articulo patrocinado
Logo Similac Mamá

Mitos y verdades sobre la alimentación durante el embarazo

Lo más importante es seguir una dieta balanceada sin excluir ningún tipo de alimentos.

Mujer embarazada
Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
febrero 14 de 2018 , 04:36 p.m.

Cuando una mujer queda embarazada, recibe consejos por montones y seguramente todos tienen la intención de ayudarla a vivir mejor sus 9 meses de gestación. Sin embargo, no todo lo que se escucha por ahí es cierto, por eso es importante saber qué es verdad y qué no según los expertos, para llevar una buena nutrición tanto para la madre como para el bebé. Aquí, los mitos y las verdades.

Debo comer el doble. Falso. Comer bien durante el embarazo no consiste en duplicar las porciones de los alimentos ni tampoco el número de veces que se come durante el día. Comer por dos significa nutrirse muy bien porque se le está dando vida a otro ser humano, pensar en que cada alimento contribuye a la salud de dos personas y al buen desarrollo de una nueva vida. Comer por dos debe entenderse como ser consciente de que madre e hijo dependen de los mismos alimentos para estar sanos.

Debo evitar las carnes crudas. Cierto. Siempre es mejor evitar el pescado y los mariscos crudos, el sushi y también verificar que el cerdo esté muy bien cocinado.

Jamás puedo comer pescado. Falso. Lo que sucede con el pescado y los mariscos es que su consumo debe ser limitado. La Agencia de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos recomienda reducir el consumo de atún y de otros pescados a 300 gramos a la semana, algo así como el equivalente a dos porciones. Así que, si viajas a zonas donde el pescado es un alimento frecuente, puedes comerte uno bien preparado siempre y cuando esté totalmente cocinado.

El alcohol está prohibido. Cierto. Si bien algunos ginecólogos consideran que la madre se puede tomar un vino de vez en cuando, lo mejor es decir no al alcohol, pues este puede afectar la salud del bebé. Si estás de viaje en unas vacaciones, puedes pedir que te preparen unos cocteles sin alcohol o tomar agua con gas con frutas y gotas de jugo.

Debo comer cinco porciones al día. Cierto. Lo mejor para alimentarte bien durante la gestación es fraccionar tus comidas en cinco o seis porciones ligeras al día. Además del desayuno, el almuerzo y la comida, es bueno incluir medias nueves y onces. Si estás de paseo o en vacaciones, puedes comer cualquier fruta, unas galletas saladas, una barra de cereal y una porción de nueces y frutos secos. Son alimentos fáciles de llevar y que puedes encontrar en la mayoría de tiendas.

Debo consumir ácido fólico. Cierto. Es importante que lo consumas antes y durante el embarazo, principalmente durante el primer mes de gestación. Es bueno tomar el suplemento y siempre debes preguntarle a tu médico al respecto.

Debo comer de todos los grupos de alimentos. Cierto. La buena alimentación es aquella que está compuesta por proteínas, carbohidratos, frutas y verduras. Este balance lo debes mantener durante los 9 meses de gestación. En general, la mitad de los alimentos del día deben corresponder a frutas y verduras, un cuarto a proteínas y otro cuarto a cereales. Esta es una forma sencilla de saber cuándo se está comiendo bien. Si analizas bien estas proporciones, descubrirás que durante unas vacaciones o un paseo siempre encontrarás qué comer para cuidar tu salud y la de tu bebé.

Todas tenemos antojos: Falso. Solo algunas mujeres tienen antojos y aún no se tiene clara la razón por la cual estos se producen, pero lo cierto es que se pueden satisfacer siempre y cuando sean moderados. Un pedazo de torta o un chocolate no le harán daño a nadie, pero comerlos todos los días sí puede ser perjudicial.

Debo reducir la cafeína. Cierto. Algunos expertos recomiendan que máximo te tomes dos tazas pequeñas de café al día, sin embargo, si puedes evitar la cafeína y consumir siempre bebidas descafeinadas será mejor para ti y para tu bebé.

No debo comer huevos crudos. Cierto. Este es un alimento que debes evitar durante el embarazo como por ejemplo no comer masas de galletas, de ponqué, de postre o de algunas salsas.