Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Elimine las náuseas del embarazo

Elimine las náuseas del embarazo
Lunes, 9 Abril 2007 - 5:39pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

El 90 por ciento de las embarazadas experimenta sensación constante de trasbocar, la cual aparece particularmente en las mañanas, por lo que se ha denominado la enfermedad matutina.

Bibiana Castillo, inexplicablemente, sintió fastidio por algunos alimentos, entre esos el aguacate, que tanto le gustaba. Cuando entraba a la casa y olía el desinfectante del piso, tenía ganas de vomitar y hasta le fastidiaba el olor de su marido al despertar a su lado en la mañana.

Ella estaba comenzando a sentir las náuseas características del embarazo. Dos semanas después se hizo la prueba y el resultado fue positivo. La sensación que sentía no era accidental; en su cuerpo estaban ocurriendo cambios importantes y el malestar que sentía era una reacción.

Con la gestación llegan los episodios de vómito, sin que se ponga en riesgo el estado de hidratación de la madre. Sin embargo, “en un grupo menor de embarazadas se hacen demasiado frecuentes, aparecen a destiempo, cada vez más intensamente y de manera súbita, convirtiéndose en un problema médico que requiere cuidado y buena alimentación”, asegura el ginecoobstetra Jimmy Castañeda.

¿Por qué se producen?

Según los especialistas, el alto nivel hormonal al comienzo del embarazo genera una acción placentaria que origina corticoides, hormonas y sustancias que están encaminadas a mantener el embarazo. El ginecoobstetra explica lo que ocurre cuando se elevan sus niveles en la sangre: “Se produce alteración de los centros bulbares que controlan los movimientos gástricos, disparando la sensación de náusea o la aparición del vómito”.

Además, las mujeres en embarazo evacuan más lentamente el tránsito intestinal, lo cual favorece la aparición de las náuseas. Otro cambio ocurre en el músculo liso que forma el útero porque se relaja para permitir su crecimiento y reduce el espacio de los demás órganos.

Los problemas emocionales también repercuten en el proceso de la gestación, ya que empeoran el vómito. “La percepción del embarazo es importante; no siempre la madre es consciente de lo que está sintiendo y puede experimentar frustración o decepción e, incluso, no aceptar su condición”, asegura Jimmy Castañeda.

También las enfermedades ajenas a la condición pueden afectar a la madre y generar molestias gástricas; es el caso de las infecciones urinarias o los problemas de gripa.

¿Será que es normal?

Estos síntomas son naturales en la primera parte del embarazo y tienen otro pico no tan fuerte en el séptimo y el octavo mes.

Pero en el caso de que no se presenten, también es normal, porque eso depende de las condiciones de salud que favorecen o empeoran el problema; por ejemplo, la tiroides, el azúcar y los embarazos múltiples.

Si la mujer tiene un problema gástrico o intestinal de base como la gastritis, el colon o el intestino irritable, es probable que tenga aumento de la sensación.

Cuando los vómitos son persistentes, sobre todo al final del embarazo, se tiene que descartar otro tipo de patología que debe ser evaluada por el médico. Si hay deshidratación urge acudir a consulta, porque pueden presentarse complicaciones.

Aunque las náuseas no afectan al bebé, sí disminuyen la calidad de vida durante el embarazo.

El vómito

Usualmente es matutino. Aunque se pueden presentar algunos casos especiales,la mujer siente la necesidad de vomitar una o dos veces al día y estos episodios no pueden ir en incremento; al contrario, deben disminuir con los meses.

La sensación no se asocia con el dolor abdominal.

¿Qué hacer?

Para evitar la sensación de náuseas, tenga en cuenta:

Los alimentos no deben estar condimentados, ni tener olores fuertes. Además, debe suspender los aliños y disminuir la ingesta de líquidos. Una ayuda adicional para calmar el trastorno es consumir carbohidratos en cantidades pequeñas y fraccionar la dieta, sin necesidad de comer menos. Lo ideal son varias sesiones cada dos horas, según el ginecoobstetra José Luis Duque. También puede comer frecuentemente así haya vomitado, porque el estómago vacío aumenta la sensación. Los alimentos salados como el maní, las habas y las galletas disminuyen la incidencia de vómito. En la mañana se recomienda comer más sólidos que líquidos y evitar lo que le produzca irritación.

Por Margarita Barrero.Redactora ABC del bebé.

Herramientas

Obtendrás una tarjeta con los datos que tú y tu familia deben saber cuando el alumbramiento sea inminente.
Con el día de tu última menstruación, esta herramienta te servirá para obtener datos claves del desarrollo de tu hijo.

Publicidad