Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

¿Cómo hablar de noticias con los niños?

¿Cómo hablar de noticias con los niños?
Martes, 15 Enero 2008 - 4:20pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

Aunque los menores no entienden el significado del secuestro, muchos juegan al bueno y al malo, debido a la exposición mediática del tema en los últimos días. Por eso, infórmese de cómo debe hablar sobre este tema con los pequeños.

Durante la última semana, Simón, de 5 años, preguntó a su papá: ¿por qué los malos (guerrilleros) se visten igual a los militares? ¿Por qué a los buenos los tienen encerrados en jaulas? Y, ¿por qué todo el mundo habla de Emmanuel?

Como él, cientos de niños colombianos no entienden qué es lo que está pasando en el país, y en su conciencia se podrían están desarrollando sentimientos de temor.

Para el médico siquiatra Jorge Forero, “no cabe duda de que los niños de Colombia crecen con miedos y ansiedades diferentes a los del resto del mundo. Muchos de estos menores presentan un factor de riesgo que los hace sentir vulnerables, debido a las medidas de seguridad con que deben desplazarse. Esto se evidencia en su rendimiento escolar y en sus relaciones interpersonales”.

La sicóloga especialista en desarrollo infantil Paula Bernal sugiere abordar el tema solo si el pequeño lo pregunta.

Pero enfatiza en la idea de que un niño pequeño no debe ver noticieros por la dureza de la información e imágenes que circulan por estos días.

“El secuestro es un tema que está en boga; los niños, además, escuchan a los grandes hablar del tema y piden explicaciones. En todo caso, un niño menor de 7 años no debe tener acceso a ese tipo de información cruda”, indica la especialista.

El primer pasoAntes de los 7 años, cuando el niño empieza a formular preguntas y a querer participar en el tema, los padres deben preguntarle lo que está entendiendo de la situación.

Con las mismas palabras con las que el menor respondió, el adulto debe organizar la información para que él se haga un concepto de lo que está ocurriendo.

“Los padres no deben cambiar respuestas, ni la historia, para evitar que aparezcan temores en el niño. Por eso, sus explicaciones deben estar descontaminadas de sus propios temores y no extenderse demasiado para que la idea quede clara y la duda, resuelta. Es importante que los padres estén bien informados antes de exponer al menor lo que sucede, empleando un lenguaje sencillo”, aclara el sicólogo infantil Luis Alberto Rengifo.

¿Me puede pasar a mí?Es normal que los niños presenten temores y que se sientan vulnerables por su aparente estado de indefensión. Además, es innegable que la noticia de la liberación de Emmanuel afectó a otros menores, sin importar su edad.

Para Bernal, encerrar a los niños en una burbuja y asegurarles que nada les va a pasar no mejorará la situación.

“No hay que decirles a ellos que siempre van a estar seguros. Hay que explicarles, con toda honestidad, los riesgos que corren y las medidas de precaución que deben tomar, como no hablar con extraños, para prevenir que sean blanco de situaciones semejantes”. Las secuelas de tener miedo pueden ser traúmaticas si no son tratadas oportunamente por un especialista.

Honestidad y palabras sencillas: claves al abordar el tema del secuestro con su hijo

Desde los 7 años, un niño es consciente y entiende lo que ve, escucha y lee en los medios de comunicación. Por eso, se afecta con los contenidos violentos, sintiéndose ansioso e inseguro.

“Los padres deben explicar lo que sucede, sin decorar los hechos y sin detallar mayores detalles. Asimismo, contarle al niño que hay personas malas y que, si el bueno está en riesgo, otras personas iguales a él (buenas) lo rescatarán”, dice la sicóloga experta en desarrollo y crianza, Paula Bernal. Cabe aclarar que los niños más pequeños no entienden la diferencia entre bueno y malo, por lo cual se les debe explicar con ejemplos de la vida cotidina la diferencia entre ambos conceptos.

Es de igual importancia enfatizar que los adultos velan por la seguridad del niño. “Hay que mostrarles que la casa es segura, que hay chapas que los resguardan y dar indicaciones de prevención como evitar hablar con extraños o abrir la puerta si el menor está solo”, agrega la sicóloga.

Para no generarle paranoia, se les debe decir que no todos los desconocidos son malos. Hay que ser creativos para hablar del tema: usar muñecos para hacer juegos de simulación y reforzar la seguridad en el niño. Lo más útil es contar todo como una historia.

El miedo y las pesadillas

Cuando el lugar en el que crecen los niños les genera miedos e inseguridades, lo primero que deben hacer los padres es explicarles lo que acontece, pero, además, pueden aprovechar que los niños plantean el tema para enseñarles a prevenir.

“Generalmente, los padres sobreprotegen a los pequeños y no les permiten desarrollar habilidades y estrategias para defenderse. Hablarles de la realidad nacional es un mecanismo de alerta y de prevención”, asegura el sicólogo infantil Luis Alberto Rengifo.

Además, es muy común que el miedo genere pesadillas, pues estas “son parte normal en el desarrollo del niño y surgen a partir de temores reales”, explica la neuropediatra Olga Lucía Casasbuenas.

Otro factor que puede incidir en que los niños tengan pesadillas a propósito del tema es que en muchos casos, mientras los adultos ven los noticieros, los niños juegan, pero también escuchan y aunque no entienden todo, sí lo fundamental.

Por eso, “lo ideal es que los padres vean noticias cuando sus hijos estén dormidos, porque los pequeños no diferencian la fantasía de la realidad, y lo que escuchan en la realidad lo unen con sus fantasías”, sostiene Paula Bernal, sicóloga experta en desarrollo y crianza.

Redacción ABC del bebé

Herramientas

Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

Publicidad