Madres cuestionan cumplimiento de la Licencia de Maternidad

Testimonio de una mujer que está en desacuerdo con el tiempo otorgado.

Foto:

 -

Por: Margarita Barrero
febrero 24 de 2012 , 05:14 p.m.

Las contracciones del parto comenzaron. Mélida Yanibe Ruiz Rodríguez iba en un transmilenio rumbo a su trabajo y aún no esperaba a su hija, pero ese día, el 22 de septiembre de este año, en la Clínica del Occidente, nació Isabela. Con apenas 26 semanas de gestación, pesó 580 gramos, un poco más que una libra.

Su vida comenzó en la Unidad de Cuidados Intensivos y ahora hace parte del Programa Madre Canguro del Hospital Universitario San Ignacio de Bogotá. Diariamente, Mélida lleva a esta bebé –que respira a través de una bala de oxígeno– desde Bosa, donde vive, hasta este centro de salud en la 45 con 7a.

Si esta situación se hubiera presentado hace un año, la licencia de maternidad para Mélida habría sido de 12 semanas. Sin embargo, amparada por la Ley 1468, aprobada el 30 de junio de este año, tiene derecho al pago de 14 semanas de descanso remunerado y, como su hija fue prematura, también recibe el dinero y el tiempo equivalente entre la fecha del alumbramiento y la semana 37 de gestación (nacimiento a término). En su caso, según los archivos de Aliansalud, su EPS, le otorgaron 161 días de licencia.

Ella, así como otras mujeres, desconocía el número de días a los que tenía derecho y se enteró de la ley para las madres de prematuros cuando averiguó en la EPS, por sugerencia de su empleador. “Ni en el hospital ni en las consultas con el ginecobstetra me dijeron nada sobre la licencia hasta que llevé los papeles a la EPS y después de 5 días hábiles me dieron respuesta. La señora que me atendió no sabía bien cómo funcionaba y me recomendó que si no me resolvían el problema pasara un derecho de petición”, afirmó.

Al respecto, Gloria Eugenia Gómez, vocera de Aliansalud, dijo que las mamás cotizantes se enteran de los beneficios por la carta de derechos y deberes que entregan en la afiliación. “Hace tres meses incluimos los cambios de esta ley y la mandamos a la Superintendencia. Además, se anunció en nuestra web”, sostuvo.

Según Gómez, informar a las madres sobre la licencia de maternidad no es una labor de los médicos. “Ellos se encargan de las prestaciones asistenciales; de las económicas, la EPS a través de las líneas de atención al cliente”, agregó.

Mélida está muy agradecida porque ahora puede quedarse con su hija hasta febrero, pero las cuentas no le cuadran. “Creo –dijo– que deberían ser más días porque a una compañera que tuvo el niño de 7 meses le dieron 178 días (más que a mí) y mi hija nació de 5 meses”, aclaró.

Basada en la historia clínica, la vocera de la EPS aseguró que le dieron las semanas que determina la ley. Para la senadora vallecaucana Dilian Francisca Toro, la falla en la comunicación está en una reglamentación que todavía no se ha hecho. No obstante, afirmó que las madres pueden reclamarle a la EPS y si no logran ser escuchadas deben dirigirse a la Superintendencia. “El trámite es administrativo en las EPS. Además hay que tener en cuenta que no todos los médicos conocen las leyes y así la obligación de informar a la madre queda a la deriva”, comentó.


Para Alexandra Moreno Piraquive, presidenta de la comisión de la mujer, esta ley no necesita reglamentación. “Se hizo para aumentar las semanas de la licencia, pero las EPS tienen la obligación de dar la información, deben saberla, conocerla y adoptarla. La ley es la ley”, concluyó.

Más casos
Al Programa Madre Canguro del Hospital San Ignacio, de Bogotá, que recibe en promedio a 100 madres al mes, todavía llegan muchas sin información sobre su licencia. La mayoría se entera a través de otra mujer o por Internet. Pocas veces reciben información de las EPS sobre el tema. “En el programa les explicamos en un papel sus derechos y lo que deben hacer, pero creemos que las EPS son las que deben informar y esto no se hace siempre”, afirmó la pediatra Nathalie Charpak.