Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Cómo evitar el cólico del bebé

Cómo evitar el cólico del bebé
Viernes, 30 Junio 2006 - 10:35am
0

Comentarios

Comparte este artículo

Ese llanto inconsolable que se agudiza en horas de la tarde y que viene acompañado de distensión abdominal, flexión de piernas, enrojecimiento cutáneo y puños cerrados es un indicador claro de cólico en el bebé.

La forma de alimentarlo es uno de los factores decisivos en la presencia del malestar. Es decir, la postura de la madre y del niño, así como la manera de ponerle el seno o el biberón es fundamental para evitar el cólico. "Es ideal que la mujer esté cómodamente sentada y tranquila y el bebé semisentado", indica la pediatra Libia Segura.

Algunos expertos definen el cólico como un llanto intenso que se prolonga al menos tres horas al día, tres días a la semana durante tres semanas en un bebé sano y bien alimentado.

El 30 por ciento de los casos de cólico es por causa de los gases y entre el 15 y 40 por ciento de los pequeños los padecen en los primeros cuatro meses de vida. Se resuelve espontáneamente después del cuarto mes.

Los gases se producen por dos motivos: primero, porque la leche, al llegar al estómago, se mezcla con el jugo gástrico y se fermenta; y segundo, cuando el infante, al comer, traga aire involuntariamente.

De acuerdo con Segura, la ansiedad de la madre también puede influir en la continua irritabilidad del infante porque, frente a tales episodios de llanto imparable, se angustia mucho y trata de calmarlo con técnicas poco favorables como el movimiento o la administración de fármacos antiflatulantes, poco efectivos en el manejo de cólico.

Cabe anotar que este malestar también es producto de intolerancia a la proteína de la leche de vaca y de reflujo.

Si el cólico se presenta más de tres veces por semana, es conveniente consultar con el pediatra.

Consejos para prevenir el cólico de su bebé

Evite alimentarlo acostado. Lo ideal es que el bebé coma semisentado cuando le de seno o biberón. En este último caso, eleve bien el tetero. Consiga uno que traiga chupo con flujo regulado. - Cuando éste tiene un orificio muy grande o el biberón no se eleva correctamente, el niño traga aire. Después de cada toma, sáquele los gases. Es conveniente que lo haga hasta los cuatro meses de vida. La postura boca abajo es la mejor. Si no lo hace, en caso de que lo acueste, la regurgitación normal de todo bebé (devuelve un poco de leche después de haber comido) puede convertirse en vómito y el pequeño corre el riesgo de broncoaspirar. La leche de fórmula puede producir más gases, debido a que se prepara a base de leche de vaca. Los masajes en sentido a la manecillas del reloj alivian el cólico.

Andrea LinaresRedactora ABC del Bebé.

Comparte este artículo

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te ayudará a llevar el registro de las vacunas que debes aplicarle a tu hijo en cada etapa de crecimiento. Esta herramienta está asociada a la información de los hijos registrados.

Publicidad