Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Cambios emocionales que experimenta la mujer durante el embarazo

Cambios emocionales que experimenta la mujer durante el embarazo
Martes, 7 Abril 2009 - 10:29am
0

Comentarios

Comparte este artículo

Llorar sin tener un motivo aparente, sentir miedo de que el bebé nazca con malformaciones, angustia y ansiedad son algunas de las sensaciones que experimenta la gestante debido al aumento de las hormonas durante los nueve meses.

La mayoría de las veces el cambio es positivo, pues se experimenta la sensación de bienestar debido al aumento de las endorfinas (hormona producida en la glándula pituitaria y el hipotálamo, considerada como un analgésico que desminuye el dolor y la depresión). “La mujer tiene una sensación de vínculo con su hijo desde el momento en que conoce la noticia de su embarazo y esta situación le genera placer y vitalidad”, afirma la siquiatra Rocío del Pilar Barrios.

 Para la experta, “el embarazo es una crisis tanto a nivel biológico como psíquico. Es decir, se trata de una crisis de vida tanto a nivel emocional como biológico por todos los cambios que tiene el cuerpo de la mujer al adaptar adecuadamente a un ‘cuerpo extraño’ dentro de ella: el bebé. Si a esas dos cosas le sumamos lo que significa síquicamente embarazarse, tenemos entonces tres grandes crisis y, por eso, la mujer tiene alguna dificultad para manejar sus emociones. Cambios más frecuentes- Normalmente, las gestantes sienten en algún momento del embarazo miedo de que su hijo tenga alguna malformación genética. “Se convierte en una idea reiterativa a pesar de que el médico tratante le demuestre con ecografías que el bebé viene en perfecto estado. Hasta que no nace y ella misma no le cuenta los dedos y examina por sí misma todo su cuerpo, no se convence de lo contrario”, aclara la siquiatra. - Otro de los sentimientos que se ‘apodera’ de la embarazada y hasta de su pareja, es el temor al futuro y a los cambios que sufrirá la economía del hogar. Aunque el niño no ha nacido, la pareja empieza a inquietarse inclusive por el método que emplearán para asumir el costo de la universidad del pequeño.

La docente de la Universidad de La Sabana y experta en finanzas Adriana Sancipa recomienda  que “lo primero es dividir las finanzas en tres: prepararse durante el embarazo para prever económicamente las necesidades básicas del pequeño, incluyendo su salud, y dejar una partida de ahorro; segundo, solventar los gastos periódicos que demandará el bebé después de su nacimiento (pañales, leche, ropa, atención médica mensual), así como la canasta familiar; y lo tercero, la previsión hacia el futuro; es decir, planes de financiamiento para pagar los estudios universitarios del nuevo hijo”.

Un punto importante en el equilibrio de la economía familiar -dice Sancipa- es hacer sacrificios, contener impulsos, no endeudarse demasiado y ahorrar, pues seguramente habrá gastos adicionales por la llegada del pequeño.  Tareas de la pareja Más que decirle cualquier cosa, es tomarse el tiempo para escucharla. “A los hombres les es difícil entender los conceptos femeninos. Dan por hecho que es una pendejada y no escuchan toda la película mental que se está armando la mujer alrededor. Es un tema que es absolutamente válido y esperable. Lo más importante es que la mujer se sienta mucho más escuchada y protegida. Después, los hombres pueden ofrecer consejos racionales y brindar cariño”, indica la siquiatra.  ¿Y las madres solteras?La familia y los amigos deben tener una actitud de acompañamiento y de apoyo. Es importante no entrar a criticar porque la embarazada está vulnerable, y las personas que la rodean deben apoyarla en su determinación de seguir sola con su embarazo. “Estamos hablando de una mujer adulta, que si tomó la determinación es porque tiene capacidad de juicio, de raciocinio, de tomar una serie de opciones, decantarlas, entenderlas y asumir las consecuencias de esa decisión. La culpa en ningún nivel sirve de nada. Normalmente, los padres de las  madres solteras no toleran la situación y después de que nace el bebé se acaba el rechazo”, opina Barrios. 

Actividades que mejoran el estado de ánimo❋ El yoga: Este tipo de terapias crean una conciencia de la corporalidad. Ayuda a la respiración y la relajación, mantiene buenas fronteras del mundo interno (ella y su hijo). Durante el embarazo, las mujeres están sujetas a que todo el mundo emita juicios y opiniones y el yoga ayuda a crear fronteras o barreras de protección. ❋ Si una mujer es deportista y quedó embarazada, se sugiere que continúe haciendo ejercicio. Si la gestante es sedentaria, caminar le brindará placer. ❋ Leer sobre el embarazo y libros que le generen bienestar. ❋  Si la mujer tiene pensamientos negativos (como, por ejemplo, “qué tal que mi hijo tenga una malformación) debe hacer una lista de pensamientos positivos que le generen bienestar en su vida cotidiana.

 

Embarazo de jóvenesLos adolescentes todavía no tienen la suficiente capacidad de criterio y de juicio formado, proceso que es absolutamente normal. Durante esta etapa de la vida se termina de estructurar y madurar esa capacidad de juicio. Lo ideal es que una adolescente embarazada asista adonde un especialista en salud mental para que ella entienda sus emociones y pueda tener una gestación lo más normal posible.

 

Comparte este artículo

Herramientas

Obtendrás una tarjeta con los datos que tú y tu familia deben saber cuando el alumbramiento sea inminente.
Con el día de tu última menstruación, esta herramienta te servirá para obtener datos claves del desarrollo de tu hijo.

Publicidad