La episiotomía, un corte doloroso y a veces innecesario

Se trata de una incisión en el área del periné para favorecer el parto.

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
febrero 29 de 2012 , 02:24 p.m.

Cuando empieza el periodo expulsivo, es decir, cuando el bebé asoma la cabeza durante el trabajo de parto, muchos médicos practican la episiotomía. Se trata de una incisión en el área del periné para favorecer la salida del bebé.

La incisión mediolateral es la más usada. También se practica la mediana (vertical) o la lateral. Sin embargo, el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología advierte que no siempre es necesaria una episiotomía y que no debe ser una acción de rutina.

Este corte, señala el ginecoobstetra Daniel Londoño, suele ser un procedimiento de rutina en madres primerizas. A veces, se recurre a esta cuando se evidencia la necesidad de mayor espacio para la salida del bebé o se hace uso de fórceps o espátulas, indica el ginecoobstetra Andrés Daste.

Para él, esta incisión evita un desgarro. En principio, dice, es mejor suturar una episiotomía; sin embargo, hay quienes prefieren suturar un desgarro, si ocurre. Según el grado del mismo, puede afectarse el esfínter rectal o presentarse incontinencia fecal.

Otros prefieren acudir a maniobras para proteger el periné, como acercar el introito con los dedos (entrada a la vagina) o masajear el periné para dilatar los tejidos.

Las primeras 12 horas debe aplicarse hielo sobre la episiorrafia (reparación quirúrgica de la episiotomía) y un antiséptico después del baño, diariamente. Si hay dolor continuo, hinchazón, enrojecimiento o sangrado, es conveniente consultar con el médico.


-Buena o mala
La decisión de efectuar la episiotomía responde a las necesidades de la paciente. Quienes la defienden consideran que:

* Es un corte nítido y preciso sencillo de reparar.
* Previene descensos pélvicos en el futuro (caída de la vejiga o del útero), así como un desgarro.
* Acelera el nacimiento del bebé.
* Evita la incontinencia.

Sus detractores opinan:
* Su uso liberal se asocia con mayores índices de daño perineal.
* Se infecta más fácilmente.
* Tarda más en cicatrizar.
* El dolor es mayor.
* Presenta incomodidad cuando se reinician las relaciones sexuales.

Andrea Linares
Redactora ABC del bebé