Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Con el pan debajo del brazo

Por: Marcela Escobar
Viernes, 21 Octubre 2011 - 12:10pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

La llegada de un hij@ es la alegría más grande que puede tener una pareja, pero también es una responsabilidad que asusta. De hecho, muchas parejas afirman que no se atreven a tener hijos porque es muy costoso y, teniendo muy buenos trabajos, no se sienten con la capacidad financiera para embarcarse en esta aventura. Otras, que ya son padres, rechazan tener el hermanit@ porque no se sienten capaces de darle las mismas cosas materiales que al primogénit@
Es cierto que las finanzas familiares se alteran con la llegada de un nuevo miembro…y lo hacen mínimo por 24 años. Pero también que, con una buena planeación y anteponiendo la razón, no solo es posible amortiguar el impacto financiero, sino lograr que cada hij@, como dice el refrán, traiga su pan y su arepa debajo del brazo.


Como me decía una amiga en estos días, el nacimiento de su hija fue el motor para que ella triunfara profesional y económicamente. El deseo de darle a los hij@s lo mejor, es el aliciente más poderoso para hacer que el padre y la madre progresen y para que salgan de su zona de confort financiero. Si se tienen las metas claras y se piensa a largo plazo en lugar de reaccionar cuando se van presentando los distintos eventos (desde quedar embarazados hasta el ingreso a la universidad) lo más probable es que las finanzas familiares tengan tiempo de adecuarse a los cambios y los padres puedan dedicarse a disfrutar de sus hijos en lugar de vivir en la incertidumbre financiera.


Para que los hijos no sean fuente de problemas financieros y los padres se puedan dedicar a disfrutarlos sin incertidumbres económicas, la palabra clave es planeación. Lo que sucede es que no es tan fácil ponerla en práctica. Cuando llega el bebé, parece que uno no tuviera tiempo de pensar. Entre la lactancia, el cambio de pañales, el llanto y los consejos de todo el mundo, la tentación es vivir el día a día y esperar a que los acontecimientos sucedan para afrontarlos. Además, siempre se piensa que hay tiempo, pero en un abrir y cerrar de ojos, el hij@ ya tiene que entrar al jardín, y en menos de nada, al colegio grande, léase que los gastos en pañales y leche se reemplazan por las matrículas, el transporte, los uniformes y los útiles. Si uno es capaz de planear, puede anticipar estos gastos –o inversiones- y tener la reserva correspondiente –o la generación de ingresos extra- para asumir estas nuevas responsabilidades.


Pero también, tiene tiempo de investigar cuál es el mejor jardín para su hij@ - cada colegio tiene una edad de ingreso diferente, y dependiendo de cuál sea la del plantel educativo deseado, se debe fijar la fecha de ingreso al jardín-  para ayudarle a desarrollar todo su potencial, ya que entre los 0 y los 6 años es el momento en el que se forman las conexiones neuronales y, lo que no se hizo en este tiempo, no se recupera. Además, se puede evaluar cuál es el mejor colegio que podría pagarle en el futuro cercano y, si es el caso, hacer un ahorro programado para podérselo pagar. Eso sin hablar de la educación universitaria. Porque por alto que sea su nivel de ingreso actual, usted no sabe cómo será su situación en 18 años, cuando su hij@ empiece sus estudios superiores.


El objetivo de este blog es ayudar a descubrir el pan que su hij@ trae debajo del brazo, con consejos prácticos sobre cómo planear y presupuestar cada etapa, además de cómo ahorrar, gastar e invertir eficientemente aprovechando la llegada del nuevo@ integrante al hogar.


Por ahora, planteo algunas preguntas que se irán respondiendo semanalmente. ¿Cómo planear financieramente la llegada de un hij@? ¿Cómo hacer un presupuesto a largo plazo para anticipar los gastos asociados al hij@? ¿Cuál es el impacto sobre las finanzas de la elección del colegio? ¿Cómo asegurar la educación de su hij@? ¿Cómo  gastar racionalmente y no dejarse llevar por el impulso cuando hace las compras para su beb@?.

Publicidad

Herramientas

Con el día de tu última menstruación, esta herramienta te servirá para obtener datos claves del desarrollo de tu hijo.
Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.