Conozca los cinco aspectos permitidos y los cinco factores prohibidos durante el trabajo de parto

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 12:13 p.m.

La comida y la situación emocional y física son algunos aspectos que se deben tener en cuenta antes y durante el nacimiento del niño.

Los 5 permitidos
1. Alimentación
En un trabajo de parto normal se debe tener una alimentación líquida, basada en jugos, consomés, gelatina, caldos, etc. Todo lo que se consuma debe ser de fácil digestión.
Se recomiendan los jugos azucarados, pues estos brindan calorías, que le dan energía a la mujer. Sin embargo, cuando se acerca el parto, se suspenden los alimentos.


2. Acompañamiento
Se considera importante la compañía del padre o de un familiar cercano, puesto que le brinda confianza y la sensación de apoyo y tranquilidad a la mujer. Aun así, se recomienda que tanto la paciente como el acompañante tengan una preparación previa. el curso psicoprofiláctico es ideal para ello. 


3. Hidratación
Se debe consumir agua, porque en este proceso se gasta mucha energía y se pierden líquidos; por eso, se requiere un aporte mayor de la sustancia. Adicionalmente, se canaliza una vena para complementar la hidratación.


4. Actitud
La mujer debe tener presente que su actitud debe ser de colaboración y tranquilidad. Es necesario que entienda que se trata de un proceso natural y que el personal médico toma las medidas requeridas para que todo salga bien.


5. Conocimiento
Para evitar la ansiedad y el temor, las mujeres deben pedirle a su ginecoobstetra tratante que les resuelva todas las dudas, pues el conocimiento previo que tengan de lo que va a ocurrir, permite que se disminuyan los índices de ansiedad.

Los 5 prohibidos
1. Lácteos
Los lácteos están prohibidos durante el trabajo de parto porque su digestión es mucho más lenta, por las grasas que contienen. El estómago los evacúa lentamente; entonces, si se requiere anestesia para una intervención, puede haber complicaciones posteriores.

2. Quietud extrema
Las mujeres no deben permanecer totalmente quietas en el trabajo de parto. Por el contrario, pueden realizar alguna actividad física, como caminar en la habitación o estar levantadas hasta que se les aplique la anestesia.

3. Aguas e infusiones
Algunas mujeres conservan creencias según las cuales es favorable tomar aguas o infusiones de manzanilla o de brevo para optimizar el trabajo de parto. Por supuesto, estos son mitos que no han demostrado beneficios. En algunas ocasiones, estas infusiones se aplican en la piel y producen ampollas.

4. Enemas
Aunque se solían utilizar para evitar que el bebé o la herida de la episiotomía se contaminaran con materia fecal, se ha demostrado que no tienen ningún beneficio y sí generan una molestia mayor en las mujeres.

5. Masajes en el abdomen
Algunas creencias sugieren que se deben hacer masajes en el abdomen para que el bebé se acomode. Pero, los especialistas aseguran que por ningún motivo se debe hacer ningñun tipo de masaje o manipulación en el área, pues en vez de favorecer, podrían complicar el trabajo de parto.

Asesoría: Jimmy Castañeda, ginecoobstetra y Presidente de la Federación Colombiana de Asociaciones de Obstetricia y Ginecología

Por Melissa Serrato Ramírez

Redactora de ABC del bebé