Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Cómo prevenir y tratar las enfermedades más comunes en los niños

Cómo prevenir y tratar las enfermedades más comunes en los niños
Lunes, 6 Diciembre 2010 - 9:21am
0

Comentarios

Comparte este artículo

Las anomalías respiratorias son las más comunes en los menores de 5 años.

Para que su hijo no sea víctima de esta y otras afecciones que complican su vida y la de su hijo, ABC del bebé consultó las infecciones más frecuentes en los niños. Sugerencias de los especialistas con las cuales usted podrá evitar varias visitas al médico y, lo más importante, prevenir estas enfermedades en su hijo. Según Olga Lucía Baquero Castañeda, médica pediatra Presidenta de la Junta Directiva de la Sociedad Colombiana de Pediatría, Regional Bogota, las más frecuentes a esta edad son las infecciones respiratorias producidas principalmente por virus.

“Si se localizan en la vía aérea superior son las gripas, por infección de oídos y garganta. Si están en la vía respiratoria inferior son las bronquiolitis y bronconeumonias, usualmente en menores de 2 años”.

También están las infecciones gastrointestinales, como las diarreas, y en tercer caso, las intoxicaciones, quemaduras, atoramientos y ahogamientos.

Las respiratoriasConocerlas y saber cómo prevenirlas es la solución. Según Nicolás Heredia, otorrinolaringólogo y cirujano plástico, las comunes son: • Rinitis alérgica: es una respuesta inmune del sistema respiratorio y se caracteriza por la inflamación de la mucosa nasal y crecimiento de los cornetes. Se acompaña normalmente de obstrucción y moco nasal, además de estornudos. Los pacientes normalmente respiran por la boca y tienen signos como ojeras. • Rinosinusitis: enfermedad en la que compromete mucho más el sistema respiratorio. Puede afectar los senos paranasales llenándolos de moco y, debido a la inflamación nasal, este no puede salir, lo que ocasiona en los pequeños malestar general, fiebre, dolor de cabeza y mocos, normalmente amarillentos y verdosos. Se ve cómo los mocos bajan por atrás de la garganta.  • Amigdalitis: infección de las amígdalas, que muchas veces se resuelve sin tratamiento pero, cuando va acompañada de malestar general, fiebre y placas, requiere de tratamiento antibiótico. Si los episodios son muy repetitivos, es aconsejable retirarlas o reducirlas de tamaño.• Bronquiolitis: esta condición está asociada a un proceso respiratorio a nivel de los bronquios y se acompaña de ruidos al respirar. Estos pacientes precisan de manejo muchas veces hospitalario para revisar los niveles de oxígeno y dar un tratamiento adecuado. Es causada por la hipertrofia de adenoides, amígdalas y cornetes, que producen obstrucción, respiración oral, ronquido, apneas y es importante tratarlo a tiempo, pues producen alteración en el crecimiento facial, problemas dentales y problemas de sueño.

 

Accidentes caserosatoramiento y quemaduras. Ante cualquiera de estos casos, lo fundamental es tener calma, para poder afrontar cada situación con inteligencia.

- AtoramientoSi es menor de 12 meses, lo recomendable por Claudia Granados, pediatra y docente de la Universidad Javeriana, es ponerlos boca abajo y darles unos pequeños golpecitos suaves y secos en la espalda y luego en el esternón. Para los niños mayores de un año, lo sugerido por la pediatra es hacer la maniobra de Heimlich, que sirve para desobstruir el conducto respiratorio, bloqueado por un trozo de alimento u objeto. “Ubíquese detrás del pequeño. Levántelo y abrácelo. Ponga una mano empuñada en medio del pecho y cúbrala con la otra mano. Imprima fuerza hacia arriba entre el esternón y el ombligo”.En dado caso que el pequeño se desmaye, déle dos respiraciones en la boca y diríjase a urgencias inmediatamente. Nunca les meta el dedo a la boca, ya que esto ayudará a obstruir más el elemento.Prevención• Aíslelo de juguetes pequeños que quepan en su boca. • No le brinde maní, ni semillas ni monedas. • Nunca deje a los menores de 5 años comiendo solos. • Evite la ropa de los pequeños con botones.• No permita que el menor consuma alimentos duros con los cuales se pueda atorar.• Manténgalo fuera del alcance de químicos.  - QuemadurasEn caso de quemadura, lo primero que debe hacer es quitar anillos, cadenas y aretes. Después, abundante agua fría en la herida. Según la pediatra Granados, ni la mantequilla, ni la maizena, ni el aceite ni el café sirven para cuidar la piel de las quemaduras. “Esto lo que hará es irritar más la herida”, indica Granados. Después debe recurrir a urgencias, allí evaluarán el grado de la herida y le darán el tratamiento adecuado. Prevención• Nunca deje a sus hijos solos en la cocina. • Aléjelos de los platos con comida caliente. • Evite calentar el tetero al baño de María. • Antes de bañarlo, examine la temperatura del agua y no permita que ellos estén solos cerca a ella.

Por una piel sanareducen, después del nacimiento, el pH de 6.5 a 5.5.  El grosor de la piel de los bebés es 40 a 60 por ciento menor que la del adulto. Esa diferencia pone a los pequeños en mayor riesgo de daño cutáneo e infección. Para los cuidados de esta, Iván Pérez, dermatólogo de la Fundación Universitaria Santa fe, explica que los niños entre cero y 5 años de edad solo necesitan jabón en su cola. “Después del baño se les debe aplicar una crema humectante y, para los bebés mayores de seis meses, se recomienda el uso del bloqueador solar en el rostro”, explica Pérez. Esto, seguro, ayudará a evitar las enfermedades más comunes de la piel. La dermatóloga Lina María Chinchilla las explica: Dermatitis atópica: enfermedad inflamatoria que inicia en las mejillas y en los pliegues flexores de las extremidades. Dermatitis seborreica: condición de la piel en la que hay un exceso en la producción de grasa en el centro facial, cuero cabelludo y pecho. Se manaja  con champú medicado. Dermatitis por pañal: inflamación causada por la humedad de los pañales, la presencia de la orina y heces. 

 

Al pie de la letraLa Sociedad Colombiana de Pediatría sugiere: Lactancia materna exclusiva mínimo hasta los 6 meses de edad, como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud.- Cumplir con el esquema de vacunación.

- Asistir al pediatra, para verificar que el niño está creciendo de forma adecuada y que gana el peso y la talla que corresponde  a su edad.- Valorar periódicamente el desarrollo del pequeño para detectar tempranamente la aparición de enfermedades.- Seguir las recomendaciones sobre espacios seguros para niños según su edad,  y que los padres sigan las indicaciones de supervisión.- En esta temporada de lluvias, arrope bien a su hijo. Guarde en su maleta guantes, bufanda, chaqueta y manta.- Tenga cuidado con los alimentos que le da a su hijo. Lávelos cuidadosamente y siempre hierva el agua antes de brindarla. - No descuide a sus hijos. En cualquier segundo puede accidentarse o caerse del lugar menos pensado.- No deje al alcance del menor elementos con los que se pueda cortar, ahogar, quemar o atorar. - Prevenir es la solución, por tal motivo debe cumplir a cabalidad estas recomendaciones.

 

Por Mónica Toro

Redactora ABC del bebé

 

Comparte este artículo

Herramientas

Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

Publicidad