Claves para tratar la obesidad posparto

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 12:04 p.m.

Ejercicio y buena alimentación son la mezcla perfecta para lograr un peso ideal después de dar a luz.


Cuando llega el bebé, la mamá está pensando en todo, menos en ella misma. Aunque para algunas mirarse al espejo no es motivo de complacencia, la lactancia, el cambio de pañales, el llanto nocturno y el séquito de familiares y amigos que visitan la casa no dejan tiempo para pensar en los 10 kilos de más, que ahora pesan más que incluso antes del parto.

Durante el embarazo, varias zonas del cuerpo se llenan de grasa y agua. “Incluso, durante la mitad del embarazo muchas mujeres nos visitan para saber qué hacer después del parto para recuperar su peso”, dice Juan Carlos Marciales, cirujano estético de la Clínica del Chicó.

Contrario a lo que muchas madres piensan, el posparto es una época propicia para bajar rápidamente de peso y recuperar la forma, e incluso quedar más delgadas que antes. La clave está en la disciplina que se le dedique a este propósito.

John Duperly, médico deportólogo del Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bogotá, asegura que tras el parto, la mujer debe guardar un reposo entre dos y cuatro semanas. Aunque ese descanso no implica tiempo completo en la cama, porque puede haber complicaciones de circulación; la clave es realizar ejercicios suaves como caminatas, subir y bajar escaleras.

“Lo ideal es que cuando la mujer empiece su rutina para bajar de peso, lo haga con una asesoría. Tras las semanas de descanso puede empezar a hacer abdominales suaves, gimnasia para tonificar piernas y brazos”, recomienda Duperly.

Si la mujer nunca ha sido deportista, no hay razón para que durante el puerperio no comience a practicar alguna rutina; la esencia está en la asesoría para hallar el tipo de actividad más conveniente.

Durante la actividad física, la mujer debe tener presente su ritmo cardiaco, que para quienes están entre los 25 y 40 años de edad, debe ser de 30 a 140 pulsaciones. “Es cierto que para bajar de peso debe practicarse por lo menos una hora diaria de actividad; sin embargo, mientras comienza, puede hacer menos tiempo o fraccionar media hora en la mañana y la restante en la noche. Lo importante no es subir las pulsaciones, sino el tiempo de práctica”, recomienda Duperly.

Es necesario que si durante el ejercicio siente ahogo o malestar detenga la actividad y disminuya la intensidad. Puede descansar día intermedio.

Recomendaciones
• Concertar con el ginecólogo y el pediatra el momento oportuno para comenzar la dieta.
• Consuma cinco porciones de frutas y verduras al día.
• Disminuya la ingesta de porciones de carbohidratos diarias.
• Haga ejercicio por lo menos 30 minutos diarios, tres veces por semana. Y luego vaya aumentando el tiempo.
• Hay que tener constancia para ver los resultados.
• Las medidas sanas deben adoptarse como una rutina de vida, no solo después del parto.

Ejercicio más alimentación
La Clínica del Chicó en Bogotá cuenta con un programa para bajar de peso, que comienza con un análisis completo. “Médicos entrenados hacen un diagnóstico de la causa de sobrepeso de los pacientes, se realizan mediciones antropométricas, porcentaje de grasa, agua y masa muscular”, explica el cirujano plástico Juan Carlos Marciales.

El siguiente paso es diseñar un plan nutricional de acuerdo con el peso, la talla y la edad de quien busque rebajar esos kilos. Se recomienda que las mujeres acudan al programa por lo menos un mes y medio después de dar a luz.

“En algunas ocasiones, la dieta es complementada con diuréticos suaves o medicamentos quemadores de grasa, que no deben ser administrados durante la lactancia, porque pueden ser trasmitidos al bebé. El principal objetivo con este plan es que aumente la masa muscular, para dar menos espacio para la grasa”, explica Marciales.

Por eso, el ejercicio siempre va a estar indicado para este tipo de programas de reducción. “Es difícil bajar de peso si la mujer mantiene una dieta rica en calorías y es sedentaria” , señala Duperly.

Según Marciales, la idea no es restringir ningún tipo de comidas, sino diseñar un programa equilibrado en el consumo de calorías.

Por Juliana Rojas H.
Redactora ABC del bebé