Cuidado, estos alimentos pueden asfixiar a su hijo

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
mayo 08 de 2012 , 03:47 p.m.

Los niños menores de cuatro años son quienes, con mayor frecuencia, se asfixian con los alimentos debido a que no pueden partirlos en pedazos pequeños y algunas veces tragan entero.

Los niños menores de cuatro años son quienes, con mayor frecuencia, se asfixian con los alimentos debido a que no pueden partirlos en pedazos pequeños y algunas veces tragan entero.

Por eso, los padres deben tener cuidado cuando les dan a sus hijos alimentos que requieren masticación prolongada o que pueden causar ahogamiento. Además, es importante supervisarlos mientras comen y enseñarles a consumir bocados pequeños.

Para prevenir un ahogamiento, los padres deben partir los alimentos en pedazos fáciles de morder y estimular al niño a que mastique bien. No es recomendable darles comidas redondas como tiras de carne, perros calientes, rodajas de zanahoria y uvas, pues pueden quedarse fácilmente en la garganta. Igualmente, no se les debe permitir correr, jugar o reírse mientras comen.

Tampoco se le debe dar al niño alimentos duros y lisos como el maní, pues se tienen que masticar con un movimiento de pulverización que sólo dominan hasta después de los cuatro años.

En general, los alimentos con los cuales los niños se asfixian más comúnmente son:  

:: Perros calientes

:: Nueces

:: Uvas enteras

:: Palomitas de maíz

:: Dulces duros y pegajosos

:: Zanahorias crudas

:: Maní

:: Pedazos de carne o queso

Síntomas, diagnóstico y tratamiento

Es importante entender la diferencia entre la tos severa y la asfixia, pues cada una requiere una respuesta diferente.

Si el niño está tosiendo, pero aún es capaz de respirar y producir sonidos, quiere decir que no se está ahogando y, por el contrario, está intentando expulsar el objeto que lo atora momentáneamente.