proteger del sol a los bebés

Foto:

 -

Por: Mónica Toro
julio 01 de 2015 , 09:22 a.m.

Alos 6 meses de vida, un bebé empieza a experimentar grandes cambios: introducción de nuevos alimentos, el proceso del gateo, la salida de los dientes y el uso del protector solar.
Esa es la edad propicia para comenzar a suministrar el filtro solar, sugiere la Academia Estadounidense de Pediatría, ya que a partir de este mes está más desarrollada la capacidad de la piel de metabolizar y expulsar químicos.

No obstante, los padres deben saber que la crema solar no solo se debe administrar a los bebés cuando ellos están expuestos al sol.

Esperanza Meléndez, presidenta de la Sociedad Colombiana de Dermatología Pediátrica, indica que el filtro solar debe aplicarse al niño todos los días, independiente de si va a estar o no expuesto a los rayos solares.

Esto quiere decir, cuando va al parque, al supermercado, al centro comercial, al jardín. En clima frío, templado o cálido el bebé debe estar protegido, ya que no es la luz del sol la que quema y lesiona, sino la radiación ultravioleta, que es invisible.

La razón de cuidar detalladamente la piel del bebé no solo es por su delicadeza y mayor probabilidad a un traumatismo (15 minutos basta para quemarla), sino también por prevenir cáncer de piel en la vida adulta, sígnos tempranos de envejecimiento, presencia de manchas y enfermedades que se relacionan o se agravan por la fotoexposición.

“El beneficio de la cultura de la fotoprotección desde la niñez está en prevenir las quemaduras solares antes de los 18 años, porque cuando ocurren son factores de riesgo para desarrollar enfermedades de piel”, asegura Meléndez. La aseoría de un experto en este proceso es fundamental para el correcto uso del protector. En el mercado existen cientos de cremas solares para niños con características inadecuadas para su piel. La experta Meléndez recomienda los que mezclen protectores solares químicos y pantallas físicas que cubran la mayor parte del espectro; es decir, con factor 50.

Así que lleve consigo el protector solar para su bebé. Su destino puede ser Ipiales o Santa Marta, pero en ambos sitios debe utilizarlo. Proteja la vida de su bebé. 

En caso de lesiones

Mónica Paredes, dermatóloga de Dermosalud, da estas recomendaciones en caso de que el bebé sufra una quemadura de sol.

1. Nunca automedicar. Comunicarse con el dermatólogo pediatra inmediatamente.

2. Verificar el grado de quemadura solar. Si hay enrojecimiento y no hay dolor, aplicar compresas de agua fría o geles de aloe vera.

3. Si hay dolor en la piel, bajar la temperatura local con agua fría y recurrir a urgencias.

Al pie de la letra                              

Los dermatólogos pediatras Iván Pérez y Esperanza Meléndez sugieren tener en cuenta:

• Cuando el niño esté expuesto a la radiación en la playa o en el parque, el filtro se debe aplicar cada dos horas.

• Si el menor está en la pisicina, el protector solar se debe aplicar 20 minutos antes de llegar y luego cada 2 horas.

• Evite que los niños estén expuestos al sol entre las 12 del día y las 3 de la tarde.

• A los menores de 6 meses, tenerlos siempre bajo la sombra y usar ropa adecuada para el clima.

• El protector solar se aplica en las partes expuestas a la luz; en especial en el rostro y orejas.

• La cantidad de protector solar adecuada para un bebé corresponde a una cucharita

de azúcar.

• Indispensable el uso de gorros y sombreros. Además de sombrillas o carpas.

• Permita el uso de lentes infantiles para el sol. Deben tener 99 por ciento de protección UV. Consulte antes con su experto.

• Los protectores solares no pueden ofrecer protección de rayos ultravioleta por más de 2 horas. Tenga cuidado.

• Nunca automedique a su bebé.