Claves para evitar quemaduras de los niños en la noche de velitas

Una de las recomendaciones es evitar que los menores manipulen la parafina caliente.

seguridad en la noche de velitas

Si bien los niños pueden acompañar la encendida de las velitas, quienes manipulen estos elementos siempre deben ser personas adultas.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: ABCdelbebe.com
diciembre 07 de 2018 , 03:27 p.m.

El próximo 7 de diciembre, Colombia celebrará una vez más la popular ‘Noche de velitas’, una tradición enmarcada en la fiesta católica de la Inmaculada Concepción y durante la cual, las familias de todo el país se reúnen a partir de las 7p.m. para encender velas y faroles multicolores en la entrada de sus casas y los balcones de sus apartamentos o al aire libre, en antejardines, zonas verdes, parques y plazoletas.

Se trata de una celebración que marca el inicio de las festividades navideñas en Colombia y que, cuenta la historia, se remonta al año 1854 cuando el Papa Pío IX emitió la bula ‘Ineffabilis Deus’, que trata sobre la Inmaculada Concepción de la virgen María, acto en el que, según los registros históricos, se encendieron velas y antorchas en varias partes del mundo.

Pero pese al festejo que encierra, la ‘Noche de las velitas’ también se ha convertido en un evento que en Colombia reporta las primeras víctimas por manipulación de pólvora en cada diciembre: de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Salud, en 2017 se registró un total de 57 heridos, 27 de los cuáles son menores de edad (cerca del 50 por ciento), siendo las quemaduras y las laceraciones, los tipos de lesiones más frecuentes.

Sin embargo, por fuera de estos reportes quedan las quemaduras leves por manipulación de velas encendidas y de la cera caliente que se desprende de ellas y que afectan, principalmente a los niños pequeños a quienes las llamas suelen llamarles la atención.

Aunque la primera y más importante medida de seguridad en la noche de velitas, y en general, en todas las celebraciones de diciembre es no permitir que ningún niño o adulto manipule pólvora u otros objetos detonantes (conducta por la cual el ICBF abre procesos administrativos a los padres de niños que resulten quemados con pólvora, que incluyen amonestaciones, así como multas establecidas en el Código de Policía), para la pediatra y dermatóloga infantil, Sofía Torres Guerrero, tampoco se pueden pasar por alto las precauciones relacionadas con quemaduras ocasionadas por el fuego de las velas y otros artefactos calientes como asadores.

“En esta fecha es muy común ver que los padres, ya sea por descuido, por negligencia o por permisividad dejan que sus niños jueguen con las velas o con la cera derretida, lo que ocasiona lesiones en la piel de manos, brazos y piernas que si bien, en la mayoría de los casos, son menores, no dejan de hacerles pasar un mal rato a las familias”, advierte la doctora Torres Guerrero.

Por ello, las autoridades de salud hacen un llamado para que los padres de familia extremen cuidados y medidas de seguridad con el fin de evitar que sus hijos resulten heridos en la noche de las velitas.

Si bien los niños pueden acompañar la encendida de las velitas, quienes manipulen estos elementos siempre deben ser personas adultas y a los niños no se les debe permitir, bajo ninguna circunstancia jugar con la parafina. Los menores deben estar supervisados en toda la jornada”, afirma Manuel Alfredo González, subdirector de determinantes en salud de la Secretaría Distrital de Salud.

seguridad velas

Las autoridades de salud hacen un llamado para que los padres de familia extremen cuidados y medidas de seguridad con el fin de evitar que sus hijos resulten heridos

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Recomendaciones para que no se empañe la velada
  • Al encender las velas: utilice candelabros o recipientes de base firme que impidan que se caigan y ubíquelas en lugares seguros, alejadas de objetos inflamables o que se puedan incendiar fácilmente como cortinas. También recuerde no encenderlas cerca a los medidores o instalaciones de gas natural.
  • Al preparar la cena: aunque los niños pueden participar en el proceso de alistamiento de los alimentos se deben tomar precauciones al momento de la cocción. De acuerdo con Manuel Alfredo González, de la Secretaría Distrital de Salud, las quemaduras por aceites calientes, en especial a la hora de freir buñuelos, y por contacto con fogones, debido a los populares asados, también se hacen presentes en esta época. Por ello, en caso de hacer asados o fritangas, impida que los niños se acerquen.
  • En la calle: en algunas zonas residenciales, las familias celebran con sus vecinos al aire libre por lo que no se debe perder de vista a los niños pues, al jugar pueden invadir la vía y correr el riesgo de ser arrollados por un vehículo.
  • En los pisos altos: las familias que acostumbran encender velas en terrazas y balcones deben instalar barreras de seguridad para evitar que los niños sufran lesiones por caída desde altura y estar atentos de ellos todo el tiempo.