Los 10 ‘pecados capitales’ de papá e hijos con una mamá en casa

Cargas y falta de reconocimiento causan insatisfacción en las madres de hoy

Foto:

 -

Por: Mónica Toro
mayo 10 de 2012 , 04:32 p.m.

Sus deberes se han multiplicado: ama de casa, educadora, chef, conductora y hasta tejedora. Además, deben saberlo todo y, en lo posible, no solicitar días de descanso. Si los hijos fracasan, es culpa de ellas, pero si triunfan, es un mérito personal.

¿Pero quién se ocupa de ellas? Cientos de deberes por cumplir y pocos derechos para disfrutar. Por esto, en el mes de las madres, especialistas explican los pecados más comunes que cometen los hijos y los esposos con ellas y por los que, en algunas casos, las mamás terminan pidiendo ayuda especializada.

Madres necesitadas
Según el psiquiatra Christian Muñoz, la consulta de las madres que se sienten solas, sin apoyo y sin amor, ha aumentado. En un 30 por ciento sucede por mal trato de los hijos y, en un 14 por ciento, por causa de sus parejas.
“Las madres entre 25 y 35 años consultan porque no se sienten competentes para cumplir con sus funciones de madre y profesional. Sin embargo, las que más se lamentan por su rol son las de 36 a 55 años, quienes aseguran que su familia no valora el tiempo invertido en ellos”, afirma Muñoz.

Es el caso de Liliana, una mujer de 58 años, casada y madre de dos hijos varones, a quien le tocó recurrir a un especialista para poder aliviar la carga reprimida que le genera su hogar. “Me estaba enfermando. Sentía morirme de tristeza y soledad al darme cuenta de que mis hijos (30 y 32 años) ya me trataban mal, me menospreciaban por saber poco de tecnología y fiestas juveniles. De mi esposo tampoco recibí ningún respaldo. Él es quien menos me ha acompañado en esta vida de familia. Mis amarguras y soledades, hasta hoy en día, se las cuento a un psiquiatra, quien es el único que entiende que puedo equivocarme, preocuparme y cansarme”.

No obstante, Silvia Lucía Gaviria, Jefe del Departamento de Psiquiatría de la Universidad CES, de Medellín, señala que actualmente hay una mayor cercanía entre los padres y los hijos pero que, de igual manera, también se ha perdido la línea de autoridad y, con facilidad, se descalifica, se ignora y se es negligente con la madre, quien es la que pone límites, cohíbe, protege y también ama y reprende.

“Todas las mamás necesitan de cariño, comprensión y compañía. Se debe ser considerados y agradecidos con ellas. Las madres son el eje del hogar, pero también son seres que necesitan ayuda y motivación”, asegura la especialista Gaviria.

Los 10 ‘pecados capitales’
Lo que no deben hacer los hijos y esposo con las mamás
1. No reconocerles su labor en el hogar.
2. Ser mal agradecidos, groseros e irreverentes.
3. Asumir que ellas tienen la obligación de responder por todo lo de la casa y, por ende, nunca agradecerles.
4. No demostrarles el amor ni tener tiempo para preguntarles por su estado de ánimo.
5. Dejar todas las cargas domésticas en ellas y nunca ayudarlas.
6. No entenderlas cuando están irritables y juzgarlas como mujeres amargadas.
7. Recargarlas con la crianza de los hijos y creer que es su rol propio de su condición de mujer. 8. Hablar mal de ellas.
9. Nunca incentivarlas ni felicitarlas por su labor.
10. Criticar sus decisiones sin conocerlas.

Decálogo de las mamás felices
Según María Elena López:
1. A tener descanso y a divertirse.
2. A que su labor sea respetada y valorada.
3. A no tener respuesta para todo y equivocarse.
4. A tener ayuda y apoyo por parte de la pareja y la familia.
5. A expresar sus opiniones.
6. A no ser demeritada.
7. A ser autónoma.
8. A esperar el compromiso del padre con los hijos.
9. A expresar lo que piensa con respecto a la educación de los hijos.
10. A no ser desautorizada.