Cómo mantener la vida de pareja cuando hay niños en casa

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 11:48 a.m.

Son muchas las parejas que, con la llegada de los niños, ven deteriorada su vida sexual. Algunos consejos de expertos les ayudarán a estimular ese libido, para que se acaben las excusas.

Es natural que cuando llegan los niños, las mujeres en recuperación posparto no quieran saber nada de relaciones sexuales. La cesárea o la episiotomía (corte vaginal) duelen, los senos están cargados de leche y, en ocasiones, la succión del bebé los resquebraja. Y para sumarle, el hombre está intentando abrazarla, darle un beso e ir más allá.

El terapeuta de familia Eduardo Villar Concha dice al respecto que “los hombres debemos entender y aprender a acompañar a la mujer en el proceso”.

Los primeros meses son momentos para acomodarse a los cambios que vienen con la llegada del bebé, deben establecerse nuevas rutinas, mientras las horas de sueño se agotan y el cansancio crece. Sin embargo, cuando pasa el tiempo y el ‘verano’ continúa es evidente que la vida de pareja se está deteriorando. Lo que deben comprender en este momento es que se puede seguir siendo esposo y amante, al mismo tiempo que padre y madre.

Cómo remediar los errores

Los expertos señalan algunos aspectos como los causantes de ese deterioro sexual. Analice si usted está pasando por algunos de estos:La sexualidad masculina y femenina es distinta: para las mujeres es más fácil jugar con la sensualidad, sin necesidad de llegar a lo sexual. Mientras para los hombres, un juego sensual casi siempre debe terminar en ese aspecto –léase coito–.
Entender que hacer el amor no implica tener coito. El hombre puede tocar a la mujer, sabiendo que está pasando por un proceso aún doloroso. “Uno tiene que comprender que el coito es la ñapa; antes están las caricias, hablarse, la parte verbal, el mirarse, el placer de tener la piel del otro”.Desarreglo hormonal: el sexólogo Alonso Acuña señala que cuando pasan los primeros meses de vida del bebé y la mujer continúa con la inapetencia, en ocasiones es problema hormonal. “Se puede presentar exceso de prolactina, que es la hormona productora de la leche y que puede frenar la acción del deseo sexual. También el ovario de la mujer no produce los suficientes andrógenos, que son las hormonas del de-seo, y queda postergado por un año o dos después del parto. Entonces ese problema se convierte en la causa y se achaca a otras razones”.
Realizarse un chequeo médico si después de cuatro o seis meses del parto el deseo sexual aún no aparece y usted no conoce la causa.Niños en la cama: Villar Concha recuerda a “un profesor mío que señalaba como el mejor anticonceptivo a un niño durmiendo en medio de sus padres”. Además, en muchas ocasiones, la mujer lo ‘usa’ para que su esposo no se le acerque, porque él no ha llegado a comprender que el sexo no es solo penetración. Acuña señala que “los niños suelen meterse mucho en la cama de los papás por el insomnio o alguna enfermedad. Él está feliz y el día que lo sacan protesta. Lo primero que yo hago cuando llega una pareja a consulta a decirme –se me acabó la vida sexual desde que nació el niño– es preguntarle si duerme con ellos y se encuentra uno con frecuencia que eso es lo que sucede y así, cualquier pareja se deserotiza”.
Tener a los niños por mucho tiempo en la cama corta la vida sexual. Cuando ellos se duermen puede pasarlos al otro cuarto. Tampoco estigmatice la cama y la noche como el único lugar y momento en que se pueden tener relaciones sexuales.El niño que toca la puerta: las mujeres tienden a asustarse cuando oyen ruidos, y creen que el niño se despertó. Villar recuerda una anécdota de una pareja de pacientes: “El niño se levanta a las dos de la mañana y toca a la puerta de los papás. Al ver que no le abren, él dice: ya sé que están haciendo el amor y no me importa, me abren porque tengo miedo”. Lo que este experto aconseja es hablar con naturalidad si el niño se dio cuenta. Acuña señala que “le deben explicar que papá y mamá están haciendo algo que solo es para los dos, y que el pequeño no debe molestar. Además, no falta quienes no dejan la puerta cerrada con llave”.

Trucos para un buen sexoApague el celular. A muchos les sucede que empieza a sonar desesperadamente y no falta que quieran contestar. Así cualquiera pierde el deseo.Estimular la creatividad: buscar un lugar tranquilo, un día sin afanes. “Cuando usted tiene que tomar el TransMilenio y después tres buses para llegar a la casa cansado, no va a querer hacer el amor”, dice el sexólogo Alonso Acuña.Buscar que la relación de pareja sea igual a como era antes de tener el bebé es imposible. Conversen e intenten buscar y cambiar hábitos para acomodarse a sus nuevas rutinas. Así encontrarán soluciones para no acabar con la vida sexual.La comunicación permanente permite establecer que no siempre va a haber deseo y eso no significa rechazo por la pareja.

Por Juliana Rojas H.
Redactora ABC del Bebé.