Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

¿Cómo saber que el niño queda con hambre?

¿Cómo saber que el niño queda con hambre?
Jueves, 14 Septiembre 2006 - 5:14pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

Entender a un bebé es todo un proceso. Tal vez, uno de las cosas más complicadas de percibir es si el niño ha quedado lleno cuando come o si, por el contrario, sigue con hambre.

Los mitos respecto al hambre del bebé son muchos. Por ejemplo, algunos padres piensan que si el niño llora antes de dos horas después de la comida es porque tiene hambre, sin saber que puede ser por causa de un cólico.

Otro mito es que cuando los niños bostezan tienen hambre. Esto, según el pediatra Gerardo Buenahora, también es mentira. “El bostezo es un reflejo que permanece en el niño hasta los 10 o 12 meses y no tiene nada que ver con su apetito”.

Aunque el bebé no lo pueda decir, hay formas muy eficaces para comprobar que ha recibido la cantidad de alimento suficiente.

- La balanza es una buena forma. Entre los tres y los seis meses, el bebé debe subir aproximadamente 40 y 50 gramos diarios.

- La pediatra Stase Sloktus afirma: “usualmente, los padres aprenden a darse cuenta cuánto tiempo necesita comer el bebé para llenarse, teniendo en cuenta si está tranquilo, no llora y no busca más el seno”.

- Un bebé hambriento no duerme bien, permanece tenso y con los puños recogidos. - Otro método para comprobar que el niño está succionando y tragando es poner la mano sobre su garganta, mientras es amamantado.

- Los pañales también pueden dar señales de qué tanto está comiendo el bebé. La orina debe ser inodora e incolora, si tiene alguna variación puede indicar deshidratación.

- Las deposiciones en las primeras semanas del niño deben ser entre tres y cuatro por día. Muchas veces serán después de cada comida. Si nota que son muy pequeñas y espaciadas, es mejor consultar al pediatra.

- Hay que tener en cuenta que los bebés comen un promedio de 10 veces cada 24 horas. El niño succionará de manera constante y dejará de hacerlo cuando esté satisfecho. - Los recién nacidos no deben dormir más de tres horas seguidas. Hay que despertarlos para darles alimento.

- Los pechos se sienten descargados después de alimentar al niño. Esto es síntoma de que el bebé ha succionado la leche.

- El bebé pierde peso los primero días de nacido, pero debe recuperarlo entre las dos y tres semanas siguientes.

- El color de las deposiciones debe cambiar, conforme el niño va consumiendo la leche materna. Los dos primeros días es espeso y oscuro. Luego empieza a tomar un color amarillo verdoso y, finalmente, es de una consistencia más liquida y de color amarillo mostaza.

Si el niño presenta un retardo en el crecimiento, tiene color amarillo y presenta muestras de debilidad, hay que consultar al médico.

Catalina Jiménez CorreaPara ABC del bebé

Comparte este artículo

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te ayudará a llevar el registro de las vacunas que debes aplicarle a tu hijo en cada etapa de crecimiento. Esta herramienta está asociada a la información de los hijos registrados.

Publicidad