¿Cómo despertar el gusto de los niños por la ciencia?

Hacer experimentos caseros en familia es una de las claves

ciencia niños experimentos

El mejor método para hacer que los niños se interesen por la ciencia es a través de los experimentos.

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
agosto 09 de 2018 , 03:16 p.m.

¿Recuerdas cómo era tu relación con la ciencia cuando eras niño? ¿Se te facilitaba? ¿Te gustaba? o, por el contrario, ¿los elementos de la tabla periódica, las fórmulas y los datos científicos fueron tu pesadilla?

Muchos adultos hoy recuerdan con recelo su acercamiento en la infancia a ciencias como la química y la física. De hecho, muchos se niegan a pensar en el tema como algo divertido.

Sin embargo, y aunque cueste creerlo, la ciencia puede y debe ser una experiencia entretenida que combina el aprendizaje con el juego. Y así deberían aprenderlo nuestros niños.

Por eso, el reto para padres y profesores hoy está en acercar a sus hijos a la ciencia desde temprana edad y de una manera que resulte agradable y placentera.

¿Cómo lograrlo?

De acuerdo con pedagogos y educadores, el mejor método para hacer que los niños se interesen por la ciencia es a través de los experimentos pues estos no solo resultan muy divertidos sino que, además, los niños aprenden a transformar la sorpresa inicial en una explicación lógica.

De hecho, experimentar es la forma natural de aprender para un niño: a partir del primer año, se despierta su curiosidad por explorar y descubrir cómo funcionan las cosas. Es, mediante el ensayo y el error que comprenden cómo funciona su entorno.

Lo importante es que padres y profesores desarrollen con los niños experimentos sencillos, con materiales cotidianos, económicos y fáciles de conseguir, y que desarrollen un proceso que les permita despertar la curiosidad de los pequeños y llevarlos a entender de forma muy simple, algunos principios de la química, de la física y de la biología.

Fábrica de ideas

Ahora bien, es posible que te estés preguntando dónde encontrar buenas ideas para hacer experimentos con tus hijos. Por un lado, plataformas online como YouTube están llenas de canales y videos que ofrecen propuestas fáciles y didácticas para replicar.

nat geo lab

Nat Geo Lab, es una serie de 26 episodios de media hora cada uno producida por cuyo objetivo es despertar el interés de los niños por la ciencia.

Foto:

Cortesía Nat Geo Kids

Por otro, Nat Geo Kids, el destino de entretenimiento multiplataforma (Tv y App) de National Geographic Partners para niños de 4 a 7 años, estrenó recientemente Nat Geo Lab, una serie de 26 episodios de media hora cada uno producida por FOX Telecolombia cuyo objetivo es despertar la curiosidad de los niños a través de simples y divertidos experimentos para que sean los mismos niños quienes se interesen por la ciencia y animen a sus padres a intentarlos en casa.

“Está demostrado que a los niños de hoy se les puede enseñar ciencia si se les entretiene. Por eso, en Nat Geo Kids, estamos generando un movimiento que los impulse a salir de la pantalla y hacer algo más. Todos los experimentos fueron pensados para que haya interacción entre los pequeños y sus padres porque nos encontramos con una generación que está totalmente “embobada” con la tecnología pero no hay diálogo ni interacción con otros. Por eso queremos que los niños aprendan experimentos que puedan ensayar en casa y digan “wow, quiero hacerlo ¡papá, mamá, ayúdame!”, señaló Fernando Semenzato, vicepresidente senior de producción de National Geographic Partners en América Latina.

Así, en sus episodios Nat Geo Lab les entrega aprendizajes que van desde la construcción de un robot casero, la reacción química que se requiere para hacer ‘moco galáctico’ hasta el fenómeno científico que permite la creación de un cine 3D en casa o la ilusión óptica de un hoyo en la pared de una habitación.

Estamos ante una generación que está totalmente “embobada” con la tecnología. Por eso queremos que los niños aprendan experimentos y digan “wow, quiero hacerlo ¡papá, mamá, ayúdame!”

Y todo eso ¿para qué?

La idea de que los niños se olviden de que la ciencia son solo fórmulas, datos y cifras monótonas y despierten por ella sentimientos de alegría, curiosidad y entusiasmo tiene grandes ventajas y beneficios para ellos.

En primer lugar, un acercamiento temprano a la ciencia permite la formación del pensamiento lógico a través de la resolución de problemas concretos: los niños que experimentan se plantean preguntas, interpretan los resultados de sus ensayos y logran extraer sus propias conclusiones. Es así como se estimula el pensamiento crítico, muy útil para desenvolverse en todos los aspectos de su vida.