La dieta en lácteos después del parto

Consumir lácteos durante el posparto puede ser muy útil para la madre

Foto:

 -

Por: Tatiana Quinchanegua
diciembre 14 de 2012 , 02:41 p.m.

Sandra Guevara, nutricionista dietista de la Universidad Nacional, dice que “en la gestación, las demandas de calcio por parte del feto son muy importantes, razón por la cual el organismo de la madre tiene mecanismos para garantizarlo. Sin embargo, se sabe que las madres que no consumen el suficiente y por el agotamiento de sus reservas, pueden ponerse en riesgo de desarrollar osteoporosis”.


Muchos especialistas les recomiendan a las madres consumir lácteos durante el posparto. Es sabido que, además de proteínas, grasas, minerales y vitaminas, los derivados de la leche y la leche misma aportan grandes cantidades de calcio.


Una medida de protección importante es la entrega de los suplementos que las EPS deben dar a la mujer gestante, entre los que se incluye el calcio que deben tomar diariamente.
“Es necesario que la mamá consuma lácteos durante el posparto porque al amamantar a su bebé se descalcifica y si no lo toma a tiempo, puede desarrollar osteoporosis. La idea no es consumirlo en suplementos sino sostener una dieta rica en calcio”, asegura Eduardo Naranjo, ginecoobstetra de la Clínica de la Mujer y del Hospital Universitario de la Samaritana

Según Pablo Aschner, endocrinólogo, una mujer debería, durante el posparto, consumir mínimo 1,5 gramos de calcio al día, alrededor de cuatro porciones diarias en la dieta, que no tienen que ser necesariamente leche, puede ser queso o yogur.  Es necesario aclarar que este calcio que se consume durante el posparto no es para nutrir al bebé, pues como explica Sonia Riaño, especialista en alimentación de la Universidad Nacional, “si una madre no consume leche esto no afecta para nada al bebé, porque la composición química y nutricional de la leche materna no cambia”.


Si la madre no consume lácteos porque es vegetariana, podría reemplazarlos por verduras de hojas verdes como espinaca, brócoli o acelga. Ahora, como los vegetales no se absorben de la misma manera que los lácteos, debe ingerir en mayor cantidad para suplir las necesidades de calcio. Los derivados de la soya son una opción.


Es importante consultar a un especialista para evitar carencias de calcio y de vitaminas. No siempre la mamá requiere suplementos de calcio. Durante los seis primeros meses de lactancia, las madres pierden calcio en sus huesos, producto de los cambios hormonales que se generan en esta etapa. Sin embargo, a partir de los seis meses, el metabolismo cambia y, si se ha mantenido
una dieta rica en calcio, los
huesos empiezan a acumularlo nuevamente.

Leche no trae más leche
¿Tomar leche incrementa la producción
de leche materna?
“No, la cantidad de leche que la madre produce depende del estimulo de la prolactina, una hormona que actúaen el cerebro cada vez que el bebé succiona. Entonces, a mayor succión, más producción de leche, por lo que no se relaciona con la cantidad de líquidos que la madre tome. La madre sí necesita tomar líquidos abundantes para garantizar sus necesidades, que para este momento están aumentadas”, afirma la nutricionista Sandra Guevara.