Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Cirugías para tener glúteos firmes y redondos

glúteos
Por: Margarita Barrero
Lunes, 5 Febrero 2007 - 11:22am

Un cirujano plástico habla sobre cuáles son las más recomendadas.

0

Comentarios

Comparte este artículo

La cola, aparte de ser una de las zonas más sensuales del cuerpo, es fundamental a la hora de vestirse, para tener una figura armónica. Además, se convierte en punto cardinal femenino obligatorio que no escapa la mirada de los hombres.


Por eso, tal vez, no hay parámetros de edad para conseguir los anhelados glúteos. Entre los 16 y los 60 años, aproximadamente, está el rango de edad de las mujeres que buscan someterse a una cirugía de aumento. Cuando una mujer llega a consulta donde el cirujano plástico Ernesto Andrade, luego de reconocer los motivos que la llevan a querer practicarse una intervención quirúrgica, se le explica qué se puede o no hacer usando como referencia unas fotos de su propia cola.


Alternativas


La más recomendada por el cirujano plástico Andrade es colocar grasa propia en los glúteos. “La grasa que se saca de la liposucción se inyecta en la zona y no se generan reacciones secundarias”, aclara.


Pero el volumen de las nalgas puede cambiar con las variaciones de peso. Además, hay riesgo de que el cuerpo absorba el porcentaje de grasa colocado.


El procedimiento cuesta 6 millones de pesos.


Pero si prefiere tener las conocidas siliconas, similares a las que se ponen en los senos, puede recurrir a la opción dos. Son implantes que se colocan de manera independiente en cada nalga a través de una incisión en el medio, explica el especialista. Los primeros días son difíciles de manejar por la alta posibilidad de infección que genera la cercanía con el ano. Se recomienda dormir boca abajo.


Aunque el resultado se ve al ponerse un pantalón, durante el sexo no es tan cómodo porque la cicatriz de 10 centímetros se hace evidente, comenta Andrade. Además, se debe hacer ejercicio para no perder el volumen que cubre el implante, el cual con el paso de los años se desplaza. Cuesta 7 millones de pesos.


La tercera opción es la colocación de biopolímeros, la cual no es recomendada por ningún especialista por los riesgos que conlleva. Según Ernesto Andrade, consiste en poner silicona líquida en la cola, generando aumento de volumen. Se ve una nalga bien formada y no se palpa como un implante de senos. El problema radica en que el líquido migra a la piel rompiéndola y volviéndola acartonada; por eso salen barros, se infecta y duele. También puede deslizarse hacia las piernas o migrar a la vagina, donde los labios se hinchan y se ponen grises; por supuesto, se acaba la vida sexual.


No hay forma de aliviar el dolor o disminuir las consecuencias, una vez se mezcla la silicona con los tejidos. Los efectos secundarios se demoran de 4 a 6 años en aparecer y ocurre en el 100 por ciento de las mujeres, afirma Ernesto Andrade.


La cuarta opción es la colocación de los hilos rusos. Se trata de atravesar cada nalga con un hilo y apretarlo. Usualmente los resultados no son duraderos.


Si el caso no es de aumento, sino de disminución de volumen, hay un procedimiento que la moldea, sacando la grasa sobrante. Si hay huecos o está desproporcionada, la cola se rellena con grasa. Cada incisión es de dos milímetros y no hay cicatrices, ni dolor.


 


 


 

Comparte este artículo

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Tool Emergency Card description
Con el día de tu última menstruación, esta herramienta te servirá para obtener datos claves del desarrollo de tu hijo.

Publicidad