Bloguear, una manera de controlar el estrés de la maternidad

El estudio asegura que los niveles de preocupación de la madre bajan

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
junio 21 de 2012 , 03:17 p.m.

Las mamás primerizas que crean y escriben blogs pueden verse menos estresadas que las que no lo hacen. Así lo afirma un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Penn State, de Estados Unidos, publicado en el Maternal and Child Health Journal.

Para llegar a esta conclusión, llevaron a cabo una encuesta sobre el uso de nuevos medios a 157 primerizas, todas ellas con un hijo de menos de 18 meses de nacido. El 61 por ciento dijo que escribía su propio blog y el 76 por ciento, que leía blogs. El 89 por ciento de las que escribió su propio blog lo hizo para documentar experiencias personas o compartirlas con otros y el 86 por ciento quería estar en contacto con familiares y amigos, en especial con los que no vivían cerca.

“Parece que bloguear ayuda a estas mujeres en su transición hacia la maternidad, pues se sienten más conectadas a su familia extendida y amigos, lo cual las hace sentirse más apoyadas”, dijo Brandon T. McDaniel, uno de los investigadores y experto en estudios de desarrollo humano y familia en la Universidad.

“Esto va a afectar otros aspectos de su vida, como la relación con su compañero, la forma en que maneja el estrés y, eventualmente, los niveles de depresión”, añadió.

Por ser este uno de los primeros estudios que profundiza en los efectos de las comunidades online en las nuevas madres, McDaniel dijo carecer de información para determinar cómo o por qué el blogueo está marcando una diferencia en las primerizas.

La investigación también arrojó que existe una correlación importante entre una fuerte conexión a la familia y amigos y un incremento en los sentimientos de apoyo social, lo cual produjo además mayor satisfacción marital, menos conflictos con la pareja y menos estrés propio de la maternidad.

Las mujeres que experimentaron menos sentimientos de estrés por la maternidad también presentaron menos sentimientos depresivos. 

* Con información del Blog de Pablo Fonseca, La Nación