Chocolate para la felicidad de las embarazadas

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 11:44 a.m.

No hablamos de predecir su futuro con el chocolate, ni decimos que le damos la solución para la tristeza y tampoco le podemos asegurar que su hijo nazca con una sonrisa, pero sí le contamos sobre las propiedades saludables de la golosina más irresistible a base de cacao.

El cacao era como el oro y servía para pagar los artículos en la época de la conquista. Sin embargo, su valor nutricional fue más fuerte que su utilidad económica. Su derivado tiene un sabor dulce y se deshace en la boca. Hablamos del chocolate que proporciona felicidad  a las embarazadas.

Según un estudio realizado a 300 mujeres gestantes y publicado en la revista científica británica New Scientist, las adultas que comen chocolate durante la gestación dan a luz a bebés más activos y disminuyen la fatiga en el periodo de gestación.

Ese placer momentáneo que se siente después de ingerir una pastilla de chocolate se produce porque este tiene una sustancia que aumenta la serotonina, una endorfina que disminuye la depresión. Un neurotransmisor producido por la glándula pituitaria que estimula a la madre para que se sienta satisfecha.

Según la nutricionista Sandra Morales “El estímulo es similar a la que siente quien toma una tasa de café y no depende de la cantidad. Quien come un  chocolate se siente feliz así haya roto la dieta”.

El chocolate más que una golosina tentadora, es un antioxidante de origen vegetal. Contiene vitamina E escasa en la mayoría de los alimentos, la cual colabora para disminuir los procesos de oxidación que causan el envejecimiento prematuro.  Estos procesos se dan todos los días en la madre ya que al cuerpo ingresan oxígeno y comida.

Este dulce además de hacer más llevaderos los problemas del corazón, no representa ningún riesgo para la salud cardiovascular.  Su grasa no eleva los niveles de colesterol, ni de triglicéridos. Al morder un chocolate no solo está tolerando un antojo, también evita la hipertensión, disminuye la presión arterial y previene enfermedades  cardiovasculares.

En la gestación, las proteínas de este dulce colaboran con el crecimiento del feto y en la dieta de una mujer lactante es un alimento energético que puede remplazar el café u otros líquidos.

Margarita Barrero Fandiño
Redactora ABC del bebé