Pregúntale al especialista

Respondemos a las preguntas de nuestros usuarios respecto a la salud y desarrollo de sus pequeños.

Riesgos en el embarazo

Estas preguntas fueron enviadas por nuestros seguidores en Facebook y respondidas por nuestro pediatra aliado, Álvaro Jácome.

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
octubre 19 de 2017 , 06:43 p.m.

Cuando se trata de la crianza de nuestros pequeños siempre hay dudas que nos acechan. Por eso, contar con la asesoría de un experto para reaccionar acertadamente frente a diversas situaciones hará más fácil la labor de ser padres. Estas preguntas fueron enviadas por nuestros seguidores en Facebook y respondidas por nuestro pediatra aliado, Álvaro Jácome.

Mi bebé tiene granitos rojos en la zona del pañal. ¿Qué hago?: Ale Jiménez

Empezaríamos explicando que esa área de la piel, en la primera infancia, tiene un alto de riesgo de irritación por las circunstancias físicas relacionadas con el cuidado y la higiene corporal. Tanto por la irritación que puede producir el contacto recurrente con sustancias irritantes (orina y fluidos en las heces), como por la oclusión a la que se somete el área genital con el uso del pañal.

Mucho más ahora, con el uso de pañales impermeables de ajuste perfecto, que dificultan la 'respiración' normal de la piel. Así, se producen barreras físicas de defensa de la misma, lo que da lugar a la irritación. Considero importante sobre el uso de los pañitos húmedos, que la frecuencia con que se emplean determina la posibilidad de una irritación, así como el tipo de material en la producción industrial de los mismos.

En el área perianal hay glándulas sebáceas que son muy sensibles a esta actividad de limpieza, y que se irritan fácilmente por la acción recurrente de la limpieza. Para la buena higiene de esta área, la recomendación es emplear agua. La frecuencia de este acto disminuye de manera apreciable el riesgo de irritación.

Hola. Mi nena tiene 1 año y 10 meses, y aún sigue tomando leche de mi pecho. Me dicen que no le dé más porque ya no es leche sino sangre, pero lo veo normal. ¿Podrían sacarme de dudas?: Cecy López Hernández

Lo primero que voy a decir es que es importante saber que la leche humana es un tejido corporal que va cambiando con el tiempo: permite un aporte nutricional que se ajusta a las necesidades nutricionales del niño, según el momento de desarrollo en el que este se encuentre. En esa medida, la lactancia materna durante los primeros seis meses de edad es el alimento por excelencia.

Después de esa edad, se toma como alimento que aporta nutrientes, pero compartido con otros alimentos para asegurarle una nutrición adecuada al niño, teniendo en cuenta sus requerimientos por crecimiento y desarrollo.

En la edad en que se encuentra su bebé, si usted así lo decide, puede continuar con esta actividad. Lo importante es que no interfiera con la alimentación complementaria, necesaria para su óptimo desarrollo. Así, la leche materna debe ser más un apoyo y un soporte emocional.

Mi bebé tiene 8 meses y he notado que deja de respirar y se queda tieso. Cada vez es peor. Ya lo llevamos al médico pero nos dicen que está bien. ¿Qué puedo hacer en este caso?: Arlen Rokandio Barrera

Las probabilidades diagnósticas frente a este síntoma son varias. Una, es posible que esté haciendo pataletas hasta la manifestación de un cuadro convulsivo. Por otro lado, es importante que un médico pediatra evalúe la situación para descartar problemas en el corazón, reflujo gastroesofágico, infecciones respiratorias, problemas neurológicos como epilepsia, trastornos relacionados con el control de la respiración, etc. Lo indicado es que se solicite que el niño se hospitalice para realizar algunos exámenes y llegar a un diagnóstico e iniciar el correspondiente tratamiento.

Tengo un problema con mi bebé. Le han aparecido en su boquita unas manchitas blancas y la lengua está muy blanca también. ¿Debo preocuparme?: Verónica Macuitl Luna

Esto puede pasar debido a una infección por hongos conocidos como cándida albicans. Esta situación es común en bebés pequeños porque la saliva no consigue “enjuagar” apropiadamente la cavidad bucal, lo que permite que dichos hongos se desarrollen.

También se da por situaciones relacionadas con el uso de inhaladores a base de medicamentos de dosis medidas que contengan corticoides, o por simple contaminación oral al llevarse cosas a la boca. Generalmente, no es una infección grave, a menos que el paciente tenga alteraciones del sistema inmunológico. El tratamiento, al consultar a su médico se puede basar en el uso de antimicóticos orales y limpieza.

Soy mamá de una bebé de un año y seis meses. No sé lo que ocurre o si sea mi impresión, pero cada vez que me enojo mucho he notado que mi hija llora al probar la leche de mi pecho y, después, ya no quiere recibir. Hay gente que me ha dicho que la leche se ‘amarga’. Por favor, ayúdenme: Anónimo

En principio, no hay ninguna razón médica para considerar tal situación, es decir que la leche sufracambios en su composición química por su ánimo no es posible. Se podría considerar, más bien, por los cambios y la actitud emocional que usted manifiesta en ese momento.

Los bebés, por su misma condición, son muy sensibles a estas situaciones, perciben cambios sutiles en sus cuidadores. Luego, considero que no debe ser motivo de preocupación. Seguramente en un corto tiempo ella volverá a estar bien y todo retornará a la normalidad, teniendo en cuenta la edad de la niña, cuando la alimentación materna con seno tiene una connotación más de soporte emocional que alimenticio.

Mi sobrinita de 3 meses se contagió de piojos y no sabemos cómo eliminarlos, por lo pequeña que es. ¿Qué podemos hacer?: Gisselle Bermort

El tratamiento tiene dos fases, la primera es asear el sitio de infestación con jabón y agua caliente, es decir cama, ropa de cama, pijamas, gorros y ropa. La segunda fase es tratar el cuero cabelludo con una solución de vinagre caliente (no mayor que 40ºC) sobre el cabello seco y cubrir la cabeza con un gorro plástico por 30 minutos para retirar liendras y piojos. No obstante, por la edad de la niña, mi primera recomendación es consultar al pediatra.

Tengo un hijo de casi 3 años que dice que ve a un hombre cuando está a solas en alguna habitación. Incluso lo he escuchado hablando y comenta que es con él. ¿Debo preocuparme? América Janeth Parra Hernández

En la infancia, entre los dos y tres años, los niños experimentan la etapa del pensamiento mágico, en el que crean una realidad paralela entender la cotidianidad. Recomiendo ser respetuosos con el tiempo y el momento en los que el niño está participando con su “amigo”, pero hay que tener cuidado con ciertas situaciones riesgosas como que desee “volar como Superman” o similares.

En teoría, esto puede durar meses o años, aunque en general finaliza hacia los 5 o 6 años, y se supera en la medida que el niño madura y se incorpora socialmente con sus pares. Los padres deben consultar si esto está interfiriendo el desarrollo de su hijo.

Soy madre de un bebé de dos años y una niña de cinco. Últimamente, he notado que al niño le gusta jugar con muñecas y al caminar hace ademanes femeninos. No sé si está imitando a su hermanita, pero me inquieta. ¿Cuál es la explicación?: Armando Sánchez Wug

En su desarrollo por lograr autonomía, los pequeños comienzan a participar en juegos con otros niños, que en el caso es su hermanita; dependiendo de la relación que se dé, se pueden adoptar “conductas” consideradas ‘no adecuadas’ a su género. Sin embargo, son solo juegos en los que no se define ningún rol de género y puede ser simplemente un momento transitorio en su desarrollo.

De ahí viene nuestro papel como adultos cuidadores: aceptar esos espacios de expresión y observarlos, ofreciendo alternativas y otras actividades de juego para lograr un crecimiento armónico en el niño, dejando de lado prevenciones y estereotipos.

Mi bebé tiene 10 meses, y al tocar y hacer presión sobre su ombligo siento algunas protuberancias. Me angustia que sea una hernia: Arely Fraga

Existen tipos de hernias umbilicales. Unas son las denominadas primarias, que se presentan por un defecto estructural que existe desde el nacimiento, y otras son las secundarias, relacionadas con un procedimiento quirúrgico en el área.

Su tratamiento, la mayoría de las veces es una intervención quirúrgica, aunque en los niños se espera hasta los 6 meses de edad para evaluar la maduración de las estructuras y confirmar si aquellas zonas pequeñas se han cerrado correctamente. De todas maneras, es importante que consulte con su pediatra para que evalúe el caso particular de su pequeño.

¿A qué edad mi hija puede empezar a tomar leche de vaca?: Jesús López Murrieta

La lactancia materna es el alimento ideal para el ser humano y debe ser exclusivo hasta los 6 meses de vida del bebé. La leche de otros mamíferos se considera parte de la dieta complementaria, la cual integra sus derivados.

Dicho esto, en el caso puntual de la leche de vaca, hay que considerar que no es un alimento imprescindible ni esencial. El calcio y las proteínas que brindan sus productos lácteos o derivados los consigue también en otros alimentos. Le recomiendo que este tema lo trate con su médico pediatra.

Mi niño tiene 3 años y 5 meses. Desde hace algún tiempo, he descubierto que se mete las manos en la boca cuando llega a un sitio público. Cada vez es más notorio y estoy preocupada: Viviana Villa Aguirre

En este caso es probable que existan procesos en el desarrollo de su autonomía que requieran un mayor apoyo emocional, que le brinden seguridad y apoyo ante situaciones nuevas para él. Es importante entender lo anterior para ser respetuosos de su evolución; más que censurar la conducta, debe buscar y entender las causas de esta, para ayudarlo a superarlas adecuadamente, siendo ese nuestro fin como padres.

Tengo una sobrina de 6 meses que al dormirla y levantarse llora. La mamá la deja llorar y llorar, y no le pone atención. ¿Esto puede hacerle daño a la bebé?: Ajitop de Rodríguez.

El llanto es el lenguaje vocal de los bebés; a través de este, expresan sus necesidades. Con el llanto se expresa hambre, demanda de contacto físico, dolor, cansancio, etc. Y sí, todas ellas son válidas, pero deben ser analizadas de acuerdo con las circunstancias del momento, y es el adulto cuidador quien debe aprender a reconocerlas para dar una respuesta oportuna y adecuada.

Recordemos que a medida que el bebé crece y madura, aprende asociaciones entre las necesidades y las respuestas que tiene del medio; ello va formando la percepción que tendrá a futuro sobre la satisfacción de sus necesidades, la relación con las personas significantes y moldeará la percepción de sí mismo. Luego, aceptemos esta circunstancia limitante de su expresión y no hagamos interpretaciones propias.

Deseo saber qué tan conveniente es darle productos dietéticos a un niño: Lu Carrillo.

Depende de las circunstancias. Es común ver en la consulta niños que no tienen un ritmo estatural adecuado, y cuando se realiza un interrogatorio alimenticio, se encuentra que el niño comparte la alimentación de los padres, siendo baja en grasas y calorías, desconociéndose las necesidades nutricionales del pequeño.

Otra circunstancia son los alimentos dietéticos comerciales, los cuales tampoco tienen una recomendación de uso cotidiano. Luego, la solución es tratar de mantener hábitos adecuados que conserven un equilibrio y no solucionar la situación con otros inadecuados.

El uso de estos productos debe ser determinado por un experto en nutrición, que defina en forma muy concreta el tiempo y el uso que se dará a estos; no hay que hacerlo, en lo posible, de forma autónoma.

Mi bebé nació con dos dientes, pero el pediatra dijo que se los tenían que quitar y así fue, y no sé si después le salgan los nuevos dientes: Laura Arredondo.

Es una circunstancia normal, pero no frecuente. Recordemos que los dientes se forman durante las primeras semanas de gestación y su desarrollo se hace más evidente entre el tercer y cuarto mes de embarazo.

En ocasiones se da un posicionamiento del germen dental en forma más superficial, que puede terminar en la formación de dientes al momento del nacimiento. Es más frecuente en niñas que en niños, y generalmente son los incisivos inferiores.

Su aparición se ha intentado relacionar con factores maternos durante el desarrollo fetal, pero a la fecha no hay evidencias; sin embargo, se asocian a procesos anormales del desarrollo como paladar hendido. Así mismo pueden tener apariencia normal o no, y pueden carecer de raíces, creando el riesgo de aspiración, lo que determina su extracción. Ahora, los dientes en general erupcionan entre el quinto y el séptimo mes de vida.

Tengo una bebé de 4 meses y sus pestañas de abajo se le pegan al ojito, por lo que llora mucho. Les rogaría un consejo: Selene Bautista.

Puede ser normal; por la edad, de manera espontánea el bebé puede frotarse los ojos o, por el volumen escaso de lágrimas, las pestañas entran en los ojos y estos pueden irritarse. Lo anterior es ocasional.

Por otra parte, hay una alteración en la cual las pestañas se desarrollan hacia adentro (triquiasis); puede ser una causa de irritación que debe ser tratada por el oftalmólogo. La mayoría de las veces, la molestia se maneja con lágrimas naturales o solución salina, irrigando profundamente los ojos.

Tengo una bebé de 22 días, tiene flema, no puede dormir y se atraganta. ¿Cómo puedo ayudarla?: María del Pilar.

Para esa edad, son muchas las causas por las cuales un bebé puede atorarse; la primera y más importante de evaluar es la posibilidad de una incoordinación velopalatina; es decir, la falta de coordinación para tomar el alimento en la boca y deglutirlo, haciendo que este se desvíe a la tráquea, generando el atoramiento.

Esto se presenta por varias razones; la más común: inmadurez. También se puede interpretar como algo fisiológico: el bebé se atora con su misma saliva. Si la niña se atora, debe conservar la calma; si hay ahogamiento, iniciar medidas de reanimación.

Siempre es muy importante ir al pediatra para evaluar y determinar las posibles causas. Afortunadamente, esta irregularidad es remediable mediante terapia del lenguaje miofuncional, especializada en tratar trastornos de actividad oral, y procesos de masticación y deglución.

Me preocupa que mi bebé no llora. Solo como que se queja, pero no le salen lágrimas y tiene 1 mes y algunos días: Liss Montes de Oca.

No se preocupe, es que a esa edad, aún no tiene la capacidad de producir lágrimas, y es normal; hacia los cuatro meses de edad, el bebé adquiere la capacidad de producirlas. Sin embargo, estas están presentes en un volumen menor, permitiendo que el ojo esté lubricado. La causa por la cual los bebés lloran sin lágrimas está relacionada con el desarrollo y la maduración de los sacos lagrimales en los primeros meses. Entonces, un bebé que llora sin lágrimas no está fingiendo llorar, es que aún no ha madurado el desarrollo del saco lagrimal.

¿Es recomendable bañar a los niños en la noche? Es que mi beba llora mucho y yo la baño al mediodía: Elizabeth Lugo Martínez.

En absoluto, considero que no hay ningún problema con la programación de tales actividades; yo a mis pacientes les recomiendo un baño en la mañana, como el momento de aseo normal y en la noche, si son bebés, aconsejo hacer un baño de relajación, con el objetivo de hacer la transición del día a la noche.

Podrían ayudarme a decirme cómo hacer para que mi bebé de un mes agarre el biberón y el chupón: Jessica Hernández Ramírez.

Antes de darle un consejo, insistiría en que continuara con el proceso de lactancia materna. Desde el punto de vista de la mecánica de la deglución, a esa edad el bebé tiene la capacidad innata de succionar, traccionar y morder la areola y el pezón, y de esta manera obtener su alimento materno.

Cuando se le ofrece leche de vaca maternizada en un biberón, el bebé debe aprender a manejar la mamila del tetero, lo cual es un proceso mecánicamente diferente, y en el cual se da no un comportamiento motriz activo sino uno pasivo de succión y deglución. Se requiere, entonces, un poco de paciencia para que el niño aprenda, pero va en detrimento de su lactancia materna.

Un mes es aún una edad muy temprana para iniciar el uso del biberón y la mamila; la recomendación es esperar unas semanas más, hasta cuando sea posible, con leche materna. Si la decisión es alimentarlo con leche de vaca maternizada, el consejo es insistir y tener paciencia hasta lograr el proceso de aprendizaje en él.