Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Cuáles son las características que debe tener un buen jardín infantil

Cuáles son las características que debe tener un buen jardín infantil
Jueves, 23 Abril 2009 - 2:53pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

La infraestructura física, el material didáctico y pedagógico, los profesionales a cargo, el programa educativo, la alimentación e inclusive los momentos dedicados al juego deben analizarse a la hora de escoger el mejor jardín para un niño.

 

 

Por eso, este proceso de elección no puede durar solo unas horas, sino que merece muchos días y bastante paciencia, hasta encontrar características como seguridad, aprendizaje, nutrición y excelente desarrollo infantil como fundamentos básicos que se acomoden al gusto de los padres y a la necesidad de los hijos. 

Sabiendo que ciertos padres de familia pueden, por opción, dedicarse a la crianza del bebé durante los primeros años, surgiría la inquietud de para qué un jardín. Según la pediatra especialista en desarrollo infantil Aura Sofía Rico, “el jardín le ofrece al niño un ambiente socializador, donde, al verse ‘enfrentado’ a más pequeños de su edad, tiene que madurar ciertas habilidades sociales como la espera de un turno, el manejo de la frustración –al notar que no todo es para él–, el hecho de que no siempre es el primero y compartir juguetes”.

El jardín significa el inicio de otra etapa en el desarrollo de los niños, debido a que estarán en un lugar diferente de la casa y se relacionarán con personas ajenas a su grupo familiar. De ahí la importancia de darle un buen inicio al proceso, eligiendo un lugar apto para que las otras etapas del crecimiento personal y físico se vivan con total normalidad, sin tener que lamentar situaciones adversas futuras.

La edad en la cual el pequeño debe ingresar a un jardín también influye en la elección que se hace del lugar a donde se enviará. Para Aura Sofía Rico, esta decisión depende de la necesidad de los padres, pero asegura que un niño cuando ya camina disfruta enormemente de un espacio que le permita compartir con sus pares. Por su parte, la sicóloga especializada en desarrollo infantil Paula Bernal dice que por la infraestructura del país (relacionada con los lugares aptos para atender pequeños) un niño debe empezar este proceso a los dos años, porque resulta fundamental tenerlos en casa durante sus primeros años de vida, pero aclara: “si están mal en su hogar, es mejor tenerlos en un establecimiento con programas especiales para bebés”.

Mirar con lupaPreguntar de todo, sin temor a parecer muy preventivo, es la primera recomendación para los padres cuando visitan los jardines. Y no es para menos, pues en muchas ocasiones la omisión de detalles como la nutrición, los tiempos de juego y las herramientas que se usarán como ayudas lúdicas y pedagógicas influirán en malos momentos del pequeño si éste, por ejemplo, es alérgico a ciertos alimentos. 

En opinión de Paula Bernal, la característica más importante a la hora de elegir un jardín está relacionada con las personas encargadas del cuidado de los niños, quienes, en palabras de la experta, “deben ser preparadas, dispuestas a estar con ellos y tener conocimientos en desarrollo infantil, porque aquí pasa que muchos profesores que estudian primaria o preescolar con énfasis en colegios entran a jardines sin contar con un entrenamiento específico para la edad de los pequeños que están a su cargo”.

Contar dentro de la nómina de educadores con licenciados en preescolar, sicólogos y terapeutas, tanto de lenguaje como ocupacionales, es fundamental, según afirma la pediatra,  porque son profesionales que cada uno, dentro de su campo de estudio, aporta elementos importantes en cada área de desarrollo. Asimismo y como complemento a lo anterior, la idea es tener personas capaces de manejar bebés gateadores, caminadores y niños en edad de párvulos.

Para Bernal, otro factor importante es la estabilidad laboral de los profesores. La experta considera que no está bien rotar la planta de profesionales cada seis meses o cada año, debido a que no se da una continuidad en el proceso educativo ni en la identificación del jardín.

La proporción en número entre niños y adultos da seguridad sobre el cuidado que van a tener los pequeños y la calidad de la educación que recibirán. Así, la sicóloga dice que lo adecuado es que máximo por cada seis pequeños haya un adulto. Con respecto al tema, Aura Sofía Rico deja claro que los grupos por edad deben ser pequeños, entre 12 y 16 niños,  con profesora y auxiliar por grupo, especialmente en los menores de tres años.  Y agrega: “la diferencia de edad en lo posible debe ser de seis meses entre el mayor y el menor, para que sus habilidades e intereses sean semejantes”.

Finalmente, el jardín debe acomodarse a las necesidades y características de cada niño.

 

¿Y la parte educativa?Otro punto fundamental es el programa académico, el cual, según las expertas, debe asegurar un enfoque dirigido a estimular el desarrollo de habilidades en las áreas de lenguaje, motricidad, avances cognitivos, sociales, artísticos y deportivos, además de actividades que promuevan la parte matemática y de lecto-escritura emergente. Aquí es donde se debe tener en cuenta la infraestructura del espacio (baños hechos pensando en niños, parques seguros, zonas de movimiento, aspectos del mobiliario y espacios exteriores amplios), los materiales didácticos y pedagógicos (deben estar al alcance de los niños y no colgados todo el tiempo) y los horarios estipulados para el juego y actividades lúdicas externas (mínimo una hora a hora y media).

Por otra parte, apresurar el proceso educativo de un niño, buscando jardines con exigencias muy superiores a las que está en capacidad de hacer, no es bueno. Por ejemplo, Paula Bernal dice que inscribirlo en un establecimiento para aprender otro idioma si todavía no ha afianzado su lengua materna puede resultar en una complicación lingüística. En este aspecto, lo ideal es incluir el bilingüismo después de los tres años, según afirma Aura Sofía Rico.

Comparte este artículo

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

Publicidad