¿Qué hacer para calmar el malestar de los dientes del bebé?

El pediatra Álvaro Jácome responde sus inquietudes en abc el especialista

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
junio 18 de 2015 , 03:49 p.m.

Mi bebé está con el tema de los dientes. ¿Qué hago para calmar su malestar? Cintix Acosta 

Este es un tema con muchas creencias. El proceso de erupción dental está determinado genéticamente; hay una serie de cambios preparatorios en la cual se dan varias coincidencias dentro del desarrollo del cuerpo del niño. La edad en que se da está entre los 7 y 9 meses de vida (etapa oral activa), cuando el bebé se lleva diferentes cosas a la boca, se perfeccionan movimientos musculares, hay aumento de la salivación y, obviamente, de infecciones banales secundarias. 

Luego, no se ha podido comprobar en forma directa causal que la salida de los dientes sea la razón por la cual se produce 'diarrea' o 'fiebre'; se considera más circunstancial. Luego, mi consejo es tomar las cosas con calma y actuar según las circunstancias. Los tratamientos son variados (soluciones locales analgésicas, analgésicos, objetos para morder, etc.). 

Mi hijo tiene 5 años. Desde que come alimentos sólidos, se llena la boca de comida y pasa despacio. ¿Qué puedo hacer? Claudia López 

La situación tiene diferentes interpretaciones. Puede ser un simple proceso conductual hasta una problemática que requiera terapia del lenguaje miofuncional. En esencia se puede interpretar como una dificultad de interpretación que tiene el niño para definir cuándo el alimento está listo para deglutir. 

Cuando una persona come, entran a participar varios elementos: los sensitivos, que evalúan la textura y la consistencia. Gustativos, intelectuales, neurológicos y habilidades motoras para mover el alimento dentro de la boca, para que se mezcle con la saliva y sea triturado por la dentadura. Esto se inicia desde el nacimiento, a través de la experiencia de la lactancia materna; luego, entre los 5 y 7 meses de edad, el niño acepta alimentos con diferentes texturas, y continúa con el desarrollo de la habilidad motora para manejarlo. 

A medida que erupcionan los dientes y adquiere una mayor destreza en su boca, el proceso continúa. Cuando no se logran estos tiempos, es cuando comienzan los problemas; niños con uso de biberón en forma prolongada, introducción tardía de los alimentos, experiencias emocionales negativas con estos, etc. Luego, es importante que se haga una evaluación con la historia clínica, definir el origen del problema y decidir un plan terapéutico.